Lo que esconde la Luz (Un Relato Maldito)

Géneros: Misterio, Suspense, Terror

A través de significados y relatos, de este escrito, Lara te contara su terrible historia y su experiencia tras haber cometido un error ocasionado por la fe.

El único Capitulo de mi historia

Lo que esconde la Luz (Un Relato Maldito)

visibility

156.0

favorite

0

mode_comment

0


Desde pequeños nos contaron que la oscuridad ocultaban muchos misterios, muchos que nunca se supieron y quizás que nunca se sabrán, sin embargo jamás nos contaron que algo parecido pasaba con la Luz, si, algo tan claro como la luz también pueden ocultar cosas que jamás esperaríamos y yo fui una de los que pudo presenciar algo, mi relato es para decirles que tengan cuidado con lo que hacen o dicen, ya que si no sabes qué consecuencias puedan traer.
Soy una chica de 16 años mi nombre es Lara, fui una persona muy creyente, creo que esta historia podría ser descrita con un versículo, ese versículo sería Job 33:22-26
“Entonces su alma se acerca a la fosa, y su vida a los que causan la muerte. Si hay un ángel que sea su mediador, uno entre mil, para declarar al hombre lo que es bueno para él, y que tenga piedad de él, y diga: “Líbralo de descender a la fosa, he hallado su rescate"
Este versículo se podría decir que habla sobre una pobre alma que se tiraría a la fosa para morir dentro de ella, que si había un ángel quien sea que venga y lo libere, este versículo podría explicar muchas cosas.
 
Todo empezó un sábado que íbamos a la iglesia ya que como les conté era muy creyente, yo soy practicante de la religión judío-cristiana, por lo que tenía reunión de jóvenes ese día, la iglesia que yo asistía era de gente que no era del país, sinceramente nunca supe quienes eran ya que nunca se presentaron, solo eran como los dueños del lugar y listo, se rumoreaban que eran polacos.
 
Un día vagando por la iglesia pude dar con unas escaleras escondidas que daban a una parte subterránea donde podía ver que habían libros guardados muy viejos, todos escritos en diferentes idiomas, desde el latín hasta el griego sin embargo ese lugar podía sentir presencias no las sentía amenazantes porque ya estaba acostumbradas, siempre he sido sensible a las energías intangibles, sin embargo a los 2 minutos de estar ahí me llamo la atención un pedestal de mármol, que tenía una pequeña estatua una arcángel nunca mencionada sosteniendo a una bebé quien lloraba, no fue hasta los 2 segundos que me di cuenta la arcángel también lloraba pero sus lagrimas estaban pintadas de un color carmesí ya desgastado por la antigüedad, por lo que imaginaba que estaba llorando sangre, como cuando Jesús sudaba sangre por la agonía de ser sacrificado.
 
Dando la vuelta para ver mejor la estatua en el pedestal, en la parte de atrás venía escrito unas palabras que al parecer eran en latín
 
“Cecidit Angelus venit ad me vis nosse me dolor meus, et stones”
 
En ese momento no entendía que era lo que decía, por lo que lo repetí varias veces solo porque me gustaba como sonaba, puede sonar estúpido, pero es la realidad, sin embargo, en un momento el ambiente se tornó muy pesado, por lo que me dirigí para salir del lugar, ya fuera pude respirar de nuevo, por la tensión que ejercía ese lugar tan de pronto, pero no le di importancia.
 
 
Después de la reunión de jóvenes me dirigí a casa junto a mi mejor amiga Diana, ella vive prácticamente al frente de mi casa, cuando llegamos al lugar nos despedimos y cada quien, para su casa, como dice la canción.
 
Me puse a ser mi tarea a las 6:00 pm ya que tenía que entregarla el lunes, pero quería descansar el domingo en la excursión hacia el parque forestal, hecho esto me dirijo a dormir a las 7:00 pm, una vez dormida sentí un calor muy fuerte, algo que realmente era extraño porque estábamos en invierno, pero igual yo no podía despertar solo estaba incomoda, hasta que entre en un sueño lucido, pero no podía controlar nada era como un tipo de ilusión o algo, pero estaba consciente que estaba soñando.
 
Estaba en un bosque muy verde, el sonido del viento soplaba tan dulcemente que parecía acariciar en vez de mover  las hojas de los árboles, un silencio que no te daba miedo si no paz, sinceramente estaba muy tranquila, hasta que vi una silueta alada acercándose a mí, pensé que era amistoso, hasta que de la nada arboles empezaron a caer quemados y en llamas, yo estaba en medio de todo eso, ¿Cómo era que todo se convirtió tan rápido en un incendió forestal?, aquella silueta seguía caminando hacia a mí, no podía fijar ninguna de sus facciones, era completamente negro, parecía un hombre con alas, y una espada corta, pero de la nada comienzo a sentir que su presencia era muy abismal, muy grande para ser simplemente un humano disfrazado, era la primera vez que sentía una presencia en uno de mis sueños, por lo que estaba muy asustada
-¡¿Quién eres?!-  Le grité con la voz entre cortada y apunto de llorar, todo me aterraba y no podía despertar
Lo tuve a metro y medio de distancia en medio de esos árboles quemados, tan al frente que hasta podía oler un olor tipo azufre ¿tenía acaso a un demonio enfrente mío? ¿tan mala he sido que Dios me castiga con uno de los cancilleres del infierno?, yo estaba ya cubierta de lágrimas por la agonía de simplemente verlo, en un intento de salir del lugar me quemé la mano izquierda con aquel fuego de los arboles -LARGATE! ¡AQUÍ NO ERES BIENVENIDO! ¡SE QUE ESTO ES UN SUEÑO ASÍ QUE TE ORDENO QUE TE VAYAS! - Le grite a todo pulmón para intentar que se fuera
 
Dijo unas palabras que realmente no le pude entender, era un idioma que jamás había escuchado, o si quiera hubiera existido, termino de decir aquello y comenzó a elevar su brazo con aquella espada corta, y de un momento a otro me la tiro a la cara y justo antes que me atravesara la cabeza, desperté envuelta en sudor, miré mi mano derecha y estaba envuelta con gaza y demás, me extrañó, porque era el mismo lugar donde en el sueño me había quemadoLe había preguntado a mi madre que había pasado y era que al parecer en la noche anterior hicieron una fogata en familia y yo me caí cerca y me quemé la mano, pero era algo extraño, mismo lugar que en el sueño, y mi madre lo contaba como muy segura, pero a la vez como dudando, era muy extraño, era como si alguien le hubiera dicho que decir o si directamente le hubieran metido algo en la cabeza que nunca existió, porque como les dije yo me fui a dormir después de hacer mi tarea.
Me fui a bañar, comencé a quitar la ropa hasta quedar completamente desnuda, me fije en el espejo, y tenía la parte blanca de mis ojos las tenía de un color naranja, era algo muy extraño, según la biblia, el color naranja significaba Fuego de Dios, Liberación o alabanza apasionada, parpadee pensando que me lo había imaginado y cuando abrí los ojos ya no estaba, estaban normales, eran las 8 am, me bañé algo insegura porque todo lo que pasaba era muy extraño, aunque no lo crean me estaba alistando para lo que era una excursión del colegio ya se los había dicho, íbamos a un parque forestal, un domingo, en la cual la iglesia Católica-cristiana había dicho por estudios que el día del Dios “Sabbat” sería los domingos es decir, el día de descanso.
Me dirigí al colegio para dar mi credencial de institución junto a esto el permiso para poder ir, siempre quise visitar ese lugar decían que hasta las personas más amargadas y serias sentían una felicidad al entrar a ese lugar, me monte en el bus, junto a Diana para luego quedarme dormida ya que estaba un poco lejos, Diana se había acurrucado también en mi para dormir, a las 2 horas de viaje llegamos al lugar, tan hermoso como era las fotografías, y eso que estábamos cerca del estacionamiento, la maestra nos comenzó a dar una charla, que podríamos caminar por una hora en grupo para conocer el lugar y después nos darían un tour completo por el bosque mostrándonos curiosidades y secretos, me hubiera gustado saber cuáles eran.
Empecé a caminar con Diana y 3 compañeros más con los cuales si acaso apenas hablaba, me metí tanto en la naturaleza que no me di cuenta que me había despegado del grupo, estaba tan feliz y en paz, hasta que me di cuenta que en el lugar que yo estaba, era el mismo, trague saliva, me di la vuelta para ver donde estaban mi grupo y no lo veía, hasta que escuché una trompeta grave, , me voltee, y pude ver como aquella sombra que había soñado alada de cuerpo de hombre estaba acercándose ¿acaso ese sueño era una premonición? No sabría decirlo, sin embargo los arboles no ardían, no tenía la fuerza para salir corriendo, pero solo me salió una pregunta que se la grite en lo que se acercaba!
-¿QUIEN ERES? ¿Cuál ES TU NOMBRE?- Le grite llorando y con la voz quebrada
 
Lo único que escuche fue
 
-“Azrael….”- En un susurro muy leve
 
El arcángel de la muerte me estaba asechando, la espada que cargaba estaba envuelta en una energía que se sentía malvada y poderosa, capaz de corromper hasta la persona más bondadosa, sin darme cuenta en un parpadeo ya lo tenía enfrente, el ambiente se puso gélido hasta se podía ver mi respiración, mire hacia abajo ya que sentía un ardor en mi pecho, y es que fui atravesada con aquella espada de aquel Arcángel
-¿Porqué…? ¿Por qué morir en mano de un arcángel…? - Le había preguntado en lo que veía como mi vista se nublaba
-El Juego de Dios es mantener equilibrado el mundo, algunos están hechos para morir y convertirse en seres demoniacos, y espectrales como lo serás tú, para mantener el equilibrio espiritual, y otros simplemente se resguarda el alma para futuros planes…El paraíso no existe… ahora muere y cumple tu cometido… Nueva demonio…- Me dijo Azrael para luego cortarme la cabeza sin peso alguno
 
¿Se acuerdan del pasaje de Job que les hable?, nuestra fosa es la muerte, el ángel será quien decida si dejarnos en la oscuridad o mantenernos en la luz, por lo que parece un futuro plan de Dios, matarnos a nosotros los mortales para corrompernos y convertirnos en demonios ambulantes… solo para mantener el equilibrio, este no es el amor y la paz que me prometieron en mi religión.
 
Mi cuerpo nunca fue encontrado tras 1 año de búsqueda en aquel bosque, era como si nunca hubiera existido, este plano astral es muy solo, por lo que decidí ejercer mis deberes como Demonio, poseí a mi mejor amiga para escribir esta historia, cualquier persona que lea, piense la frase en latín, pronto me hará compañía, y podremos poseer a quienes se nos venga en gana y causar el dolor que este juego nos causo, así que si ya leíste esto, Azrael te buscará y estarás aquí conmigo, en nuestra nueva vida, traída por la corrupción de un Dios oculto tras una máscara de bondad. Una luz que jamás existió
Nos vemos pronto, Querido Lector, ya entraste en la mira del arcángel de la muerte… tu muerte y transformación están próximas…
 
-Lara

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo