Positividad forzada

Tomás Blogs

visibility

370.0

favorite

1

mode_comment

0


¿Qué ocurre cuando eres un creador de contenido diario y un día no te apetece postear? Cuando este contenido consta de exponer tu imagen como una persona positiva.
Estar todos los días frente a la cámara diciendo que siempre te pasa algo interesante que contar, no solo debe ser agotador, sino que un día recibirás una mala noticia o simplemente no querrás pasar por el proceso de pensar una idea, crearla, editarla, colgarla, difundirla y esperar resultados positivos y ascendientes.
Aunque no sería lo mismo un videobloger que un bloger, yo por ejemplo que escribo. Por aquí no podéis ver el sentimiento que reflejo, no podríais saber si estoy deprimido o si estoy posteando porque lo siento como una obligación o si de verdad me apetece. Sería ya cuestión de detectar si el estilo cambia o trato un tema que podría relacionarse con mi estado de ánimo, o por el contrario podría salirme el mejor blog que hubiera escrito, no podría saberse ni detectarse.
Otra cosa es la cámara, si actúas antes o después acabarás por pensar que lo que haces no tiene sentido, aunque tengas una obligación con un público extenso que tiene espectativas de seguir viendo contenido nuevo de forma constante. Al final acabaríamos por no saber si estamos actuando o si de verdad estamos haciendo un contenido a gusto y con el corazón.
Porque estos influencers grandes cuyo trabajo es hacer eso, exponerse de forma constante y dar una imagen positiva si te paras a pensarlo de ese modo, estar feliz TODOS LOS DÍAS no lo acabo de ver del todo. Vale que sea tu fuente principal de ingresos o la única y tu sustento dependa de ello. Para eso tener vídeos listos por si acaso o contenido previsto en caso de un día no tener ganas.
Y es que, ¿Internet es paciente, tolerante y comprensivo? La respuesta para mí es NO, no es una identidad uniforme, sino un colectivo de personas que por lo que se ve piden contenido constante nada más han acabado de consumir uno y la idea de lo siguiente alomejor ni siquiera se ha gestado.
Yo creo que la salud está por encima de todo, muchos grandes acaban tomando un período de descanso aunque sea breve.
Aunque vayamos a otro ámbito, salgamos de Internet y vayamos a un lugar donde no eres tu propio jefe. Un trabajo cualquiera de normal donde has de ir sí o sí aunque no te apetezca e imagina que ese curro es de estar de atención al público cara a cara, no queda otro remedio que atender con una sonrisa porque de ello depende el sustento, has de actuar igualmente.
La positividad forzada es algo con lo que hemos de lidiar día a día. En el instituto, colegio, lo que sea donde hemos de estar aunque un día no apetezca o hayamos recibido una noticia debastadora y aun así debemos continuar porque el mundo no se detiene porque nosotros lo hagamos.
En mi caso me siento genial y me apetece escribir, un día sino es así escribo algo sencillo porque me apetece igualmente.

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo