Cansarnos pronto

Tomás Blogs

visibility

75.0

favorite

1

mode_comment

0


En Internet hoy día hay una constante búsqueda de superar nuestras espectativas ante la normalización de lo que nos rodea
Hace poco escuché por ejemplo, que hay casos de bullying donde los jóvenes no hacen nada, pues lo ven como algo normal que no sale de lo que están acostumbrados, que necesitarían un estimulo mayor saliendo de la media de lo que han podido ver para reaccionar
En ese aspecto estamos "inmunizados" de espanto, pues he escuchado también que un adolescente en su vida ha visto miles de miles de asesinatos vía pantalla a través de muchos medios, ya sea videojuegos (eso de los videojuegos y la violencia asociada a ellos (supuesta almenos) daría para un apartado aparte), películas, Internet buscando experiencias fuertes para ver o las propias noticias. Se ha visto con el caso del terrorista que retransmitió en directo una matanza a modo de videojuego shooter y tenía muchas visitas en directo, al igual que películas donde se jugaba con este concepto a modo de experimento social mortal, el del morbo y la búsqueda de adredalina a través de una pantalla, la búsqueda de la sangre, del circo romano de nuestro siglo.
Podemos moverlo a cualquier ámbito perfectamente, donde con poco nos acomodamos y enseguida buscamos el siguiente nivel para buscar impresionarnos.
Es como se suele decir de la juventud, que empieza demasiado temprano a hacer según que cosas y se pueden llegar a aburrir de hacer cosas no family friendly (entiéndase cosas xxx (vaya parafernalia para intentar ser Family Friendly)).
La búsqueda de la perfección resulta ser tras determinado tiempo algo normal y rutinario que pasa a segundo plano y busca ser prontamente sustituído por algo que ofrezca la sensación del principio, aquel sentimiento de novedad
Es como los niños, quieren algo que han visto con todas sus fuerzas, una vez lo tienen les dura 5 minutos a lo sumo una vez ven lo que es en realidad y la utilidad real, el tiempo de entretenimiento que puede ofrecerles
Resulta triste, pero lo hacemos constantemente con todo lo que tenemos en vez de por ejemplo, a los objetos darles la durabilidad que deberían hasta que les llegue "la muerte", hasta que dejen de ser útiles.
Es como los teléfonos, el mítico ejemplo: te compras el teléfono que sea versión 8, poco tiempo después sacan el 9 y se compra por ser nuevo. El 8 pues ahí está, para vender de segunda mano. Ese teléfono tenía todavía mucha vida útil hasta que fuera obligado cambiarlo, pero es el tema de ser trendi, estar a la moda (que también pasan pronto acorde a las variadas industrias que según sus criterios determinan cuánto dura el consumo de un producto hasta que se obliga a consumir de forma innecesaria en otro, aunque estaríamos hablando otra vez de la obsolescencia programada).

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo