Desde fuera

Géneros: Misterio, Romance, Suspense

Tags:

amor_loco
amor
obsesión
Yandere
Locura

Se dice que "El amor es libertad" pero Erick no lo ve de esa manera, en su punto de vista enfermo el amor es una prisión de por vida, este joven es por naturaleza una persona sadistica que desde pequeño a estado obsesionado con su vecina Karen, en su perspectiva enferma el la "ama" y por eso quiere que sea suya, su posesión, su propiedad, estando al acecho como un depredador a su presa, pero esta no es su historia, si no la de su hermana menor Elizabeth quien desde pequeña noto las tendencias psicópatas de su hermano y la obsesión por la vecina, pese a tener miedo por propia voluntad y sin poder ignorarlo decide convertirse en el ángel de la guarda de su hermano tratando de evitar que cometa locuras y si no puede ayudarlo al menos intentara protegerlo para que nada malo le pase. Desde fuera, es la historia de una persona que ve la historia de un Yandere obsesionado de manera externa intentando no involucrarse aunque en ocasiones no pueda evitarlo Portada hecha por: AniitaRuiz Muchas gracias a Aniita

Prólogo

Desde fuera

visibility

441.0

favorite

3

mode_comment

1


La oscuridad me desorienta, escucho el sonido del césped crujir mientras avanzo lo más rapido que puedo, no se hacia dónde estoy corriendo, en este bosque oscuro a la mitad de la madrugada, sol tengo mi teléfono para iluminar mi camino, pero no se hacia dónde voy jamás pase por estos caminos sola, ademas de que la adrenalina y el temor es muy mala combinación
Dicen que cuando estas a punto de morir tu vida pasa por tu mente en un instante pero hasta hace un segundo yo me había negado a aceptar la realidad, aunque ya es completamente innegable, solo observo la situación, estoy en un bosque oscuro con solo la luz de mi teléfono para iluminar el camino y escucho la risa de mi perseguidor detrás mío, estoy más que segura de que él está jugando conmigo, le encanta hacer eso, siempre ha sido como un gato, un hermoso gato siamés, se ven adorables pero tú sabes que son cazadores listos para saltar y matar a su presa, por no mencionar que antes de comérsela juega con ella como si se tratara de uno de esos juguetes con cascabel
El sonido de mis pasos en el pasto se detiene cuando paro en seco juntando mis pies, dejo caer el teléfono al suelo y caigo de rodillas al piso, con la resignación la adrenalina comienza poco a poco a irse lo que conlleva a que el dolor empiece, el dolor es insoportable y eso que sal corriendo, ni siquiera sé exactamente en donde me golpeo el cuchillo, lentamente llevo mis manos a la espalda para descubrir que la herida está en mi espalda baja, no estoy segura pero diría que a la altura de los riñones, mi respiración comienza a tornarse más y más fuerte mientras el dolor aumenta, el frio de la noche tambien me afecta tanto que comienzo a toser y temblar sin embargo me niego a llorar pese a que podría estar a las puerta de la muerte
No sé si tiemblo de miedo o de frio, reflexiono sobre todas las situaciones que me han traído en esta maldita situación pero no quiero victimizarme, soy consciente que me he metido en esta situación prácticamente por voluntad propia y siendo completamente consciente de ello.
Escucho pasos detrás mío ya que el césped cruje aunque por el sonido se nota que los pasos van a un ritmo tranquilo, trato de relajarme, pero es imposible no importa lo mucho que haya ¨aceptado¨ la situación, trago saliva y giro la cabeza lentamente para ver a mi perseguidor
La oscuridad cubre su cara pero no necesito verla, la conozco, se perfectamente que expresion tiene, la he visto mil veces, aunque me encantaría estar equivocada, la poca luz que genera mi teléfono solo me deja ver el cuchillo en su mano, aun manchado de mi sangre cierro los ojos un momento, no sé si para tomar valor o porque simplemente la situación me parece lo más irrealista que podria ser, no importa que que lo haya asumido segundos antes o mejor dicho años, muchos años antes, abro mis ojos para verlo directamente a su figura ya que pese a que no pueda ver su cara sé que él puede verme por lo que decido expresar las que probablemente vayan a ser mis últimas palabras.
Siempre he sabido –  aguanto las lágrimas – Siempre, desde que éramos niños – suspire mientras la sangre baja por mi espalda de la herida abierta y el dolor constante no me deja hablar normal – Que algún dia, me ibas a matar.
 
  • Henar J.A.-image Henar J.A. - 15/12/2019

    Uooo, ya desde el prólogo empieza con ese giro. Bien bien, muy interesante. Gracias por leer "Sin Alas". <3

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo