UNA MENTE PELIGROSA

La JAULA OCULTA de los SENTIMIENTOS

visibility

89.0

favorite

2

mode_comment

0


Cuando las puertas se abrieron, nuestras miradas se encontraron, pero ignoramos al corazón y continuamos caminando. Fingimos que no ocurrió nada en aquel momento, engañando los sentimientos... Mintiéndonos a nosotros mismos. Cada paso de baile no conseguía alcanzarnos, si no evadirnos. Las miradas del resto nos observaba bajo su máscara y en vez de saber a repudiarlos, aprendemos a olvidarnos.
 
Todo esto nos llevará al fracaso, liberando solo lo malo de nosotros mismos. Cuántos tropiezos se necesitan para alcanzar a la madurez. Nos dejamos ser devorados por la rabia, con tal de no regalar lágrimas, demostrando al mundo qué tan poderoso puede llegar a ser nuestro ego.

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo