"Sobre cosas que pierdes, y nunca vuelven".

Memorias a través de los años

visibility

104.0

favorite

0

mode_comment

0


Recuerdo ese día
Imágenes se atraviesan por mi ingenua mente
Eran las 9:00 am
Hacía un día perfecto
El sol resplandecía tanto como su sonrisa perfecta…
Proyectaba su luz justo en los árboles
Creando sombras, y dejando ver el matiz de colores verdes y amarillos de sus hojas…
Viendo desde la ventana
Me pierdo en el color azul del cielo, el mismo color de su camisa…
Esa que él usa y me encanta
Me recosté en mi cama y me hundí en mis pensamientos…
En él
De repente me concentro
Hoy lo iba a entregar
Por fin la iba a ver
Escucho un crujido y mi hermano aparece por la puerta de mi habitación
Me mira
Sus labios se abren, intentando formar palabras pero, no salen
No puedo descifrar lo que intenta decirme
Solo asiente y escucho:
“Ya no está”
No lo creo
Simplemente me volteo
Después de un rato empiezo a alistarme
Para ir a esa cárcel
Que llaman “secundaria”
Asisto a clases y al regresar a mi casa
Me cambio
Voy con el color del luto, del fin
Vamos al velorio
Llegamos a ese sombrío lugar
Toda la familia está presente
Se siente un aura de tensión y tristeza
Entramos a una habitación y giro a la derecha
Solo veo el ataúd y las flores
Solo puedo sentir como el aire se escapa rápidamente de mis pulmones
No puedo respirar
Temblando me acerco
Y a través de un cristal, de un vidrio
Tan transparente como lo que una vez fue su alma
La contemplo
Si es ella
Sé que mi madre está al lado mío
Pero solo logro percibir como sus uñas se aferran a mis brazos
Nos aferramos, al dolor
A la pérdida
Siento la calidez de otra persona
Es mi hermano, mi sangre
Y en ese momento, mi fuerza, mi padre
En mi mente se proyectan recuerdos e historias…
De cuando éramos pequeños
Pero él asumiendo un papel de adulto
Al cuidarme y protegerme
Y por un momento se me olvida
Que una parte de mi de mi familia, ha muerto.
 

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo