El miedo al tiempo

Tomás Blogs

visibility

75.0

favorite

1

mode_comment

0


Hoy en día hay un problema, el miedo a perder un segundo de tu vida, el CARPE DIEM llevado al extremo, pero quiero hablar de un tema respecto a esto, sí, el AMOR y el MIEDO AL TIEMPO
Hay que gente parece no temerle a la soledad perpetua, por lo que no tienen prisa, pero pasará por una parte lo que les sucede a muchos, que un día despiertan yyy piensan: vaya, han pasado X años de mi vida y no me he preocupado nunca por el amor, ahora tengo miedo de seguir perdiendo tiempo y perderme el sentir esto de forma más profunda, ahora que siento aunque sea un 1%, quiero experimentar el 100% yy temo no poder disfrutarlo todo el tiempo que debiera. Se teme conseguir aquello que tanto se ansía de forma tardía. Y es cierto, pero tampoco hay que desesperarse por ello, no como por el contrario, aquellos que se preocupan por buscar el "AMOR" connn ¿qué? ¿12 años? ¿hola? Porque literal, lo he visto, niños rayándose muy fuerte la cabeza por amor.
Solo se puede buscar el amor cuando uno se quiere a sí mismo, y para eso debe pasar el tiempo que sea necesario, no importa si son 15 que 20, si no te amas a ti mismo no puedes amar a alguien.
Y es que es eso, niños que no entienden todavía oseaaa no les ha dado TIEMPO a comprenderse a sí mismos, ya están desesperados buscando experimentar todas las delicias que la vida les brinda y presionarlas al límite (emborracharse, porros, sexo, amor (amor entendido por sexo y sufrir de forma tonta, etc)), porque parece que se van a morir mañana, como si al día siguiente fueran a tener 60 años y su cuerpo ya no diera para más. Luego resulta que jóvenes se han cansado del sexo, tal cual he leído que ocurre, te has pasado toda la vida haciendo algo y aunque sea muy bueno, te aburre.
Y es que una vez se prueba el hipnótico, embriagador y adictivo sabor de la vida, el objetivo es aprovecharlo al máximo, pues un día, por mucho que el deseo apremie, el cuerpo no podrá soportarlo. Y en muchas ocasiones, como he dicho antes, ese despertar empieza cuando un día sientes algo distinto hasta el momento, no solo una necesidad de AMOR que surge de golpe, sino que ha despertado por algo (alguien) aunque no seas consciente de ello, en ese momento ves que eres capaz de sentir cosas que no creías posibles, pero para eso, hace falta tiempo, un tiempo de autorreflexión, de hablar con uno mismo (ese tiempo hay que invertirlo sí o sí y como he dicho, puede llevar años, pero vale la pena) para llegar la mejor versión de uno mismo.
Hay que amar a quien quieras, no a un modelo estereotipado de la sociedad, no un producto con patas, sino a quien tú realmente quieras.

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo