Señor

Tomás Blogs

visibility

59.0

favorite

1

mode_comment

0


Llega un momento de la vida aunque no se quiera (normalmente nunca quieres que llegue) en que te ocurre lo siguiente: tras estar toda la vida siendo un renacuajo a ojos de todo el mundo, un día alguien te llama «SEÑOR»
Me ha pasado hoy y quería reflejar mis pensamientos sobre esto, aquí sí puedo contar mi vida tranquilamente jaja
A lo largo de la vida me he encontrado gente que ha pedido que se la trate con ese apelativo, para un trato más formal ya que la persona a la que te refieres es mayor y exige un respeto. Ahora bien, otras personas se ofendían si se les trataba así, pues alegaban: «no me hables como si fuera una abuela».
Ves diferentes reacciones al respecto, pero cuando te pasa a ti, que tu cara ya abandona la niñez y eres mayor a otras personas, estas personas menores que tú te tratará con ese respecto que se les ha enseñado y que también te fue inculcado, en ese momento puedes sentir un choque, como vemos en muchas series humorísticas cuando reaccionan a esa palabra «SEÑOR/A».
La primera vez que te ocurre piensas: «¿Cómo que señor? (piensas con indignación) Pero si tengo poco más de 20 (por ejemplo)», ya, pero quizás te lo haya dicho un niño y para el renacuajo cualquiera que mida un poco más que él, es una persona adulta en contraste, por lo que lo dice por educación e inocencia
Pero cuando te lo dice gente adolescente (gente joven), ves que no te ven en su mismo nivel de vejez a nivel físico al menos. Pero hay que aceptar ese título que te otorga la vida, es algo que no se puede evitar, además, siempre podemos ser unos niños por dentro y sentirnos siempre jóvenes, eso no nos lo quita nadie.
Piensa además lo que conlleva la palabra «SEÑOR/A», denota autoridad ante quien te lo dice, te considera adulto y te respeta (debería xd), te ve como una figura autoritaria por lo que ves que dejas de estar a la sombra de todo el mundo, tiene sus ventajas, es cuestión de tomárselo con filosofía

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo