Reírse de uno mismo

Tomás Blogs

visibility

278.0

favorite

1

mode_comment

0


Es de lo más importante en esta vida, nos saldrán muchos defectos que no podremos evitar o nos resalzarán cosas inevitables sobre nosotros mismos y al ser las únicas personas que estamos con nosotros 24/7 durante toda la vida, hay que aprender a vivir con esos malestares o defectos o lo que sea que tengamos (quizás a nivel físico) o pensemos.
O si por el contrario, se usa algo distintivo propio para intentar ofender, lo que he aprendido con los YouTubers, es que acaban llegando a la misma conclusión: “ABRAZA EL MEME”. Ríete de ti mismo para que vean que no te duele, porque si muestras ofensa, cabreo o tristeza, insistirán porque la gente es así, es como el bullying en el colegio en algunos casos, si no les haces caso o te ries de ti mismo, ven que no vales la pena y paran (normalmente).
Hay que saber quererse en todos los aspectos tal y como digo, para ello el humor es una buena herramienta, un escudo, un arma o como quieras llamarlo. Hay que aceptar y abrazar la intencionalidad buena, amistosa, cariñosa como por ejemplo un mote o un apodo que se te adjudique, pero en caso de no gustar, hay que dejar claro que resulta ser ofensivo y los amigos lo entenderán y respetarán tu decisión en caso de estar incómodo, porque con los amigos se puede dialogar.
Una vez dentro de aquello que nos puede gustar, abracemos nuestros defectos.
Hay casos y casos, modos de ser y demás, por supuesto que cada cabeza es un mundo y hay que respetar y que estos motes pueden llegar a aplicarse con la suficiente confianza o si la persona se trata a sí misma así y lo prefiere o se da la opción, no de primeras decir algo que puede ser raro si la otra persona no quiere.

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo