Cap 67. Incertidumbre.

Anexia: World of Superheroes.

visibility

59.0

favorite

0

mode_comment

0


Me encontraba en Sídney, la ciudad más grande de Australia y Oceanía. Me giré y observé que estábamos delante del Patrimonio de la Humanidad, la Ópera de Sídney. Me percaté que estábamos rodeados de un gran mar. A pesar de ser de día, la ciudad se veía como en las películas musicales que a mi madre tanto le encantan. Precioso. Observé el cielo, todo despejado.
 
- No te relajes patosín, en cualquier momento pueden venir -me dijo Mybe al verme tan maravillado por dónde estábamos. Light se elevó a varios metros de nosotros.
 
- Yo inspeccionaré desde el cielo, Bluedice, con tu super velocidad observa desde la tierra -me ordenó Layer. Odiaba que me diese órdenes, seguirle, pero es lo que hay que hacer. No me queda de otra.
 
- Sí, buen plan, yo me quedaré por aquí haciendo turismo -nos comentó Mybe yéndose por su cuenta. O eso creía, ya que comenzó a hablar por sus auriculares. Sentí la mirada fija del falso héroe sobre mí, me estaba incomodando, demasiado.
 
- A pesar de que parece que pasa de todos, no es así. Está hablando con nuestros compañeros de esta ciudad, todos vamos a hacer guardia. Así que no hay tiempo que perder -me explicó Light marchándose con su super vuelo. No me gusta reconocerlo, pero tiene razón. En el fondo... Muy en el fondo, Mybe se preocupa por los de su alrededor. Me ayudó en el peor momento de mi vida. Se ha convertido en un nivel S, por mí, por mi familia, a pesar de haber tenido motivos para rechazarlo. Incluso se ha cambiado de traje con lo vago que es... A veces creo que me paso con él. Cuando acabe esta pesadilla, cambiaré. Tobías. Seré aquel héroe que salve a todos. Ya lo verás... Desde donde quiera que estés. Decidí recorrer todas las calles de Sídney, mientras tanto, me comunicaba con The Cooler a través de los auriculares:
 
- La situación en Sídney es estable, no hay indicio de un posible ataque de los villanos. ¿Cuándo vais a venir? -le pregunté interesado. Mi examinador se quedó al cuidado de Wolfan, ya que mi amigo estaría dando más charlas y ruedas de prensa, para que su mensaje lo escuchase todo el mundo y que solo apareciera su discurso en todas las pantallas y dispositivos posibles.
 
- Wolfan está a punto de acabar, el presidente sí que le ha dado bastante trabajo. En unos 20 minutos estaremos allí, lo más seguro es que ayudemos a proporcionar a los civiles trajes y máscaras -me explicó mi examinador. Bien, eso son muy buenas noticias. Cuantos más mejor. Corté la llamada, debía de concentrarme en patrullar las calles de esta asombrosa ciudad. Recorrer tanto el puente del puerto, el jardín botánico e incluso Circular Quay fue muy relajante. A pesar de estar en pandemia, la mayoría de los humanos estaban en sus hogares, quedaban antropomorfos ayudando a dar los nuevos trajes de Building, otros patrullaban. No había tanto escándalo como en Eustópolis. Me paré justo en frente de Bondi Beach, la playa que rodea Sídney. Comencé a caminar, pisando la arena. Era muy cómodo. Me paré en la orilla, las olas mojaban mis pies. Cuanta paz. ¿Por qué no podría ser así siempre? Estoy harto de escuchar gritos, explosiones, sollozos... De ver cómo mis amigos mueren, civiles, niños... Solo está quedando muerte y destrucción. ¿Será así siempre?
 
Dejé aquellos pensamientos con las olas, decidí volver, aunque todo está seguro y bien protegido no puedo bajar la guardia. Pisaba la arena con firmeza. Miraba el cielo, seguía siendo azul. Miré hacia el frente, seguí caminando. Hasta que una voz familiar me paró. No me jodas... Me di la vuelta ocultando mi temor por aquella persona. Él estaba ahí, parado en frente de mí. Su traje resaltaba con la luz del sol, y como siempre, imponía.
 
- Light... ¿No se suponía que estabas patrullando? -le pregunté poniéndome en guardia, intentando que no se notara. Estamos solos. Mierda. Mierda.
 
- Lo mismo podría decir de ti, ¿no crees? -me respondió calmadamente. Nos quedamos en silencio por unos segundos. Layer miró al cielo. ¿Pero qué mierda quiere?- ¿Por qué quieres ser un héroe? -me preguntó. ¿¡Y esa pregunta?! Ker, piensa calmadamente tu respuesta... No la cagues...
 
- Para proteger a mi familia y la de los demás -le respondí. Mierda, Ker, mierda. ¿Por qué has dicho lo de la familia y no de salvar a todo el mundo porque quieres ser el mejor superhéroe? Pero... Ha sido lo primero que se me ha venido a la cabeza. Sé que ese no es mi verdadero pensamiento. Sin embargo, después de lo de Tobías, mi antigua familia, Doris, el fin del mundo, todo... Me ha hecho replantearme una vez más la vida.
 
- Ya veo... -dijo comenzando a caminar lentamente hacia mí, luego puso su mano sobre mí hombro-. Yo también tengo ese mismo objetivo... Cuidar a mi familia -presionaba con mayor fuerza aquella zona de mi cuerpo, empezaba a sentir el dolor, pero paró. Quitó su mano sobre mi hombro y siguió caminando dejándome atrás, hasta que se dio la vuelta para decirme una última cosa-. Si consigues ser un nivel S, también serás parte de mi familia. Lo espero con ansias, Ker.
 
Yo no, la verdad. ¿A qué ha venido todo esto? Bueno, qué más da. Ya ha pasado el mal rato y... ¿Eso que veo es fuego? Mybe comenzó a llamarme por los auriculares al igual que a Light:
 
- Venid inmediatamente al centro de The Rocks, los antropomorfos están atacando a los civiles y a nuestros compañeros -me explicó bastante apresurado. ¡¿Qué?! ¿Por qué? Si el mensaje de Wolfan se está transmitiendo incluso en las pantallas de esta ciudad. Layer y yo nos miramos, asentimos. Es hora de controlar la situación antes de que vengan. Llegué a los pocos segundos al lugar, veía a varios superhéroes tirados en el suelo, malheridos, otros estaban muertos... Igual que los civiles. Un grupo de antropomorfos peleaba sin cesar contra los superhombres, en la calle a mi derecha estaba Mybe, que mantenía en el aire a todos los antropomorfos de ese lugar. Observé que en el techo de una de las casas, había un animal que me hacía pensar en un oso pardo por su tamaño y pelaje en su cuerpo, llevaba un rifle, el cabrón apuntaba a mi tutor. Con mi super velocidad, conseguí apartar a tiempo a Mybe, sin embargo, todos los antropomorfos que retenía volvieron a ser libres. Sin darme cuenta, estábamos rodeados.
 
- Lo tenía controlado -me replicó, poniéndose de pie y quitándose el polvo de su nuevo traje con tranquilidad. De nada, egocéntrico. Mybe con sus poderes, alzó de nuevo a nuestros enemigos, joder, ¿así de fácil? Transformé mi brazo derecho en un cañón láser y apunté a aquel oso, le disparé, rompiendo su rifle y dañando su mano. No obstante, comenzó a reírse. Vi que sus garras comenzaban a tener un brillo verdoso. Entonces, dio dos zarpazos en el aire, generado a su vez, una onda de energía del mismo color la cual dirigió hacia nosotros, conseguimos apartarnos a tiempo. Los antropomorfos se encontraban en el suelo, recuperándose de ese ataque especial inesperado. El oso aterrizó sin problemas en el pavimento. Vi a Mybe, estaba bien, pero le costaba ponerse en pie. Mierda. ¿Dónde está Light? ¿No iba a venir aquí también? Recibí una trasmisión de él por mis auriculares:
 
- No solamente los antropomorfos están atacando The Rocks, sino a toda la ciudad, incluso están entrando en las casas para asesinar a los civiles. No podré ayudaros por el momento -nos explicó la situación. ¿Por qué justo ahora se están rebelando? ¿Pasa esto en el resto de las ciudades? ¿Doris...? No, no puedo pensar en eso, ahora no. Todo el suelo vibró, algo venía por detrás mía, pero solo había un muro de pared, hasta que, esa pared se transformó en una especie de rinoceronte de 4 metros hecho de ladrillos, cemento y materiales del hogar, me dio una patada que hizo que me diese en la espalda contra la pared del edificio de enfrente. Mierda... No estaba potenciado. ¿Por qué los antropomorfos pueden también tener poderes cuando ya son poderosos de por sí? Aquella situación me parecía super injusta, sobre todo ahora, que mi vida está en juego. Aquel rinoceronte tenía la mirada clavada en mí. Genial, soy su objetivo. Comenzó a correr hacia mi dirección, potencié mis piernas y hui. No obstante, a pesar de estar a salvo, el rinoceronte chocó contra aquella casa donde me golpeé, destruyéndola. Aquel antropomorfo con esa habilidad, seguía corriendo, destrozando todos los hogares de paso. Héroes le intentaban parar desde el cielo con sus poderes, pero la bestia de ladrillos los apartaba con sus manos como si fueran insectos, aterrizando con gran fuerza en el suelo, sin vida. Me centré en toda la muerte que había causado, sobresalían las víctimas, les faltaban partes de sus cuerpos, otros estaban entre los escombros y todo... Por mi culpa. He intentado salvarme sin pensar en la vida de los demás. Otra vez no, esto es como en Las Vegas. Sentí que todo el cielo se nubló, ya que me dejó de llegar el sol, esto provocó una reacción instantánea de mirar al cielo por si BlockSmog estaba aquí, pero no era él, un antropomorfo estaba a punto de caer sobre mí, estaba hecho de... ¿Platino? Yo me aparte con mi super velocidad. Mi enemigo creó una gran fisura en el suelo. Mierda. Mierda. Miré por un segundo a mi tutor, conseguía apartar a esos seres sin problema, pero el oso le estaba generando problemas, al igual que otros de sus compañeros con poderes, Mybe no podría resistir a mucho, más si vienen enemigos por su espalda. Nadie viene a ayudarnos, todos los héroes están centrados en las partes de esta ciudad. Hay que pedir refuerzos. Antes de poder decir algo por los auriculares, el antropomorfo hecho de platino, se impulsó con sus piernas y saltó nuevamente hacia mi dirección, yo lo esquivé, éste aterrizó en la pared de un edificio y se propulsó para atacarme. No me dejó más remedio que saltar para impedir que me diese. Salté con todas mis fuerzas, tanto que el rinoceronte de ladrillos se percató de mí. Comenzó a correr para ir detrás mía. Otra vez no. Tengo que pararle, a los dos.
 
Mierda, normal que no vengan más héroes de otras ciudades a ayudarnos, si estamos en constante ataque, es imposible pedir ayuda. Potencié mis extremidades utilizando el color púrpura. Aterricé en el suelo, el villano hecho de platino, volvió a saltar contra mí, pero yo me giré y le di una patada, concentrando todo mi poder en mi pie derecho, provocando que le lanzase lo más lejos posible de esta dirección. Tuvo un mal aterrizaje, se dio varios golpes contra el pavimento, no se levantaba, o eso creía, ya que comenzó a alzarse poco a poco. Ahora tengo el tiempo suficiente como para derrotar a aquel rinoceronte, luego me encargo del platino, ayudo a Mybe, y pedimos refuerzos. El maldito villano gigante, no paraba de correr, la única forma de pararle y hacer que deje de seguir corriendo, es cortarle los pies. No está formado de un metal poderoso, son ladrillos con otros materiales los cuales no son resistentes a mis cuchillas púrpuras. Transformé ambos brazos en aquella arma, con mi velocidad, me dirigí a él, no nos chocamos por la gran diferencia de tamaño, conseguí cortarle las piernas, provocando que se cayera y comenzara a rodar por aquella calle. Me di la vuelta, sus dos pies estaban ahí, parados, para reconstruirlas y hacer un monumento. El rinoceronte estaba boca abajo sobre el pavimento. Bien, ahora tengo que rematar al de platino y... Dejé de pensar en aquello cuando veía que sus pies se reconstruían extrayendo materiales de los edificios que tenía a su alrededor, dejando expuestos a los civiles que estaban escondidos en sus hogares. Logró levantarse y recuperarse. Se giró, sentí que estaba cabreado conmigo. Pues nada, aquí vamos de nuevo... No obstante, recibí una gran mala noticia a través de los auriculares:
 
- ¡Heatstroke está atacando en Bondi Beach! Repito, Heatstroke está aquí y necesitamos refuerzos -nos dijo exhausto un héroe de Sídney. Están aquí... No puede ser. A pesar a que estábamos a muchos metros de distancia, veía a lo lejos una figura que sobresalía de los edificios. El cabrón se ha hecho un gigante de arena utilizando la playa para su propio beneficio. Tengo que ir, necesitamos respuestas. En cualquier momento BlockSmog puede atacar esta ciudad. Todo mi alrededor comenzó a temblar, el rinoceronte estaba muy cerca de mí, me iba a dar una patada pero corrí hacia mi izquierda, esquivándolo. El rival frenó de golpe, llevándose la acera a su paso. Volvió a encontrarme con la mirada. Mierda, tengo que acabar con él primero. No lo puedo dejar por aquí y que asesine a más inocentes. Observé a Light volando por el cielo, dirigiéndose hacia donde estaba el villano principal. Bueno, si va él, me puedo preocupar menos. No vamos a dejar que arruinéis esta ciudad también. El antropomorfo gigante, se preparaba nuevamente, tengo que frenarle, si le corto los pies, se regenera por el material de las casas que nos rodean, si lo hago con el resto del cuerpo, hará lo mismo, le tengo que llevar a una zona donde no se pueda regenerar... El puente del puerto. Si le llevo a esa zona, llena de agua, no podrá regenerarse. ¡Eso es!
 
El rinoceronte venía a por mí, pero como antes, le esquivé. El enemigo frenó y se giró, volvió a perseguirme. Genial, como quería. Me costaron bastantes minutos llevarlo hasta el puerto de Sídney. Desde donde me encontraba podía observar mejor a lo lejos al monstruo de Arena de Heatstroke, parece que tienen complicaciones. Potencié mis ojos, para verlo al detalle, debido a los kilómetros de distancia que nos separaba. Observé que Light y otro héroe se enfrentaban a gran velocidad contra otro villano, Speed Warrior, parece que no podían contra él por su gran velocidad. 2 de la League of Death están aquí, BlockSmog, ¿dónde estás?
 
Volví a concentrarme en mi objetivo. El dichoso animal me pisaba los talones. En mitad del puente, frené, transformé mis brazos en cuchillas, repetí el mismo proceso que el de la última vez. No obstante, el rinoceronte dio un salto para que no le cortase esa zona de su cuerpo. Qué hijo de puta. Sin embargo, nada más aterrizar, le estaba esperando. Le corté, ahora sí, sus pies, Salté hacia la parte derecha de su costado y le empujé con mis dos pies potenciados, tirándolo a uno de los extremos del puente, cayendo al agua. ¡SÍ! ¡Jódete! Mi entusiasmo se esfumó al ver que un copo negro aterrizó delante mía en el suelo. No... No... Miré hacia el cielo, estaba nublado, nevaba. ¡MIERDA! Estaba tan concentrado que ni me he percatado del cielo. BlockSmog está aquí, aún el humo no está por toda la ciudad De Sídney. Me percaté de dónde provenía el humo, había un punto donde un humo vertical se mezclaba con la niebla del cielo. Estaba al norte de Sídney. Aún está aquí, tengo tiempo de asesinarle y avisar a los demás. Potencié mis piernas y corrí buscando por las calles a los villanos. Avisé por los auriculares que BlockSmog estaba por la zona norte de la ciudad. Recorrí las calles, hasta que lo encontré. BlockSmog, junto con Controller, Enhancer y Murk se encontraban en parque ST Leonard. El jefe de League of Death había dejado de generar humo. Este es mi momento. Iba a tanta velocidad que no me iban a notar, pero alguien me puso la zancadilla. Antes de caerme observé que fue Speed Warrior, él me miró fijamente y me dijo: "No hay prisa". Tras ello, comencé a rodar por el césped del parque. Me incorporé rápidamente, estaba a pocos metros de los villanos. Transformé mis brazos en espadas y me lancé a por ellos pero Murk había generado con anterioridad un escudo de sombras. Mi filo no lo podía cortar, ni con mi poder púrpura. MIERDA. El escudo generó una onda de energía que me lanzó hacia atrás. Iba a atacar otra vez pero Controller me paró:
 
- Quédate quieto, deja de atacarnos -me ordenó Mi cuerpo le obedeció. ¡JODER! Otra vez no. Mis piernas no reaccionaban, quería acabar con ellos... Pero sus órdenes me lo impedían. Pero podía mover mis brazos, puedo pedir ayuda. Con gran velocidad, dirigí rápidamente mi mano a los auriculares y empecé a decir mis coordenadas:
 
- Parque St Leo... -no pude acabar ya que Speed Warrior agarró mi brazo y me lo torció. Agarró mis auriculares y los aplastó con sus manos delante de mis narices. Me encontraba allí, sin poder moverme, agonizando de mi dolor. Teniendo en frente a esos hijos de puta.
 
- Ven, Speed Warrior, vámonos, esta ciudad y sus habitantes solo vivirán pocos segundos, incluido tú, Bluedice -me aseguró Controller. Enhancer potenció a BlockSmog utilizando sus poderes. Me fijé que aquel miserable ser tenía en su brazo izquierdo el brazalete platino. ¡MIERDA! Se ha asegurado su medio de escape. Da igual si matamos a Teleport, podrá ir a cualquier parte del mundo en cuestión de segundos. Speed Warrior entró en el escudo sin ningún tipo de impedimento. Tenía que hacer tiempo, sé que alguien me habrá escuchado, dije que estaban por la zona norte, y solo hay un parque que empiece por "Leo". Vamos, alguien, aunque sea uno:
 
- ¿Eres tú verdad? Eres tú quién controla a los antropomorfos con tus poderes potenciados -le dije de forma provocativa a Controller. Éste solo comenzó a reír.
 
- No sé de qué me estás hablando -me confesó. Mentiroso. Enhancer ha potenciado a BlockSmog, ya tiene sus poderes recuperados, podría haber hecho lo mismo con él. ¿Pero por qué solo controlar a los antropomorfos? Algo no cuadra... Todos los que nos atacan, lo hacen serios, seguros de sí mismo, el efecto de Controller es obedecer siendo consciente de que lo haces, teniendo sentimientos contrarios a las acciones que realizas. No tiene sentido el comportamiento de esa especie. ¿De verdad nos han traicionado? ¿A pesar del mensaje de Wolfan? ¿De su líder? BlockSmog comenzó a generar nuevamente humo de su cuerpo... Pero fue detenido por Light Layer, que chocó contra el escudo con su mano potenciada con aquel color dorado, desprendía luz y... Lava, estaba fundiendo el escudo, cosa que a Murk le asustó ya que intentaba potenciarlo y retrocedía varios pasos. Otros de sus compañeros empezaban a disparar al escudo por aire y por tierra. Genial, refuerzos. Ante los hechos que acontecían, BlockSmog pronunció las siguientes palabras:
 
- No podéis ir en contra del destino -tras decir esto, desprendió humo de su cuerpo en todas direcciones. Light actuó con rapidez y logró alejarse a gran velocidad del escudo. Contuve mi respiración. Esto no eran copos negrizcos, es humo, en pocos segundos, estaba rodeado de una tensa niebla, no lograba ver nada. Pero podía escuchar, personas gritaban, héroes lo hacían, si respiramos el humo, estamos acabados. Le di gracias a Dios que este humo no tuviese los mismos efectos que aquellos copos en cuanto a tocarnos exteriormente. Mis piernas se podían mover. Eso solo indica que han escapado. ¡MIERDA! Corrí por las calles, en busca de una máscara de gas, había una tirada en el suelo. Lo agarré y me la puse. Qué gozada fue inhalar y exhalar aire. Pensaba que me iba a morir. Sin embargo, los antropomorfos seguían destruyendo y asesinando a los civiles. Esto es una auténtica pesadilla. Potencié mi cuerpo con aquellos colores amarrillos que tenía mi traje, así, además de ver mejor, captaba la atención de esos seres y los atraje para acabar con ellos. Tras dejar a algunos noqueados, recorrí las calles para buscar a Mybe. Para mi fortuna, se encontraba sano y salvo con una máscara de gas.
 
- ¡Mybe! -le grité feliz, dándole un abrazo. Me di cuenta de este gesto de generosidad y me aparté rápidamente.
 
- ¿Eso ha sido un abrazo? -me preguntó extrañado.
 
- No sé de qué me hablas -le respondí instantáneamente. Empezamos a escuchar gritos, explosiones, ataques. Los antropomorfos no van a parar, ¿cierto?
 
- Dejemos ese tema para después, tenemos que detener a los antropomorfos -me explicó Mybe serio. Yo asentí. Sin embargo, fuimos interrumpidos por el falso héroe que aterrizó delante de nosotros:
 
- Es imposible, necesitamos refuerzos, y un nuevo plan -nos comentó Light Layer. Llevaba también una máscara de gas. Qué guay es verle vivo... Sí- Algunos de nuestros compañeros han conseguido ponerse la máscara a tiempo como nosotros. Pero ya no quedan los suficientes como para derrotar y ver entre las tinieblas a los antropomorfos con y sin poderes. Necesitamos volver -terminó de explicar. Tenía un punto. No sabemos quiénes quedan vivos, ¿podremos con todos los antropomorfos de esta ciudad? Si he tenido dificultados con el rinoceronte... No me puedo imaginar con el resto. Además...
 
- ¡Auch! -exclamé de dolor, mi brazo, seguía en mal estado. Pude ponerlo en su lugar antes de atacar a los antropomorfos, pero me sigue doliendo.
 
- También debemos de recuperarnos y tener más energías -agregó Light al verme. Mybe asintió y nos teletransportamos a la sede. Yo me quedé en la sala de cuidados mientras que mi tutor y Layer hablaban con los del alto ejército. El Renacido me dio su líquido para beberlo. Estaba buenísimo. Sentí que mis ganas y fuerzas estaban recuperadas. Antes de ir a ver a mi profesor. Wolfan apareció por la puerta preocupado y me abrazó, estaba moviendo su cola.
 
- Hemos visto a Mybe y a Light, nos han explicado todo, ¿de verdad que los de mi especie os han atacado? -me preguntó triste.
 
- Desgraciadamente, aunque no creo que haya sido por su propia voluntad... -le confesé.
 
- Ker, ¿estás mejor? -me preguntó The Cooler apoyado en la puerta de la sala. Asentí-. Genial, porque el deber nos llama. Debemos de ir a ver los demás.
 
Una vez en la sala de reuniones, con todos los gobernantes reunidos, trazamos un nuevo plan:
 
- Sídney ha sido invadido por una nueva habilidad de BlockSmog, todo está cubierto de niebla, la cual nos impide ver. Algunos héroes ya han ido para derrotar a los antropomorfos, los cuales se han rebelado contra nosotros -le explicaba la situación Light Layer.
 
- ¿Sídney? ¿No os habéis enterado? -le preguntó serio el presidente de estados unidos. En la pantalla digital de atrás, salió un vídeo en vivo de un satélite captando el continente de Australia, todo estaba cubierto por el humo tóxico-. Todo el continente está infectado. Millones están muriendo, incluso héroes.
 
- Señor, si me perdonáis, voy a preparar más máscaras de gas -dijo Building saliendo de la sala con prisas. Esto es más grave de lo que imaginaba.... Un continente, ni una ciudad o país, no.... ¿Cuánto queda para la extinción de los humanos?
 
- Sabía que los antropomorfos no eran de fiar, cuando salga a la luz que han ayudado a los villanos... -comentó el presidente de China despectivamente. Wolfan iba a saltar por su comentario, pero le frené. Preferí hablar en su lugar:
 
- No creo que lo hagan a su propia voluntad, es imposible, antes estaban ayudándonos y justo en el momento del ataque, se vuelven contra nosotros. ¿Los villanos han hablado con todos los antropomorfos para atacar a una hora acordada? No, es imposible -les expliqué a los gobernantes y miembros de la sala.
 
- ¿Qué estás insinuando? -me preguntó la primera ministra de Alemania.
 
- Alguien los debe de controlar -le respondí.
 
- ¿Controller? -me preguntó un héroe de la sala.
 
- No lo sé con certeza, pero no tiene sentido, ¿para qué controlar a los antropomorfos teniendo en su lugar a héroes de nivel S, a Light Layer? Además, no creo que se trate de él... -le contesté.
 
- ¿Estás insinuando que hay un villano que puede controlar a los antropomorfos? -me preguntó mi presidente.
 
- Eso complica las cosas -opinó Light Layer-. Ahora BlockSmog puede tener un ejército entero para él solo en cualquier lugar del mundo.
 
- Un continente está contaminado, en el cual aún hay sobrevivientes, pero son asesinados por los antropomorfos. En otras ciudades, incluso en esta hay disturbios cada vez más difíciles de controlar. Otras ciudades... Son inexistentes... -nos recordaba el presidente de EE.UU- ¿Tenemos alguna posibilidad de ganar? -hubo silencio. Todo apuntaba a nuestra perdición. Todos los villanos de la League of Death, han escapado, incluso HeatStroke. BlockSmog tiene el brazalete platino además de contar con Teleport, y hay un villano que puede controlar a los antropomorfos, Enhancer aún le queda otra oportunidad para potenciar los ataques de los enemigos. Mis pensamientos fueron interrumpidos cuando uno de los secretarios interrumpió la reunión:
 
- ¡Es urgente! ¡BlockSmog está dando un discurso por todo el mundo! -exclamaba asustado. Todos nos sorprendimos de ello, rápidamente pusieron en la pantalla el mensaje grabado por los villanos. En él se veía solamente a BlockSmog en un plano medio, viéndose solamente la parte de su pecho hacia arriba. Todo estaba nublado, pero se distinguía algunos de los edificios que había en el fondo. Comenzó a hablar:
 
- No tengáis miedo, es difícil despedirse, pero es algo natural de la vida. Nadie puede detener el destino, Australia ha sido el primer continente que ha alcanzado su fin. Os prometemos que en menos de 3 días, todo habrá acabado. No temáis a la muerte.
 
- Qué hijo de puta -soltó The Cooler. Ese mensaje, iba a provocar que las revueltas y disturbios aumentasen. Un mensaje de odio, sin esperanza. Menos de 3 días... Diría que no tenemos ni uno. Si no actuamos, todos morirán.
 
- Con ese mensaje, vamos a necesitar a todos los héroes en las ciudades que no han atacado aún. Los países se van a descontrolar. Van ver numerosas guerras. No van a estar los suficientes héroes para enfrentarlos -decía la primera ministra de Alemania.
 
- Pueden estar los justos -comentó Light- Puedo llamar a mis amigos de confianza, y junto con Mybe y Bluedice, detenerles. Un último ataque.
 
- ¿Pero cómo vamos a saber dónde están? -le preguntó otro héroe.
 
- Fácil, ha dado el mensaje en Australia, lo sabemos por la niebla que hay en todo el vídeo, además de que se puede ver al fondo edificios muy característicos de una de sus ciudades. Se nota que es un bloque urbano, además de que se ve una estación y una catedral -comentaba una heroína que analizaba el vídeo con su habilidad- Concretamente se trata de la estación de Flinders Street y la Catedral de San Pablo. Situadas en Melbourne. Esa es la ubicación donde se encuentran los villanos -terminó de analizar el vídeo, dejando que sus ojos siguiesen siendo verdes con puntos binarios. ¡LOS TENEMOS! ¡PODEMOS IR CONTRA ELLOS!
 
- Light, ¿de verdad crees que podréis derrotarlos? -le preguntó mi presidente, Layer asintió y añadió:
 
- Sí, pero vamos a necesitar refuerzos para rescatar a los ciudadanos de esa ciudad. Nosotros lucharemos contra ellos, pero necesitamos salvar a la mayor cantidad de personas posibles.
 
¿Ahora te importan los civiles? ¡¿Ahora?! ¿Qué intentas aparentar? Cómo lo odio. Dejé de pensar en su comentario para concentrarme. Voy a ir con ellos a detener a los villanos.
 
- ¡Yo voy! -exclamó Wolfan dando un paso al frente.
 
- Wolfan, será mejor que te quedes, si pueden controlar a los antropomorfos, es mejor que no vayas, sobre todo tú. Lo siento, pero es muy peligroso, y no quiero que otro alumno mío muera. -le explicó Mybe.
 
- ¡Pues que Building cree unos auriculares especiales que impidan oír a Controller! -le replicó enojado por su situación.
 
- Como ha dicho Bluedice, no estamos seguros si Controller es quien dirige a los de tu especie. Además, si es otra persona, puede que no los controle por el habla. Nunca hemos visto a otros miembros de los villanos que no sean los 6 -agregó Layer.
 
- Tranquilo Wolfan, yo me quedaré contigo -le calmó The Cooler. Es un santo. Discutimos los últimos detalles, y nos pusimos con el plan lo antes posible. Antes de ver a Building, por esa brillante idea de Wolfan de los auriculares especiales, intenté hablar con él:
 
- Wolfan, espera -le dije para que parase de caminar por el pasillo. Estaba bastante enojado y entristecido, se le escapaban las lágrimas.
 
- No lo entiendo, a pesar de todo el esfuerzo que hago... No consigo nada... -se sinceró conmigo, de pronto, me dio un abrazo, yo le correspondí tal gesto.
 
- Tranquilo... Tengo un plan -le confesé. Tras varios minutos explicándole el plan, Wolfan lo comprendió perfectamente, conseguí que se tranquilizara:
 
- Es un buen plan, pero... ¿De verdad no podemos ir ya con vosotros?
 
- No, tenemos que asegurarnos lo máximo posible, un paso en falso, y estaremos todos muertos. Intenta conseguir a la mayor cantidad de antropomorfos posible, si tienen superpoderes mejor -le respondí yendo hacia donde se encontraba Building, ya era bastante tarde. Nada más entrar, le dije de crear esos auriculares especiales, en una gran cantidad, le susurré una cosa primordial que serviría para más tarde. Building creó los auriculares en pocos segundos:
 
- Funcionan como los auriculares normales, además de tener ahora un mayor rango, si lo tocas por segunda vez, se pondrá en modo "bloqueo de sonido", y no escucharás nada. Por lo tanto, las órdenes de Controller no funcionará con vosotros -explicaba aquel héroe-. Sin embargo, tampoco podrás escuchar a tus compañeros o lo que suceda en batalla. Para desactivarlo, con tocarlo otra vez es más que suficiente.
 
Agarré los 20 auriculares, y me fui corriendo a la sala de reuniones. Nada más entrar a la sala, casi me da un ataque de pánico. Estaba rodeado de todos ellos... De los que estuvieron en el festival aquel día... De los hijos de puta que nos abandonaron, de mis objetivos.
 
- ¡Mirad aquí tenemos al famoso Bluedice! -exclamó uno de ellos nada más verme. Yo saludé bastante tímido. Le di los auriculares a cada héroe, finalizando con Light:
 
- Gracias, Ker -me agradeció con su ya máscara de gas puesta. Me puse mi máscara. Todos estábamos preparados. Les expliqué el uso de los auriculares, repasamos las habilidades de los villanos, hasta que, finalmente, estábamos preparados para combatir.
 
- Nada más llegar, nuestros compañeros de nivel A y B se teletransportarán a nuestra dirección y rescatarán a los civiles. Nuestro objetivo fundamental, es asesinar a BlockSmog, es la única opción. Hay que acabar con Teleport, Enhancer y Controller si es el causante de controlar a los antropomorfos. Hemos luchado en miles de batallas, pero nunca como esta. Va a ser duro, pero la humanidad depende de nosotros, ¿estáis preparados? -terminó Light su discurso. Todos afirmamos con la cabeza. Cada uno de ellos se teletransportó a Melbourne. Me encontraba a solas con Mybe en aquella sala, antes de pulsar mi brazalete me frenó:
 
- Ahora es el momento justo para darme otro abrazo -bromeó para sacarme de mis casillas.
 
- Adiós -intenté darle a aquel objeto, pero el poder de mi tutor me frenaba. Cabrón, ¿qué quieres ahora?
 
- ¿Seguro que quieres continuar? Aún estás a tiempo de irte con tu familia, nosotros podemos acabar con ellos -me explicó. Yo negué con la cabeza:
 
- Sé que no soy un héroe de nivel S, pero he luchado con héroes de esa clase, he enfrentado a Dioses, a Counter, a villanos y a ellos. Sé que puedo ayudar en combate, tengo un plan, siempre lo tengo. Si tienes miedo de que me pase algo, mejor vete tú con Marissa e Ethan, yo me encargo de salvar al mundo como a ellos -le expliqué enojado. Mybe comenzó a reírse.
 
- Sabía que me dirías algo de ese estilo. Ya veo que eres todo un héroe, justo como querías -me comentó con una sonrisa. Esas palabras me llenaron, tenía ganas de llorar. Nunca he sido un héroe, pero hoy lo seré. Mi tutor se puso su máscara de gas especializada, era transparente y le cubría toda la cabeza. Esa era la vestimenta obligatoria para todos los héroes con antifaces. Entonces, antes de teletransportarme, me dijo una última cosa-. Ah, por cierto, por tu contestación y tono de voz, tienes un punto menos en tu notal final.
 
Pero qué cabrón, ni me ha dejado discutir con él. Bueno, ya me preocuparé por eso en otro momento. Es la hora.

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo