¿Y si sí?

Tomás Blogs

visibility

208.0

favorite

0

mode_comment

0


Tendemos a tirar por el suelo toda posible espectativa como ya hablé anteriormente por aquí, el pensar de forma negativa respecto al futuro para no llevarnos ninguna decepción, no dejando cabida a la emoción, adredalina, riesgo, a la posible victoria.
"¿Para qué? Si no va a salir bien, ¿para qué intentarlo siquiera?"
NO, que nuestro dogma, que nuestro mantra sea otro. Hay que aprovechar todas las herramientas a nuestra disposición para crear oportunidades, "provocar el destino" me gusta llamarlo.
Hay que tener iniciativa y empezar aquello que no se inicia solo, porque en la vida hay que en muchas ocasiones ser los que nos movamos, los que presionemos el botón de "enviar" para disparar la serie de consecuencias que nos dispararán más cerca de nuestros objetivos.
En vez de pensar, ¿y si sale mal? Sustituirlo por un: ¿Y si sale bien? No os neguéis las posibilidades antes de empezar, todo puede ser, solo hay que provocar la suerte. Si tienes modos de conseguir tus objetivos sin dañar a nadie, hazlo, no eres un aprovechado por ello que es algo diferente, es decir, eso sería estar abusando constantemente de las personas, pero si usas el poder del bien, nadie pensará de forma negativa de tu persona. "La ley de los estados equivalentes" (full metal alchemist reference), si tienes algo bueno que ofrecer, la vida te ofrecerá algo bueno (esto en calidad de personas, la vida porque sí no va a darte nada de forma mística, las personas sí).
No le temas a la incertidumbre, si pasas la niebla acabarás viendo algo que quizás sea increíble y te estás perdiendo por miedo al riesgo, al fracaso. Lo malo es parte de la vida, como ya he tratado, es inevitable y no podemos estar dentro de una burbuja, hay que aprender a sobrellevar nuestros errores y seguir.
Si algo no sale bien, tengamos en cuenta la filosofía de Thomas Edison: No fracasé, solo descubrí 999 maneras de cómo no hacer una bombilla. La vida es aprendizaje constante, modos de cómo aproximarnos a nuestro objetivo.
Y si no funcionó, ¿no lo habremos intentado con todas nuestras fuerzas acaso? Podremos quedarnos tranquilos y no estar reconcomiéndonos por dentro constantemente ante el ¿Qué pasaría si hiciera esto? Hazlo y averígualo, las cosas pueden llegar a salir mejor de lo que nuestras fantasías creen, creedme que es posible.
Me encanta el Mantra del libro "el Monje que vendió su ferrari": " Soy más de lo que aparento, toda la fuerza y el poder del mundo están en mi interior". Creamos eso con todas nuestras fuerzas, porque aunque no lo creamos, es cierto y podemos mover el mundo con nuestra vountad, solo hay que tener la iniciativa y aprovechar todos los recursos disponibles a nuestra disposición.
 

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo