Cap Extra. Estilo de Vida.

Hero's Destiny: Hope of Darkness.

visibility

843.0

favorite

0

mode_comment

0


Han pasado 3 días desde el juicio y desaparición de los padres de Danny. La policía internacional junto con la ayuda de varios superhéroes de nivel S están en la búsqueda de la familia Darke, pero sin ningún éxito. Intenté sonsacar información a mi novia sobre su paradero, para saber si habían llegado sanos y salvos a su destino, pero solo me daba largas y a repetir que le debía muchos favores y es ahí cuando dejé de preguntarle sobre eso. Mientras tanto, Danny se adaptaba a su nuevo estilo de vida, el piso donde residía no estaba tan mal, o eso es lo que me decía, aparte de que sus compañeros de piso eran buena gente. Bueno, eso lo averiguaré hoy ya que hemos quedado con nuestros amigos en su piso. Mientras comíamos, veíamos las noticias del nuevo canal, estaban poniendo un nuevo programa que era similar a "Tiempo de Especulaciones", se llamaba: "La Hora del Héroe". Básicamente opinaban y analizaban sobre las acciones que habían hecho los héroes de forma humorística. Me gustaba mucho más este programa que el anterior, los presentadores no estaban locos como las anteriores, además de que iba dirigido a un público más adulto, pero jugaban con ser un programa de horario infantil. El presentador principal se llamaba Andy y su compañero Miguel, o como todos lo llamaban: "Miguelillo". Me encantaba ese apodo, si alguien lo escuchaba pensaría que podría ser su baja estatura pero no, él era bastante grande, igual que el presentador principal, incluso se le veían varios tatuajes sobresalir en su cuello y parte de sus manos. Los dos estaban sentados en sus respectivas sillas, al frente de su gran escritorio metálico, el suelo se componía de una pantalla digital donde enseñaban varios trajes de famosos héroes que pasaron a la historia. Alrededor habían posters sobre los héroes de clase S más famosos del mundo, entre ellos, el de Light Layer, esto era lo único negativo que no me agradaba del programa. Detrás de los presentadores estaba la típica pantalla donde mostraban los sucesos y eventos que comentarían.
 
- Bueno, ¿empezamos ya o qué pasa? -le preguntaba Andy algo sobreactuado con un tono serio y divertido.
 
- Empezamos, empezamos -repitió asintiendo con la cabeza para luego dar un golpe fuerte en la mesa y mirar a la cámara-. ¿Qué hora es?
 
- La hora del héroe -dijo el presentador principal sin mucha emoción. Su amigo le regañó:
 
- ¡Con más emoción co... Caspita! -rectificó en el último segundo. Mybe y yo nos reímos ante esa casi equivocación, Ethan se reía al vernos a pesar de que no lo entendía. Marissa solo suspiró, parece que este no es su programa favorito.
 
- ¡LA HORA DEL HÉROE! -alzó su voz Andy logrando satisfacer a Miguelillo, éste le aplaudía a la vez que le motivaba:
 
- ¡Esa es! Así, así, dale, grítalo "papuh".
 
- ¿Y cuál va a ser el héroe del que hablaremos durante esta hora? -le preguntó el presentador principal mirando a su compañero.
 
- Del que surja -respondió Miguelillo levantando sus brazos con desdén.
 
- ¡Del que surja! -repitió Andy igual de animado que antes.
 
- Pues creo que vamos a hablar de... -hizo una pequeña pausa su compañero, hubo un silencio incómodo, los dos presentadores se miraron.
 
- ¿Quién está de moda? -le preguntó el presentador principal pasando de las cámaras.
 
- Espera... -dijo Miguelillo sacando su móvil rosa, estuvo varios segundos hasta que encontró lo que buscaba-. Bluedice.
 
- ¡Bluedice! -exclamaba Andy golpeando la mesa con energía. Un escalofrío recorrió todo mi cuerpo cuanto me nombraron. Otra vez no...
 
- Esto no me lo pierdo -comentó Mybe dando más volumen a la televisión. Por favor, no...
 
- La verdad, después de toda la incertidumbre con este héroe, demostró su valor y valía la semana pasada, en el torneo. Gracias a él muchas vidas se salvaron -comenzaba a explicar el presentador principal mientras que de fondo ponían imágenes captadas por los recorders de mi enfrentamiento contra Joker Mask.
 
- Sí, le agradezco mucho por haber salvado a mi familia que estuvo aquel día. Si por algún causal, Bluedice, estás viendo esto, gracias -contó seriamente su compañero mirando a la cámara, a mí. Yo sonreí, pues no me importa que sigan hablando de mí así.
 
- Qué aburrido... -opinó Craig al ver que no se metían conmigo como las antiguas presentadoras.
 
- Pero, eso no quita que no vayamos a criticarle -prosiguió Miguelillo. ¡¿Qué?!
 
- A reírnos de él, dilo sin miedo -le rectificó el presentador principal.
 
- No tan aburrido -dijo Mybe otra vez animado al ver la que se liaría.
 
- Vamos a ver, si te llamas Bluedice, ¿por qué ahora tienes en tu traje colores púrpuras? -preguntaba Andy mirando a la cámara mientras que de fondo salía cómo me enfrentaba a aquel villano con mis poderes morados.
 
- No te llamas "Purpledice", co... Lechugas -añadió su compañero fingiendo estar enojado.
 
- ¡Lechugines! -comentó Andy golpeando la mesa-. Decídete, o azul o púrpura, las dos cosas no.
 
- Es como si ahora Light Layer se empezara a llamar "Dark Layer". No, o luz u oscuridad, un mix no -me regañó Miguelillo.
 
- Así no se puede ir por la vida, ¿eh?
 
- Y no solo eso, ¿qué pensará tu novia?
 
- ¿Cómo que su novia? -le preguntó sorprendido Andy. Ya no me estaba gustando cómo iba esto. Pusieron de fondo el discurso que di, cuando creí que moriría en ese lugar sacrificándome por todos los ahí presentes. Salió la parte donde dije: "Cuida de él por mí".
 
- ¿A quién se referirá? ¿A su hijo secreto? -se preguntaba en voz alta su compañero.
 
- Pero es un alumno, tendrá como mucho 16 años -le replicó no muy seguro el presentador principal.
 
- ¿Entonces quién puede ser "él"?
 
- Su perro.
 
- Sí, y mi abuelo, no te jo... Fastidia.
 
- ¿Y si se refiere a su hermano?
 
- Sí, su hermano lila, con su hermana tricolor del maravilloso mundo arcoirislandia del paraíso purpurina de la calle frambuesa de la coloración -le respondió burlándose de él. Mybe no paraba de reírse por la broma que soltó, joder, hasta yo solté una que otra carcajada.
 
- Hijo, Doris no estará.... -me dijo mi madre seria mirándome.
 
- ¡No! ¡No lo está! -respondí rápido algo nervioso-. Sube el volumen, Mybe.
 
- Creo que nunca lo sabremos, por ahora -opinó Andy mirando a su compañero.
 
- Por ahora -repitió Miguelillo.
 
- ¿Y qué opinas del nuevo diseño de su traje?
 
- ¿Qué nuevo diseño? Si está igual, ignorando los colores morados, claro.
 
- ¡Jopetines! Si tiene modificaciones, mira bien -le explicaba señalando la pantalla digital. Salía una imagen de mi traje con zoom, remarcando las líneas gruesas azuladas que le añadí. Miguelillo se sobresaltó y se levantó de la mesa:
 
- ¿¡PERO QUÉ COJINES?! ¡Si tiene solamente dos líneas y mal contadas!
 
Aquel comentario me dolió, demasiado. Yo le había puesto mucho cariño y esfuerzo para rediseñarlo. Mi profesor solo asentía a lo que decían los presentadores, luego me miró:
 
- ¿Qué? Es cierto.
 
- Sin duda, de los peores rediseños de la historia de todos los superhéroes -afirmó Andy serio, estando en su sitio. Gracias eh.
 
- Y lo peor es que pensará que habrá hecho un buen trabajo. Me cago en... -su compañero fue interrumpido porque mi madre apagó la televisión. Ethan aún estaba presente y creyó que se le iba a escapar algo indebido. Yo me quedé en el sofá, pensativo, ¿tan cutre era el rediseño que le hice? Le envié un mensaje a mi novia para preguntarle al respecto, lo único que me comentó fue: "Lo importante es que te quiero, Bluedy". Gracias... Supongo.
 
Se me hizo algo tarde pero logré llegar a tiempo a la residencia de estudiantes que se encontraba a pocas calles de la Academia Heaven. Observé a lo lejos tanto a Wolfan como a Leo y a Tobías, Danny estaba con ellos. Cuando llegué gracias a la iniciativa de Gryn Syld me aplaudieron:
 
- Ya era hora de que vinieses, Purpledice.
 
- Qué mal suena ese nombre, menos mal que no te llamaste así -me comentó Leo entre risas por el comentario de Tobías.
 
- ¿Vosotros también habéis visto el programa? -les pregunté desesperado a pesar de saber la respuesta. Todos asintieron. Genial, lo que me faltaba. Tras varias burlas pasamos a aquella residencia, mi mejor amigo vivía en la segunda planta, al parecer convivía con 3 compañeros de pisos, que eran también de primer año. No tuvimos el placer de conocerlos, estábamos solos en su nueva casa. El piso era bastante sencillo, había cuatro cuartos separados, una sala de estar, una cocina y dos lavabos poco espaciosos. Nos sentamos en los sofás que había, Wolfan fue el primero en hablar:
 
- Es algo... Acogedor.
 
- Sí, bueno, me ha costado algo acostumbrarme... -dijo algo desanimado Green Twister.
 
- Hombre, comparando este cuchitril con la mansión en la que vivías antes... -opinó Tobías. Nos quedamos mirando enojados a nuestro compañero-. ¿Qué pasa? Es verdad.
 
- Da igual, tiene razón, todavía me tengo que acostumbrar a esto -le dio la razón Danny para que nos tranquilizásemos.
 
- ¿Qué tal lo llevas? -le preguntó preocupado Leo.
 
- Bien, sé que a pesar de no saber dónde están, se encuentran bien, lo intuyo. Eso me hace feliz -le respondió una sonrisa para luego darme una mirada de cómplice-. Aunque me cansa estar vigilado por la policía a cada hora.
 
- Sí, ya hemos visto el coche patrulla delante de la puerta principal -afirmó Wolfan algo serio con el tema. Todos nos quedamos en silencio.
 
- Bueno, no nos pongamos tristes, que estamos aquí para los cotilleos. Danny, ¿has avanzado algo con Jia? -le preguntó pícaro Gryn Syld. Todos miramos al nombrado, queríamos saber la respuesta- Green Twister se sonrojó y se puso algo nervioso:
 
- Aún no somos nada…
 
- Ohhhhh -dijimos al unísono.
 
- Ha dicho que aún, AÚN. Se viene, chicos, otro que nos dejará por la novia, como Ker -explicaba emocionado nuestro compañero gracioso.
 
- Yo no os he dejado por Doris -le repliqué algo serio.
 
- ¿Con quién irás la semana que viene a la empresa que te ha contratado? -me preguntó Tobías.
 
- Con mi novia -le respondí.
 
- ¿Veis? Danny, no nos falles, no seas como Ker, que no se decide por el color azul o púrpura -se burló de mí mi amigo. Todos se rieron por lo que dijo, menos yo.
 
- ¿Y tú a quién vas a llevar? -le pregunté yo esta vez algo provocado.
 
- A mi abuela. Siempre quiso ir a San Diego por lo que elegí una empresa de marketing de ese lugar, para llevarla. Como regalo de navidad -me explicaba bastante orgulloso y con una sonrisa. Mierda, eso es muy bonito. Todos alabaron la acción de Gryn Syld, se lo merecía. Nunca pensé que sería capaz de elegir una empresa no por lo que más le facilitaba a la hora de conseguir fama y puede que dinero, no, sino para satisfacer los deseos de un familiar. Ojalá ser así como él.
 
- Por cierto, en la San Diego se hacía la "Comic-Con", ¿verdad? -preguntó interesado Leo.
 
- Sí, pero en diciembre no se celebra ninguna conferencia. ¿Qué pasa? ¿Es que quieres verme con un cosplay de mí mismo? -le contestó entre risas Gryn Syld.
 
- La verdad es que sería muy raro ir y encontrarte con personas con tu mismo traje -opinó Danny bastante pensativo.
 
- Yo aún ni me acostumbro a salir en la tele -comentó Leo.
 
- Claro, porque no sales en la tele -se burló Tobías, consiguiendo un golpe bastante fuerte en su hombro por parte de Fire Emotion.
 
- A mí no me ilusiona a ir a un sitio de esos -les confesé algo serio. No me gusta nada ver a aquellos cabrones que pasaron de mí, como para ahora ver a fans locos disfrazados de ellos, halagándolos, imitándoles, qué asco.
 
- ¡¿Cómo no te puede gustar?! Si en esos lugares salen los mejores vídeos de "Synertube" -me preguntó asombrado y desconcertado Tobías.
 
- ¿Qué vídeos? -le respondí sin saber de qué hablaba.
 
- ¿No has visto el vídeo de: "Soy la luz de Light Layer"? -me preguntó esta vez Leo igual de extrañado que su compañero- Espera -sacó su teléfono y puso en el buscador de esa red social el nombre del vídeo y me lo puso. Todos se juntaron para verlo. El vídeo mostraba el interior de la Comic-Con, había una persona que se decía llamar así mismo Light Layer, llevaba un cosplay barato, solo tenía un cartel con el logotipo sacado de internet del héroe falso y lo llevaba colgado en sus hombros, llevaba consigo una lámpara de mano. El que grababa le siguió hasta un lugar donde había un enchufe, habían varios espectadores a su alrededor, no paraba de encender y apagar la lámpara, para acabar diciendo: "La luz guiará vuestro destino y alcanzará cualquier rincón de oscuridad". Todos se comenzaron a reír, incluido nosotros, se burló de la muletilla de Light Layer. Soy fan, me suscribiré a su canal de Synertube-. Por estas cosas siempre he querido ir a la Comic-Con.
 
- ¿Ahora te convence esto más? -me preguntó Tobías con cierto aire egocéntrico.
 
- Ni un poco -le respondí para provocarle.
 
- Por cierto, Ker, ¿tú a dónde vas a ir? -me preguntó esta vez Wolfan.
 
- A Las Vegas.
 
- Y con la novia -agregó Gryn Syld-. ¿Lo ves Danny? Nos deja de lado...
 
- En las veces que he estado en ese lugar te puedo decir que me lo he pasado muy bien, es como Nueva York, otra ciudad que nunca duerme, uno de apuestas -explicaba Danny con cierto aire nostálgico.
 
- Hablando de ese lugar, yo iré para allá junto con Emer y Dan. Parece que nos ha querido contratar la misma empresa, está muy ansiosa para trabajar con los de nuestra especie -comentó nuestro amigo peludo.
 
- Ahora que me doy cuenta, si la semana que viene vamos a estar de viaje, ¿cuándo tendremos tiempo para realizar los eventos navideños de la academia? -nos preguntó Leo pensativo. Todos nos quedamos callados. Tenía un punto. Nuestra academia realiza siempre antes de acabar las clases varios eventos dentro del instituto, donde todas las clases hacen una actividad, como un teatro, un karaoke, un minibar, una sala para dibujar cómics, etc. Las clases se acaban el día 22, solo tendríamos 4 días para prepararlo todo.
 
- Verás las risas cuando tengamos que hacerlo todo a última hora -dijo Tobías con ironía.
 
- ¿Qué es lo que haremos? Mybe nos comentó que quería que superásemos a los del año pasado -nos explicó preocupado Wolfan.
 
- ¿Qué es lo que hicieron? -le preguntó Danny interesado.
 
- Un musical -contestó nuestro amigo peludo. Hubo otro silencio incómodo entre nosotros. ¿En serio? ¿Un musical?
 
- ¿Alguien sabe cantar? -nos preguntó Gryn Syld, sabiendo que diríamos que no.
 
- Mmmm... ¿Y si hacemos una película? -propuso Green Twister.
 
- ¿En 4 días? -le pregunté no muy seguro del plan.
 
- Podríamos hacer varios cortos con distintas historias y personajes diferentes, además de colaborar con las distintas clases e incluso con profesores -explicaba Leo dando una mejor idea de nuestro posible proyecto.
 
- Y podríamos hacer que nuestra clase fuese una sala de cine, que alguien se encargue de comprar palomitas, de hacerlas, de las bebidas e incluso hacer de recepcionista con una cartelera de los cortos -añadió Wolfan. Nos gustó mucho la idea a la mayoría, tras hablarlo mejor, lo pusimos por el grupo la propuesta, todos aceptaron. Quedamos en que después de nuestro regreso por el mundo quedaríamos para hacer los distintos cortos. Todo parecía estar perfecto hasta que Fire Emotion dijo algo con lo que nos quedamos extrañados:
 
- ¿Y cuándo vais a estudiar?
 
- ¿Estudiar? -le pregunté desconcertado.
 
- ¿Qué es eso? -prosiguió Tobías entre risas.
 
- Los exámenes de principios de enero, tanto los teóricos como los prácticos -nos explicó Leo.
 
- ¡MIERDA! -exclamé, con todo lo que había pasado en estos meses no he estudiado nada. Mierda, menos mal que atiendo en clase y hago los deberes que si no...
 
- Dicen que para el examen práctico con Mybe haremos nuevamente misiones con héroes de nivel A y S los cuales nos evaluarán -nos contó mi mejor amigo algo emocionado. Tras decir eso recordé todos los eventos con The Angel, ¿quién nos evaluaría sería uno de los amigos de Light Layer? Tenía ganas de descubrirlo. Dejé de oír a mis amigos y observé mi mano la cual fue mutilada por aquel falso héroe. Mis poderes han evolucionado. Tengo que entrenarlos, necesito mejorar para tener posibilidades contra él. Odio reconocerlo, pero me dio una paliza. Salí del piso de mi amigo ya por la noche, perfecto para ir a casa y que mi madre no me regañase por llegar tarde. Me alegraba mucho de la mejora de Danny, de que ahora todos nos lleváramos bien. Parecía un milagro navideño. Espero que todo este buen rollo perdure por mucho tiempo, me lo estoy pasando genial con todos. Dejé de caminar, alcé mi cabeza para observar el oscuro cielo repleto de estrellas, pasó una estrella fugaz. Se supone que ahora tengo un deseo o algo por el estilo. Pensé detenidamente lo que quería. Alcé esta vez mi puño al cielo:
 
- Hermana, espero que el año que viene pueda convertirme en un héroe, de los que tú y nuestros padres estarían orgullosos. Hey, Candace, ¿aún me ves? -le pregunté al cielo. No recibí respuesta. Dejé de poner pose heroica para seguir caminando hacia mi casa. Ya era tarde.

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo