Cap 68. 2º Batalla Sin Luz.

Anexia: World of Superheroes.

visibility

68.0

favorite

0

mode_comment

0


Aquí estábamos, en Melbourne, justo en el lugar donde la heroína "Review" analizó el vídeo que grabó BlockSmog. Federation Square. El vídeo se grabó hace poco menos de 20 minutos, ¿estarán aquí? Deben de estarlo. Es más, ¿y si saben que vamos a venir? ¿Y si graban nuestro fracaso? No lo sé.... No sé qué va a pasar el día de hoy. Rezo a que esté en este lugar.
 
Me incomoda mucho el hecho de hacer equipo con las 18 personas que estuvieron en el festival aquel día. Justo ahora estoy al lado de los famosos hermanos "R" y de "Particle". Todos con sus trajes blancos y dorados, iluminados para poder contemplar algo entre toda esta tiniebla. Iluminé mis extremidades para poder ver. Me fijé en Mybe, él no tiene ningún poder de luz. Mi tutor le dio a su logo del pecho, se encendió y su traje comenzó a iluminarse. Me miró, me guiñó un ojo. Escuché la voz de Light por mis auriculares:
 
- Recordad, como hemos hablado, no saben que estamos aquí, vamos a investigar por todos los rincones de la ciudad, sin causar el máximo escándalo posible, hasta que vengan nuestros compañeros de nivel A y B. Particle, ilumina las calles -nos explicó Light Layer. Este héroe le hizo caso, de su cuerpo se generaron miles de partículas que volaban alrededor nuestro, iluminando toda la calle donde nos encontrábamos, me fijé que las partículas iban más allá. El objetivo es iluminar toda la ciudad. Los poderes de Particle a día de hoy me sorprenden, es muy útil, no solo por este momento, ya que en cualquier momento puede hacer que cada una de esas partículas exploten. Light y varios héroes con el poder de vuelo comenzaron a elevarse. Todo estaba despejado, había mucho silencio, demasiado. Antes de que cada uno comenzara con la búsqueda, las partículas comenzaban a apagarse, hasta que nos quedamos de nuevo en la oscuridad-. ¿Qué te pasa Particle? ¿Por qué has dejado de iluminar la zona?
 
- No he sido yo, mi luz se me ha... Apagado -respondió intentando generar más partículas, pero cuando lo hacía se desvanecían con la niebla. De pronto, todas las luces de nuestros trajes y poderes se desvanecían. Intentaba potenciarme el brazo derecho, pero no se iluminaba. ¡¿DÓNDE COÑO ESTÁ MI LUZ?! No podía ver nada. Entonces, escuchamos una voz distorsionada:
 
- Atacad -susurró aquella voz. No sabía decir de dónde provenía exactamente, todo estaba oscuro y entre tinieblas. Comenzamos a escuchar aullidos, gruñidos, de todas partes. Mierda, esto ha sido desde el comienzo una trampa. Comenzamos a escuchar sonidos de pisadas, cada vez más cerca. ¿Qué voy a hacer ahora? Estaba hiperventilando. Entre aquella niebla, distinguí rápidamente la figura de un antropomorfo lobo, saltó hacia mi dirección rápidamente. Casi logra morderme el cráneo sino fuera de que Mybe le paró. Lo lanzó hacia otro grupo de antropomorfos. Mi tutor apartaba a cada atacante lejos de nosotros. Se empezó a iluminar un punto en el cielo, era Light, estaba generando en su brazo derecho, lava dorada, como aquella que me atacó.
 
- No os alarméis, tenemos otras capacidades, esas siguen funcionando. Nosotros acabaremos con el villano que controla la luz. He aviso de que vengan nuestros compañeros. ¡Aguantad! -nos explicó Layer, yendo con otros 6 héroes a diferentes direcciones. Di un golpe al pavimento del suelo con mi pierna derecha potenciada, le hice una grieta considerable. A pesar de que no se ilumine mi cuerpo, el resto de mi poder sigue funcionando. Bien. Bien. Me potencié tanto mis extremidades, como la vista para poder ver en la oscuridad. Me percaté de que una larga cola de serpiente se dirigía hacia mi dirección, conseguí retenerla a tiempo. Sin embargo, se movía tanto que se me escapó de las manos. Otro antropomorfo estaba a punto de rasgarme el traje hasta que Mybe volvió a protegerme, lanzando el animal hacia lo más lejos de las tinieblas.
 
- Recordad que si nuestro traje o máscara es dañada en combate, es fin del juego -nos comentó "Reflection", esquivando y golpeando a varios enemigos. La mayoría que estábamos aquí dependíamos de los poderes de luz, pero ahora dependemos de Mybe y Reflection, pero él no puede usar sus poderes aquí, ya que nos encerraría con los antropomorfos. Nunca pensamos en traernos linternas o algún objeto que generase luz, es que joder, somos héroes con habilidades de luz. Resistíamos con dificultad, Mybe se encargaba de la mayor parte del trabajo, le veía bastante sudado. ¿No se supone que los refuerzos estaban viniendo? Mierda. Mierda. Mierda. Comencé a saltar y golpear al suelo con una gran potencia, generando una onda expansiva para lanzar a los enemigos, parecía que funcionaba. Sin embargo, algo me agarró por las piernas, al igual que a varios de nosotros, ¿es una cola? ¡JODER! Creía que iba a ser mi final pero Light regresó con sus amigos, Light comenzó a lanzar bolas de lava luminosas a nuestro alrededor, ahuyentando a los antropomorfos. Los que aún se quedaban y nos tenían acorralados eran enfrentados por nuestros compañeros voladores, uno de ellos tenía el poder de lanzar a través de sus puños rayos dorados, por lo que electrificaba a los enemigos. Mybe lanzaba el resto. Entonces, Reflection creó un escudo de espejos en constante movimiento, eran transparente. Este escudo de espejos hace ver en el exterior como si todo fuese a la normalidad. A pesar de que en su interior estemos nosotros. Será como si para los antropomorfos nos hayamos rendido. Los 20 estábamos sanos y salvos. Todos eran muy buenos luchando a pesar de que la mayoría no tenía sus poderes de luz. Se nota que son de nivel S, si fueran de nivel A o inferior, habrían muerto varios de nosotros al no resistir la presión y a la cantidad de esos seres.
 
- ¿El escudo aguantará? -le pregunté a Reflecion. Este asintió.
 
- Lo justo para que vengan los refuerzos -me aseguró. Light le siguió el turno de habla:
 
- He hablado con Building, va a generar cinturones especiales para cada uno de los héroes. En menos de 2 minutos vendrán los refuerzos -explicó con tranquilidad. A pesar de la situación, todos estaban calmados, ¿de verdad soy el único que lo está pasando fatal?
 
- Mis poderes aún no se encienden -dijo esta vez "Refraction", el hermano mayor de Reflection, o eso era lo que leí en aquellas revistas de superhéroes tiempo atrás.
 
- ¿Puedes utilizar esta energía de luz pura? -le preguntó el líder serio. El héroe extrajo energía de la luz, comenzando a iluminarse sus dedos.
 
- Sí, pero no creo que pueda derrotar a una gran cantidad de antropomorfos -le respondió. No obstante, sus dedos dejaron de iluminarse. El brazo de Light cada vez perdía brillo, pero se mantenía. Volvimos a escuchar aquella horripilante voz siniestra:
 
- Parece que los mejores héroes de nivel S no pueden utilizar su luz, su fuente de poder -comenzaba a explicar con un tono siniestro que me ponía los pelos de punta. Noté que algo daba vueltas alrededor de nosotros, una sombra, los demás lo percibieron- Ahora solo son unos inútiles héroes que se enfrenta contra la oscuridad -terminó su explicación dejándonos escuchar sus carcajadas. Te equivocas. Hay aquí personas con más de un poder. Pero... Para acabar con todos los antropomorfos, sin contar con los que tengan poderes... Necesitamos habilidades, urgentemente. Aquella sombra despareció. Sin embargo, los pasos y gruñidos de aquellos seres se hacían cada vez más fuerte, hasta quedar rodeados por ellos. El olfato de los antropomorfos está más desarrollado que el de nosotros, esa característica ha delatado que estemos aquí, a pesar de que exteriormente no nos vean. Comenzaron a saltar y a dar puñetazos al escudo de espejos. Mybe agarraba al primer grupo de enemigos y los elevaba, pero rápidamente se generaba otra capa de antropomorfos alrededor de nuestro escudo. Mi tutor volvió a levantar a ese escudo, pero con su otro brazo, les lanzaba hacía los extremos, parecía que funcionaba, hasta que aparecieron antropomorfos con poderes. Uno de ellos comenzaba a transformarse en un león de varios metros, comenzó a golpear con todas sus fuerzas el escudo de espejos, empezaba a agrietarlo. Mybe le intentaba retener, pero le costaba, se puso de rodillas, para asegurar de que lo mantenía a raya. No obstante, otro antropomorfo clavó sus garras en el escudo, empezó a cerrar su mano para hacer un puño. En este proceso, todo el escudo comenzaba a agrietarse. No íbamos a durar mucho. Aquella voz desperanzadora volvió a hablar-. ¿Cómo se siente cuando os arrebatan la luz?
 
Comencé a retroceder, podría golpear desde dentro a aquel antropomorfo que intenta destruir el escudo, pero provocaría una onda expansiva que afectaría a mis compañeros, por eso nadie atacaba desde dentro y Mybe es el único capaz de pararles por ahora. No veía el cielo, ni siquiera aquella temible niebla, solo las fauces, garras y ojos rojos de los antropomorfos, rasgando las paredes, babeando por comernos. Light nos dijo que nos apartáramos a un lado, comenzó a transformar su cuerpo en aquella lava dorada, no tan brillante como antes, pero con un abrumador poder. Nos comentó que iba a salir volando, destruyendo el espejo y al gigante, para así que Mybe apartase a los antropomorfos y comenzáramos a escapar y hacer tiempo hasta que viniesen los refuerzos. No obstante, escuchamos ruidos provenientes más allá de los antropomorfos, éstos comenzaban a gritar y a dirigir su atención en la otra dirección. Me percaté de que habían personas luchando contra los enemigos, los refuerzos. Antes de poder disfrutar este momento, aquel antropomorfo con sus garras destruyó por completo el escudo de espejos. Light salió disparado contra el gigante. Mybe, lanzó al resto de enemigos lo más lejos posible de nosotros. Layer consiguió derrotar al villano, atravesándolo por el corazón a gran velocidad. Nadie dijo nada al respecto. Era defensa propia...
 
Uno de los héroes venía corriendo hacia nosotros, nos sorprendimos al ver que estaba completamente iluminado, gracias a su cinturón. Éste se paró delante de nosotros y nos mostró 20 chips:
 
- ¡Tomad! -exclamó un nivel A, dándonos a cada uno un chip- Poned el chip en vuestros cinturones, modificará el cinturón y podrá iluminar el camino y a vosotros mismos -nos explicó. Parece que Building estaba en todo, pero esto también generaba luz, ¿podría aguantar? Mis poderes de luz estaban aún desactivados, como el de todos. Incluso me entraba inseguridad cada vez que golpeaba a uno de esos seres.
 
- ¿Pero no genera luz? -le preguntó Mybe curioso al ver que la luz de todos nuestros compañeros nuevos se mantenía.
 
- No es luz, es oscuridad -le respondió rápidamente- Uno de nuestros compañeros, genera un tipo de oscuridad que permite brillar, éste se lo dijo a Building como una de las posibles formas de contrarrestar el poder del villano que os está haciendo esto. Por eso la tardanza -nos explicó agitadamente. Me puse el chip en mi cinturón de contención, de pronto, se iluminó al completo, modificó parte del traje que estaba interno al objeto, ya que recorrió una especie de energía azul Maya por el traje. Mis poderes de luz volvieron a reactivarse, potencié mis brazos, el color no era dorado sino del mismo color que aquellos rayos. Observé a mis compañeros, todos tenían la misma mejora y paleta de color. Particles rápidamente generó partículas nuevas de luz, iluminando toda la zona, haciendo explotar varias de ellos donde estaban los antropomorfos. Esta nueva clase de luz u oscuridad o lo que sea, es genial. Volvimos a escuchar nuevamente aquella maldita voz:
 
- Podéis engañar a mi poder, pero no a la muerte -nos comentó de forma susurrante. Entonces, varios edificios comenzaron a explotar. Se escuchaban gritos de auxilio. Mierda, ¿habían preparado incluso bombas? Cada vez, las casas y edificios explotaban. Los héroes de nivel A y B se encontraban peleando contra los antropomorfos, además de que no estaban por toda la ciudad. Los únicos que podían hacer algo éramos nosotros.
 
- Escuchad, yo y mis compañeros con habilidad de vuelo iremos a sacar a los civiles de sus casas y a teletransportarlos a un lugar seguro. El resto ayuden o encuentren la localización de BlockSmog -nos explicó Light Layer, nosotros obedecimos. Yo me fui recorriendo cada una de las calles. A cada 30 segundos un edificio explotaba, quería ayudarles, pero para eso necesito de encontrar la localización de esos cabrones. Tardé pocos minutos en recorrerme Melbourne, ni rastro de ellos ni del villano que aún nos quita nuestra luz. No están en esta ciudad. Mierda. Iba a avisar a mis compañeros de la puta situación hasta que una casa a mi lado explotó, la onda me lanzó a pocos metros de ésta. Menos mal que no se rompió mi traje. Escuché aparte de gritos de una mujer, los berrinches de un bebé. ¡NO ME JODAS! La casa estaba en llamas y medio destruida, se está derrumbando poco, pero puedo hacerlo con mi super velocidad. Una vez todo más ralentizado, me adentré a aquel hogar, el techo estaba lleno de humo, los dos pisos de arriba, destruidos. Los berrinches que escuchaba a cámara lenta, venían del salón, observé a una madre sujetando desesperadamente a su hijo en un rincón. Agarré a la madre, con cuidado de que no se cayese el bebé y me teletransporté al lugar acordado por todos, a uno de los centros de seguridad de Eustópolis. Menos mal que la niebla no alcanzó a esta familia. Los dejé rápidamente en el lugar, y me volvió a teletransportar hacia el peligro. A mi regreso, habían más casas destruidas. No me va a dar tiempo de salvarlos a todos, a nadie, es imposible. Entonces, entre el fuego, me fijé que había un objeto volador redondo, parece que me notó ya que volvió a la dirección contraria a la mía. ¡¿Qué mierda?!
 
Comencé a perseguir a aquel objeto, estaba a varios kilómetros de distancia del suelo, por lo que salté, convertí mi brazo en un cañón de energía y disparé al dichoso objeto. Éste cayó al suelo muy mal parado. Al verlo más de cerca, casi se me para el mundo, es un Recorder. Estos cabrones nos han estado grabando todo este tiempo. ¿Pero por qué? Además, ¿no estaba confiscado por el gobierno? Aunque bueno, con Teleport supongo que todo es muy fácil de robar, como en Egipto. Caí en el plan de los villanos, quieren hacer ver al mundo que no hay esperanza. Si matan a los héroes más famosos, no, a Light Layer, todo se acabó. JODER. Lo que me estaba pasando por la cabeza me estaba produciendo arcadas, pero tengo que proteger a Light. Es el número uno en la tierra, debido a que los mejores héroes se fueron al espacio hace varios años atrás. Somos la única esperanza de la humanidad. Wolfan... Controller, hay que acabar con él, pero si cualquiera puede vernos gracias a los Recorders, el villano que controla a los antropomorfos podría controlarlos... Bueno, menos mal que había pensado en una solución para esto.
 
Advertí a mis compañeros sobre el hecho de los Recorders y de que los villanos no estaban en este lugar. ¿Qué hacemos ahora? ¿Y si han huido? Escuché un ruido proveniente del cielo, me estaba cayendo un antropomorfo desde arriba, se trataba de una especie de pájaro. Conseguí esquivarlo. Me enseñó sus plumas, cada una de ellas se despegó de sus alas y comenzaron a perseguirme. Daba vueltas, pero no me perdían el rastro, lo que hice fue correr hasta ponerme detrás del enemigo, me deslicé entre sus piernas y frené metros después, cada una de las plumas comenzó a dar en la espalda del rival, hasta que cayó al suelo, muerto. Lo siento, pero, durante esta mini batalla había más gritos de auxilio. Los héroes están atacando para matar, esto es vida o muerte. Además, ha sido defensa propia. Como lo de Light Layer. Iba a ir hacia mi equipo pero volvió a retumbar por toda la ciudad aquella susurrante voz:
 
- Héroes asesinando, ¿qué pensará la humanidad sobre esto? -nos preguntó. Cabrón, sal de donde estés. Ya te digo yo qué es lo que pensará. Comencé a correr hasta llegar a una calle donde un centenar de antropomorfos rodeaban a varios héroes de niveles A y B. Empecé a rodar como una peonza, generando una especie de mini tornado el cual llevaba a los animales, conduje el tornado calles más arriba y lo lancé, haciendo que cuando se deshiciese, cada uno cayera al suelo desde muchos metros desde el cielo. Volví para ver si aquellos héroes se encontraban en buen estado.
 
- ¿Estáis bien? -les pregunté exhausto.
 
- Yo sí, pero mi amigo no... -me dijo mientras tenía en brazos a su compañero. Me fijé en que tenía varios raspones hechos por los antropomorfos, su piel comenzaba a hervir.
 
- Será mejor que lo sueltes, es demasiado tarde para él -le dije con tristeza. Aquel chico no me hacía caso, comenzó a romperse ahí delante.
 
- ¡¿Por qué aparecen cada vez más antropomorfos?! ¡¿Por qué los refuerzos son poquísimos?! -se preguntaba una y otra vez mientras gritaba. Escuchaba pasos y gruñidos, este idiota estaba captando la atención de más bestias. Entiendo su situación, yo también me hago esas mismas preguntas constantemente. La segunda es debido a que todos los héroes del mundo están en el resto de ciudades, combatiendo contra los copos tóxicos y los disturbios y villanos que han surgido tras el mensaje de BlockSmog, los únicos que están libres para venir, serían los antropomorfos, pero sabiendo que está el villano que los puede controlar, es inseguro que vengan. Por lo que pocos héroes están aquí hoy, insuficientes. Agarré al héroe que no paraba de llorar y lo cargué, dejando a su compañero en el suelo-. ¡¿PERO QUÉ HACES?! ¡ES MI AMIGO!
 
- ¡Cállate si no quieres morir! Yo también perdí a mi amigo en esta batalla contra BlockSmog, y aquí estoy, compórtate, que tienes más años que yo -le tuteé. Se cayó, conteniendo sus lágrimas. Odio ponerme así, sé que en otra ocasión hubiese actuado como él. Mientras que huíamos, miraba al cielo, a pesar de estar nublado, se veía sombras que caían del cielo. Cuando aterrizaban, me di cuenta de que se trataban de numerosos tipos de antropomorfos. No tenían alas. Teleport los está teletransportando hasta aquí para que acaben con nosotros. Mierda, si nos están grabando, se verá cómo la especie de Wolfan ha ido en contra de sus ideales, y ha asesinado a los héroes. En cualquier caso, seguro que ahora mismo la situación en el resto de los países es pésima. Seguí corriendo, orientándome gracias a las partículas de luz Maya generadas por Particle, no obstante, comenzaban a desaparecer una a una. No. NO. NO. Paré de correr, dejé al héroe, y me examiné el cuerpo, mis piernas aún tenían aquella luz proveniente de la oscuridad. La desaparición de las partículas no tenía nada que ver con el villano que nos atormenta desde las sombras. Eso solo quiere indicar que... Mierda, estaba enojado, pero a la vez feliz. Escuché un grito proveniente de Federation Square, estábamos muy cerca de aquel lugar, por lo que corrimos hasta allá. Habían cadáveres tanto de antropomorfos como de los héroes que habían venido a ayudarnos. Entre las tinieblas varias ráfagas de rayos, láseres, luz, explosiones, se llegaban a ver.
 
Observé el cadáver de Particle en el suelo, estaba aplastado, todos sus huesos, sesos y órganos estaban expuestos al aire, los cuales comenzaban a intoxicarse por la niebla. ¿Qué mierda ha pasado? Antes de averiguarlo, fuimos atacados por dos linces, como estaba potenciado, no me dañaron, pero a mi compañero sí, le arrebañaron el pescuezo, desangrándose en el suelo. Aquellos dos linces, eran solamente niños, y tenían una gran velocidad. ¿Por qué están unos niños aquí? El animal mayor se abalanzó sobre mí, pero lo esquivé, entonces el hermano pequeño iba a morderme la pierna, pero le di una patada en el estómago, alejándolo de mí.
 
- ¡Dejadme! ¡No quiero haceros daño! -les rogué con toda mi alma. Sé que están siendo controlados, ya han muertos suficientes, niños no... Niños no... Transformé mis brazos en cuchillas. Me apartaba constantemente de ellos, el suelo temblaba, parece que mis compañeros tienen problemas con el villano que ha asesinado a Particle. Los hermanos comenzaban a cansarme, más si tenía que eliminar a los enemigos que se interponían entre nosotros. ¿Soy capaz de matar a unos niños a pesar de que quieren asesinarme? No son ellos, los están controlando, si acaba todo esto podremos salvarles... No soy un monstruo. Mis pensamientos fueron interrumpidos, cuando un rayo de energía electrocutó y quemó a los linces. Sus cuerpos yacentes de vida cayeron al suelo al instante. Me quedé parado unos segundos. Hasta que no paraban de gritar mi nombre:
 
- ¡Bluedice! ¿Una ayudita? -me preguntó Mybe a lo lejos. Dejé de ver a aquellos linces, el cabrón de "Divine Ray" ha asesinado a esos críos. Pude haber encontrado otro modo, pero no ese. Esta me la pagarás, ya verás. Me puse al lado de mi tutor, éste estaba ocupado deshaciéndose con su poder a varios antropomorfos con habilidades.
 
- Situación -le dije.
 
- Como te habrás dado cuenta, no paran de aparecer más enemigos, y pocos aliados. Tenemos un problema con un rinoceronte gigante hecho de ladrillos, ha... Asesinado a Particle -me explicó. Espera, ¿pero yo no le había vencido? Mierda, Ker, cayó al lago, pero seguro que tendría forma antropomorfa normal, pudo haber nadado y salvarse. Suspiré. No le había dado importancia a eso hasta ahora, pero... Espera, si ese enemigo es de Sídney, es posible que el resto que nos estén enviando sea de ese lugar. Están en Sídney.
 
- Sídney, ¡están en Sídney! -exclamé con mi voz potenciada para que me oyesen solamente los seres vivos de Federation Square. Parece que mi amplitud atrajo al rinoceronte. Veía su sombra a lo lejos, ya sabía cómo vencerla, me acerqué a él y le corté los pies, volvió a caer y a rodar por el suelo. Esta vez, Light acabó con el entrando en su pecho, fundiéndolo por dentro, y saliendo victorioso. Layer se acercó a mí con una pregunta:
 
- ¿Cómo sabes que está allí?
 
- Porque el villano al que acabamos de derrotar es de esa ciudad, me enfrenté a él con anterioridad. Todos están ahí, observándonos a través de los Recorders.
 
- Ya veo -Light llamó a todos los compañeros restantes para reunirnos, mientras que los demás héroes sobrevivientes se enfrentaban contra el enemigo- ¿Tenéis todas las coordenadas de Sídney? -preguntó al resto del equipo. Todos afirmamos-. Allí está BlockSmog, vamos a tener que dejar esta ciudad. Es ahora o nunca.
 
Nos teletransportamos directamente hacia allí. Nos encontrábamos en Circular Quay, al lado de The Rocks y del Real Jardín Botánico. No había nadie, por ahora. Light y los demás héroes con poderes de vuelo se elevaron.
 
- No hay tiempo que perder, cuando los encontremos, pasaremos coordenadas, y atacaremos todos juntos -explicó el plan. Comenzamos a movernos, yo recorría las calles con mi super velocidad, de pronto, apareció una tormenta de arena, que impedía poder ver con claridad. Algo me golpeó la cara tirándome al suelo. Escuché risas de un crío. HeatStroke.
 
- Vaya, vaya, pero si tenemos aquí a los héroes más famosos del mundo -comentaba entre risas. Intenté incorporarme, pero una mano hecha de arena impedía levantarme- ¿Y esta máscara? Parece una mejorada de la anterior... ¿Puedo probarla? -me preguntaba con entusiasmo, fingiendo ser un niño a pesar de ser un ser hecho de arena. Estaba a punto de quitármela hasta que me potencié mis brazos y piernas, y me propulsé con ellas para saltar, luego caí a metros de él- Murk me comentó que habíais encontrado un método para hacer que la luz regresase a vosotros. Y veo que tiene que ver con ese cinturón también especial -me explicaba mirando el objeto sin cesar. ¿Murk? ¿Su poder no era crear escudos de oscuridad? Aunque, si su poder es mejorado, podría generar oscuridad o un escudo que impida la luz en cualquier parte. Una muy buena jugada, pero Enhancer ya no puede potenciar más a los villanos. Tengo que avisar al resto para que vayan con todo, pero antes me tengo que deshacer de Heatstroke.
 
- Eres muy pesado, ¿lo sabías? -le dije algo enojado por su incansable persistencia. El niño de arena comenzó a reírse.
 
- No sabes cuánto -me afirmó. Su cuerpo de arena, se mezcló con el polvo de arena del aire, generando una mayor potencie en ésta, haciendo que me llevase por los aires. Me encontraba dando vueltas por las calles de Sídney, me estaba mareando. Varios golpes me llegaban de todas partes, costado, pierna, brazo, estómago, espalda. Me potenciaba mi cuerpo para sentir lo menos posible. Caí al suelo malherido. Detrás mía, Heatstroke agarró mi máscara y me la quitó- Con esta tormenta voy a eliminar a cada uno de vosotros por mí mismo, sin ayuda de los demás, Light y sus amigos también están teniendo problemas -me comentaba. En el último momento, antes de que me quitase la máscara, contuve aire. Di una patada giratoria provocando que me devolviese mi máscara, me la puse. Volví a respirar. A pesar de que Heatstroke no se había generado ningún rostro en su forma humanoide hecha de arena, estaba bastante enojado. Y yo también. Ahora que está aquí, puedo acabar con él, o al menos dejar que siga con la tormenta de arena. Empecé a dar vueltas a su alrededor con mi super velocidad, con mi poder púrpura. Conseguí crear un tornado de arena de color morado. Esto es algo que tenía pensado hacer después de nuestros combates. Empecé a dejarle sin aire, sin arena a la que acudir, se encontraba ahí, en medio de la tormenta. Parecía que estaba funcionando, pero comenzó a reírse-. Será mejor que tengas cuidado con lo que te viene encima.
 
Miré hacia al cielo mientras seguía corriendo en círculos, una gran cantidad de lava se estaba dirigiendo hacia nosotros. ¡¿Qué mierda?! Yo hui varias calles. Heatstroke pudo mezclarse a tiempo con el viento y la arena que generaba. El poder de Teleport es muy peligroso, ¿cómo ha podido teletransportar lava? Mierda. Mierda. ¿Qué hago ahora? ¿Qué hacemos ahora? Ninguno de mi equipo tiene poderes de agua o de congelar... Pero yo sí conozco a alguien cerca de aquí con el último poder que he mencionado. Pero, ¿cómo le podríamos congelar? Claro, teletransportándolo por el aire, temperatura gélida. Necesitaré crear numerosos y poderosos tornados... A pesar de tener la máscara estaba sonriendo. Tengo un plan. Avisé a mis compañeros de lo que iba a hacer, regresé a Eustópolis, no me costó mucho tiempo encontrarles y explicarles qué pasaba. Me dio tiempo para hablar incluso con Wolfan, el plan estaba saliendo a la perfección. Entonces, volví a Sídney con mi amigo Danny y The Cooler, ambos con máscaras de gas.
 
- ¡Dios! No veo nada... ¿Has estado combatiendo así? -me preguntó Green Twister preocupado. Yo afirmé con la cabeza. Y continué a repasar el plan:
 
- Muy bien, la única manera de parar a Heatstroke es congelando la arena, por eso, Green Twister, vas a hacer tornados y The Cooler, vas a lanzar hielo en cada tornado. Yo moveré los tornados con mi velocidad por la ciudad, transformando el aire cálido en uno gélido, tanto, hasta poder congelar la arena -expliqué el proceso. Ambos estaban de acuerdo-. Cuando acabe, volved a Eustópolis. No quiero que os pase nada.
 
Ambos afirmaron con la cabeza, Danny comenzó a crear numerosos tornados de gran tamaño, yo me adentraba en cada uno de ellos, corriendo a su alrededor, potenciándolos con el poder morado. Entonces, The Cooler, lanzaba ráfagas de hielo, los cuales se rompían y se mezclaban con el viento y el tornado, haciendo que se congelase la arena que había en el alrededor. Bien, funciona. Comencé a mover los tornados y a tirarlos por todas partes. Parece que conseguimos llamar la atención de Heatstroke ya que apareció delante de nosotros con su forma humanoide.
 
- Veo que has traído a tus amigos -comentaba, vi que comenzaba a congelarse poco a poco. Comencé a sentir frío, toda la temperatura había bajado. El plan estaba funcionando demasiado bien. La tormenta de arena cesó. Heatstroke estaba entre la espada y la pared. No puede recuperarse con arena, a menos que Teleport le teletransporte más cantidad. Hay que acabar con él. Antes de poder actuar, el villano acabó su frase-. Yo también he traído a amigos.
 
Estábamos los cuatro solos. No veía a nadie... De pronto, potencié mi cuerpo. Sabía a quién se refería. Conseguí ver que una gran estela plateada pasaba por el lado de Heatstroke. Con mi super velocidad, me aparté de donde estaba, llevándome a Danny conmigo. Vi cómo The Cooler comenzaba a escupir sangre. Speed Warrior le había atravesado su pecho con su mano metálica. El velocista se la sacó, todo el cuerpo de hielo de mi examinado comenzaba a agrietarse. El villano lo remató agarrando su cara y estrujándola hasta hacerla añicos, todo su cuerpo se rompió.
 
- ¡NO! -grité por lo que había hecho. Danny estaba a mi lado, estaba muy asustado. Rápidamente, le di al botón de su brazalete para que se teletransportara a Eustópolis. Nos miramos fijamente- ¿Me quieres verdad? Ven a por mí -le dije. Esto era bueno, si distraigo al velocista, Light y los demás tienen más posibilidades de acabar con BlockSmog. Sin embargo, Speed se miró la mano con la que acababa de asesinar a mi examinador, el único héroe de nivel S que toleraba. Estaba bastante congelada, desprendía humo, tenía líquido azul oscuro, la sangre de The Cooler. Entonces, hizo algo que no me esperaba. Se acercó con su super velocidad a Heatstroke y le puso aquella mano en su pecho, apuntando al corazón, comenzó a agitarlo de tal forma que su brazo no paraba de temblar, era como si vibrase. El resto del cuerpo de HeatStroke comenzó a congelarse a una gran velocidad, no le dio tiempo ni a quejarse. Speed Warrior le dijo unas últimas palabras:
 
- Tenías una única misión, y has fracasado.
 
Una vez, siendo una estatua de hielo, lo empujó y se rompió. ¿Acabo de ver cómo Speed Warrior ha matado a uno de sus compañeros? Entonces, giró su cabeza para observarme y decirme:
 
- Ahora vas tú.
 
Se me erizó todo el cuerpo. Mi instinto de supervivencia actuó solo, y comencé a correr con mi super velocidad. Le tenía detrás, no paraba de seguirme, de mirarme. ¿Por qué estoy sudando tanto? Vamos Ker, concéntrate, tienes su atención, lo único que tienes que hacer es llevarlo lo más lejos posible de esta ciudad... O del continente. Utilicé el poder púrpura en mis piernas, sé que soy muy rápido, pero nunca he hecho una prueba de lo veloz que puedo llegar a ser. ¿Y qué mejor momento que ponerlo a prueba que ahora? Antes de que me pudiera coger Speed Warrior, puse mi pie en el suelo, entonces, todo se movía a cámara lenta, pero mi respiración era normal, estaba fuera de esta realidad. En un segundo, me encontraba traspasando cientos de kilómetros y kilómetros cada 30 segundos, ya estaba en otra ciudad que no era Sídney, más bien, en Aldelaida, una ciudad con muchas calles, giré mi cabeza para ver si lo tenía por detrás. No me seguía. ¡TOMA! ¡JÓDETE! ¡SOY MÁS RÁPIDO! Pero... Espera, espera, espera. Mierda, Ker, debes de ir otra vez para atrás. Si piensa que soy más rápido, volverá hacia Sídney para acabar con mis compa...
 
No pude acabar tal pensamiento, ya que recibí un puñetazo en mi cara, haciendo que me lanzara contra una pared de las casas de aquella ciudad. Escupí sangre, luego, el velocista, me agarró de mi pierna derecha, y me lanzó contra otra infraestructura, comenzó a darme numerosos golpes en mi estómago a una velocidad que ni podía verle sus brazos. Me agarró del cuello y me llevó hacia otra ciudad. Veía cómo pasaba todo fugazmente, todo difuminado, iba... Mucho más rápido que yo. Me lanzó contra el suelo, provocando que rodase y se me cayese la máscara. Me encontraba tumbado boca abajo. Joder... Tengo algo roto, seguro. Me dolía la mandíbula, el abdomen, incluso las piernas. Intentaba incorporarme lo más rápido posible, me potenciaba las partes de mi cuerpo que estaban heridas para que se curasen. No lo hacían. Vamos... Funcionad poderes raros.... Vamos... Nada. Iba a agarrar la máscara de gas pero Speed Warrior la pisó, aplastándola. Me arrodillé para poder sujetarme, alcé mi cara para observarle. Estaba ahí, con aquella máscara tenebrosa y fría:
 
- ¿Qué? ¿Acaso pensabas que eras más rápido que yo? -me preguntó con aquella voz distorsionada. Intenté agarrar sus piernas, pero me metió una patada en la zona de mi boca, cayendo al suelo- Sí, lo hacías, lo haces -hizo una breve pausa, me miraba fijamente, entonces, comenzó a caminar lentamente por la calle- ¿Sabes? Mi jefe va a acabar con toda la vida por igual, y lo va a lograr -dijo seriamente- Por lo tanto, no pasa nada si competimos un rato. ¿Eras de Eustópolis cierto? -me preguntó con ese aire de superioridad. Sentí nuevamente escalofríos. No me gustaba por dónde se estaba yendo esta conversación. Conseguí incorporarme-. Si no consigues ganarme en una carrera hacia allí. Mataré a todos los civiles de esa ciudad. Seguro que tendrás familia, todos la tenemos. ¿Qué me dices? ¿Podrás detenerme a tiempo?
 
El velocista me dejó solo, ya ha comenzado a ir hacia mi ciudad. HIJO DE PUTA. No puedo permitir que acabe con Ethan o con Marissa... O con Doris. Escuchar que iba a hacer daño a mis seres queridos, me enervaba la sangre, todo mi cuerpo estaba potenciado y caliente. Incluso... ¿Se me pasó el dolor? ¿Estaba curado? No entiendo qué es lo que ha pasado. Da igual. No es importante. Corre, Ker, corre. Pasaba por las ciudades, menos mal que al correr dejamos una estela de energía que decimos por donde pasamos. Seguía aquel camino, aún no lo veía. VAMOS. Mientras empezaba esta carrera, Mybe contactó conmigo por los auriculares:
 
- ¿Ker? ¿Dónde estás? Necesitamos tu ayuda, la de cualquiera -me preguntó cansado y con la respiración agitada.
 
- Estoy persiguiendo a Speed Warrior. Heatstroke está muerto, podré retener al velocista pero... Tengo miedo -le confesé- Se dirige a Eustópolis, si no le detengo... Va asesinar a los civiles... A Ethan, a Marissa.
 
- Ker, si nosotros no detenemos a BlockSmog, también los asesinará. De acuerdo, escucha, vas a detenerlo, yo confío en ti. Nosotros nos ocuparemos del resto.
 
- Sí, lo haré.
 
- Ker, no me hagas arrepentirme de haberte traído con nosotros. Tu nota final de curso está en juego -me comentó. Yo colgué la llamada. No es momento para bromear en una situación así, joder.
 
Si no fuera por tener los ojos potenciados, y seguir la estela plateada, estaría perdido por la oscuridad y tinieblas que hay en todo el continente. Conseguí alcanzar a ese cabrón. Speed Warrior giró su cabeza para observarme, entonces, cambió de dirección hacia la izquierda, yendo hacia el mar. Yo le seguía, pero manteníamos una distancia bastante larga. ¿Cómo la podría reducir? Mis piernas estaban lo más potenciadas posibles. Tengo que hacer algo, espera... Transformé mis brazos en cañones láser, y comencé a dispararle a una gran velocidad. Ninguno le daba, pero le hacía moverse en zig zag por el agua, si cae, habré ganado. Sin embargo, mi ilusión duró poco ya que comenzó a temblar todo su cuerpo a una gran velocidad, hasta que... ¡¿SE DIVIDIÓ EN DOS?! ¡¿PERO QUÉ MIERDA?! Comenzaban a separarse. Era muy jodido apuntar a dos objetivos a la vez mientras corres a una gran super velocidad sobre el mar. Los perdí de vista. ¡Mierda! MIERDA. Seguía el rastro de estela, pero se veía muy al fondo. ¿Qué dirección elijo? ¿Derecha o Izquierda?
 
- ¿Me estabas...
 
- ...Buscando? - me preguntaron los dos velocistas los cuales estaban a mis extremos. ¡¿Cuándo han llegado a estar aquí?! Intenté actuar, pero ambos me presionaron a tanta fuerza con sus hombros, que dejé de correr, chocándome contra la superficie del agua como si fuera una roca que acaban de lanzar. Antes de caer y sumergirme en el mar, me agarraron de los antebrazos y comenzaron a llevarme hacia una isla, en la cual me soltaron y tiraron hacia la arena. Tras frenar e incorporarme, observé a los dos Speed Warrior. Ambos se metieron en el centro de la isla, en el bosque tropical. Yo les seguí, me llevé dejar por su provocación. ¿Cómo puede ser tan rápido desde la última vez? Es verdad que conseguí darle y que me ganó, pero esto es excesivo. La diferencia es abrumadora...
 
Esquivaba los árboles y palmeras en búsqueda de mis rivales, hasta que uno de ellos me sorprendió con una patada en el costado izquierdo, lanzándome hacia la dirección contraria, en la cual se encontraba su doble. Ese velocista me golpeó la cara nuevamente con su pie, haciéndome chocar mi espalda contra el tronco de un árbol. Antes de caer en la hierba, uno de ellos me agarró del pecho y me lanzó a una gran velocidad hacia su copia, el cual me agarró de los brazos por mis espaldas. Aprovechando el Speed Warrior que me lanzó para golpearme en todas las partes de mi cuerpo. El velocista que me retenía, dejó de hacerlo. Ambos me agarraron de los antebrazos. No puse resistencia. Me lanzaron contra varias palmeras las cuales rompía por el choque. Potenciaba mi cuerpo constantemente, pero sentía cada golpe. Aterricé en la orilla de la isla. Ambos velocistas se dirigían fugazmente hacia mí, pero en un arrebato de impotencia e ira, creé una onda de energía, la cual hice retrocederles.
 
Ya está... Eso es. Tengo que crear más ondas de energía. Intenté dar un paso, pero el dolor me lo impedía. Speed Warrior hizo que su copia se uniera a él, volviendo a ver solo un velocista. Volví a crear una onda de energía, pero esta vez, la consiguió esquivar haciendo temblar todo su cuerpo a una gran velocidad que casi no notaba. Hice varios intentos pero fue en vano. Me puse de rodillas, me estaba agotando por el esfuerzo. Speed Warrior volvió a su forma natural. Se quedó parado en frente mía y me dijo:
 
- ¿Eso es todo?
 
- ¿Cómo es posible que seas más rápido? -le respondí. Y encima me infravalora. Hijo de puta...-. Yo antes era igual de veloz que tú... No lo entiendo...
 
- No, no lo eras. No sabía cuál era tu velocidad, tu poder, en persona, por eso me pudiste enfrentar y dar varios golpes. Pero eso ya no va a suceder -me explicó calmadamente, poniéndose de rodillas para estar a la misa altura que yo-. Aparte, Enhancer me ha potenciado varias veces mi poder, este cuerpo es orgánico, mejora y aprende tras cada pelea. Por eso, a diferencia del resto, sus efectos en mí son permanentes.
 
Ahora entiendo muchas cosas. Pero he estado en situaciones peores. Conseguí levantarme. No puedo permitir que vuelva a Sídney, o que vaya a Eustópolis. Debo de detenerle aquí y ahora.
 
- Veo que quieres continuar con la competición... -me comentó pensativo.
 
- Voy a demostrarte que puedo vencerte sin recurrir a la ayuda de Enhancer -le intenté provocar.
 
- ¿De verdad quieres seguir en una carrera donde me dirijo hacia tu ciudad para asesinar a todos? Es muy raro -me replicó. Mierda. Mierda. Mierda- ¿Qué? ¿Pensabas que no sabía que lo único que hacías es perder tiempo? Da igual que yo no esté, el resultado será el mismo. Todos encontraremos nuestro destino al final del día -me comentó con total seguridad y confianza en BlockSmog-. Y tú lo vas a encontrar ahora.
 
Me agarró del pecho y comenzó a llevarme a una gran velocidad por todo el mar. Intentaba forcejear, pero cada vez que me movía me daba un puñetazo. Joder, no puedo hacer nada. Ya habíamos pasado el mar, estábamos recorriendo distintas calles las cuales no distinguía por la velocidad a la que íbamos. Vamos, Ker, haz una nueva explosión de energía, ahora no se lo espera. Contuve todo mi poder, hasta que lo solté. Conseguí escapar de sus garras, pero comencé a rodar por las calles. Me levanté algo mareado por el paseo que habíamos dado. Me fijé que el cielo estaba nublado y que caían copos negrizcos. Todo el lugar estaba deshaciéndose. Florencia. El hijo de puta me ha llevado hasta aquí para verme deshacerme junto con la ciudad.
 
- No me esperaba que tu traje fuese resistente a estos copos especiales -me comentó el villano apareciendo a pocos metros de mí con su velocidad. Transformé mis brazos en cuchillas, intentaba caminar, pero me costaba. Mantenerme en pie igual. Estaba cansado, golpeado, estoy nervioso. No he dormido en... ¿2 días? ¿Puede que más? Me estoy exigiendo mucho... No sé si podré aguantar mucho más...- ¿Qué crees que vas a intentar con eso? -me preguntó. Con las fuerzas que me quedaban me dirigí a él, le iba a cortar el cuello, pero desapareció. Apareció detrás mía- Todo lo que hagas contra mí es inútil -me aseguró. Hice varios intentos hasta que me metió una patada y caí al suelo. Me costaba respirar. De pronto, parece que Speed recibió una llamada de sus compañeros- Así que, ¿todo controlado? Bien, el mundo tiene que ver cómo cae Light Layer -dijo Speed colgando la llamada. Mierda. MIERDA.-. ¿Ves? Al final todos encontramos nuestro destino.
 
Eso quiere decir, que han sido derrotados, es el fin... No, Ligth sigue vivo, ¿pero y Mybe? No, no pienses en él... Ahora no, debes de salir de esta, piensa en algo. Joder, si aún siguiéramos corriendo por el mar... Espera, creo que tengo una idea. Pero para eso, tengo que recuperarme el completo. Vamos poderes púrpuras mejorados, o lo que sea que seáis. Ayudadme. Nada funcionaba. Escuchaba los pasos del velocista caminando lentamente hacia mi dirección. Me va a asesinar. No quiero morir. No quiero morir. Si muero... Mi familia lo hará, Doris... Todos... Observé que mis brazos se volvían de color negro, saliendo códigos binarios púrpura de color oscuro intenso por todo mi cuerpo, parecía que... ¿Me estaba fusionando con el traje? No, no sé qué estaba pasando, pero comenzaba a recuperarme. No voy a dejar que asesinen a mis seres queridos.
 
En poco tiempo me recuperé, volví a mi estado de antes, todo el color negro desapareció, entonces. Corrí a una gran velocidad que Speed no se lo creía. Esta vez, era él quién me estaba persiguiendo, comenzaba a recorrer las calles de Florencia, pero las pasé enseguida. No obstante, mi enemigo ya igualó mi velocidad. Mierda, ni aún así no le puedo superar. Nos encontrábamos pasando calles paralelas, nos mirábamos fijamente mientras pasábamos los edificios. Tengo que hacerle creer que quiero escapar e ir a Sídney, para tenderle una trampa. Comencé a correr sobre las paredes de los edificios de las ciudades por donde pasaba. Speed, comenzó a hacer lo mismo, hasta que me sorprendió haciéndome una zancadilla, provocando que cayese al suelo a varios metros de distancia. Pero gracias a mis pies potenciados, aterricé sin problemas. Me fijé que seguíamos en Italia, concretamente en Milán. Las calles estaban grafitadas, habían máscaras de gas tiradas por todas partes al igual que los antiguos trajes. Las manifestaciones y disturbios eran presentes. Un grupo de humanos iban en contra de varios antropomorfos, cosa que los policías intentaban frenarles. Odio ver esto, pero vamos, debo de jugar bien mi carta. Speed no es idiota, es muy inteligente. Comencé a recorrer entre la gente para despistarle, pero consiguió ponerse a varios metros delante de mí. Estábamos parados, uno en frente del otro. Giré hacia la derecha y comencé a huir, pero Warrior volvió a sorprenderme dándome un puñetazo en el costado, iba a darme una patada, pero me creé un escudo de energía a tiempo. No obstante, ya se encontraba detrás mía, sentí que me iba a asesinar de la misma forma que lo hizo con The Cooler, por lo que me agaché a tiempo y le di una patada giratoria, cayendo a mis espaldas. Sentí que todo se paralizaba otra vez, este era mi momento, me quito mi brazalete, se lo pongo en su brazo derecho y le doy al botón. Antes de que se teletransportara, con mi mano transformada en un cuchillo le estropeé el aparato, así no podrá volver con el objeto. Y al final, se esfumó. Caí boca arriba al suelo por el cansancio... Las coordenadas que puse antes eran del medio del océano, es imposible que haya reaccionado a tiempo para correr por el agua, la única forma de llegar a tierra es nadando, y le va a costar, ya que hay que hacerlo despacio y sin prisa. Por poco... Pero uno menos. Me incorporé. Recogí una de las máscaras que estaba tirada por la ciudad, me la puse. Vi a un héroe de nivel A con un brazalete de oro y se la robé con mi super velocidad. Lo siento, luego te la devuelvo. Puse las coordenadas de Sídney, y me teletransporté.
 
Estaba de nuevo en Federation Squeare, el aire gélido me tomó desprevenido. No pensé que seguiría este lugar con esta temperatura. Comencé a recorrer las calles, me di cuenta de que ahora Sídney estaba llena de animales antropomorfos, y no de los buenos. Conseguí llegar hasta donde se encontraban mis compañeros restantes y los villanos. Estaban en Bare Island, una isla circular unida a esta ciudad por un gran puente, el cual estaba lleno de antropomorfos. Me escondí a varios metros de distancia para que no se percataran de mi presencia. Con mi vista potenciada, pude ver que en el centro de la isla, estaba BlockSmog, Murk y Controller, dentro del escudo de sombras del segundo villano mencionado. ¿No está Enhancer? Tampoco es que pueda ver muy bien, pero solo reconocía a ellos 3. A pocos metros de ellos, estaban arrodillados, Light, Mybe, Reflection, Refraction, Divine Ray y otros dos héroes más. A ver, a ver, en mi ausencia, supongo que tras no haber tormenta de arena, Teleport comenzó a transportar animales antropomorfos con poderes, por eso la mayoría de las infraestructuras están destruidas. Además de teletransportar magma o hielo, esto es algo que me ha sorprendido mucho ver por las calles, incluso había una calle inundada de agua. Al ser tantos, no creo que hayan podido con todos, y sabiendo que BlockSmog quiere hacer que todos vean la muerte de Light y sus compañeros estarán en ese lugar para grabarlo todo de primera. Por eso hay Recorders alrededor del escudo de sombras. La maldita ciudad está plagada de antropomorfos. Potencié mis oídos para saber qué es lo que decían. Controller era el que hablaba:
 
- Light, levanta -el héroe le obedeció. Mierda, ¿de verdad que no pudieron presionar a tiempo el modo bloqueo de sus auriculares?- Hoy todo el mundo va a ver la caída del mayor héroe de toda la historia -comenzó a explicar. No pude seguir escuchando debido a que Wolfan me llamó por los auriculares:
 
- ¡Ker! ¡Están a punto de asesinar a Light! Están retransmitiendo lo que sucede por todos los canales... Todos van a ver que... -me decía desesperado-. Voy a ir ya.
 
Lo que me dijo Wolfan, me puso nervioso, ¿y si todo sale mal? ¿Y si descubren que son antropomorfos? El plan original es que apareciesen cuando Controller fuese asesinado, para no correr riesgos. Pero si no distraigo a todos esos antropomorfos, incluso a Controller, los asesinarán...
 
- De acuerdo, tienes las coordenadas en tu brazalete -le expliqué. A los pocos segundos a mi alrededor surgieron centenares de antropomorfos con trajes de superhéroes, con capas que ocultaban las colas, máscaras para que no se viesen las orejas y los demás rasgos característicos de esta especie. Todos tenían el cinturón de oscuridad. Comenzaron a iluminar esta ciudad. Todos se percataron de nuestra presencia. Potencié mis cuerdas vocales y comencé a hablar-. ¡Atacar!
 
Todos gritaron al unísono. Me puse el modo bloqueo. No escuchaba nada. Y con mi super velocidad, saqué a los 7 héroes de la encerrona y los traje a donde estaban los refuerzos. Una vez en ese lugar, me quité el modo bloqueo.
 
- ¿Cómo es posible que hayan más héroes? -se preguntó Refraction asombrado.
 
- No somos héroes en realidad -le respondió Wolfan, el cual llevaba un traje gris con garras oscuras, una capa negra y un caso del mismo color de su traje, que tenía la forma de un lobo.
 
- ¿Wolfan? -le preguntó Mybe sin poder creer lo que estaba viendo.
 
- Bluedice, esto ha sido idea tuya, ¿verdad? -me preguntó ahora Light. Yo asentí con la cabeza:
 
- Así es imposible que tanto los villanos como los espectadores reconozcan si son o no antropomorfos, me hubiese gustado que apareciesen tras la muerte de Controller, porque si comienza a controlar a uno, no sé si controlará al resto.
 
- No tenemos tiempo, debemos de actuar ya antes de que huyan -nos explicó Mybe serio. Mierda. Mierda. A pesar de que ahora tenemos distraídos a todos los antropomorfos rivales. Los villanos pueden huir en cualquier momento. Tenemos que hacer algo, que obliguen a que se queden... Comencé a mirar a Light, éste se percató de lo que hacía y me preguntó:
 
- ¿Se te ha ocurrido algo?
 
- Vas a tener que ir hacia Bare Island y decir que te rindes. Serás un señuelo para sacar a Controller -le respondí. El plan consistiría en que el líder del escuadrón se entregaba, mientras que los demás le sorprendemos por todas las direcciones, con el modo bloqueo no escucharemos sus órdenes. Seguro que a Light le dirá lo típico que no le ataque, que no se mueva y demás, pero siempre se puede defender y poner rápidamente el modo bloqueo. Expliqué el plan a los demás. Todos estaban de acuerdo. Solo atacaríamos yo, Mybe, Divine Ray y los dos héroes de nivel S, ya que somos los únicos o con poderes de vuelo o con velocidad. Los hermanos "R" se encargarían de ayudar a Wolfan y a sus aliados en la batalla.
 
Me puse en mi posición. Light iluminó todo su cuerpo con ese poder puro de luz que tenía y se dirigió a Bare Island, aterrizando tranquilamente mientras alzaba las manos. Potencié mi oído para escuchar todo a la perfección. Layer comenzó la conversación:
 
- Esta batalla está perdida, ¿verdad? -empezó a explicar avanzando lentamente hacia aquel escudo lleno de oscuridad- Casi todos mis compañeros han sido asesinados. Incluso los refuerzos de ahora están cayendo. He comprendido que... No hay escapatoria. El destino puede ser muy cruel a veces -terminó de explicar. Tiene un punto. No pensé que serían capaces de asesinar a tantos héroes de nivel S, y menos a esos hijos de puta del festival. Los quería acabar yo... Pero bueno, ya no están en este mundo. Eso era lo importante. En cuanto a Wolfan y a los refuerzos, si se descuidan, si se rompe su traje o pelean sin su máscara de gas, levantarán sospechas y se expondrán a que descubran que son antropomorfos. No tenemos mucho tiempo. Esta última jugada se decide justo ahora. Controller comenzó a hablar:
 
- Tu razonamiento es correcto, si tantas ganas tienes de morir, no te lo voy a impedir. No te muevas -le ordenó. Light le obedeció. Me comuniqué rápidamente con Layer:
 
- Esa orden solo afecta a las piernas, cambio de planes, no va a salir, activa el modo bloqueo, conviértete en esa persona de lava dorada ya abalánzate sobre Murk -le expliqué el nuevo plan. Se me había olvidado que el cabrón de Controller puede ordenar que se suicide. Ahora Light está a solas con los tres, los tiene a tiro. Solo falta una distracción para que vuelva a mover sus piernas. Y ese seré yo, comencé a correr rápidamente, transformé mis brazos en cuchillas, me lancé sobre aquel escudo y lo comencé a rasgar. Este hecho, provocó que Controller y los dos villanos se descoordinasen por un segundo. Miré a Light, estaba cubierto de luz. Ahora. Murk me lanzó con la onda expansiva de su escudo, pero podía correr por el agua a la perfección. De pronto, Layer voló como un cohete hacia el escudo y consiguió atravesarlo, o más bien fundirlo con su poder, en ese proceso, abrazó a Murk, haciendo que comenzara a derretirse. El escudo estaba roto. Esa era nuestra señal. Los villanos intentaron huir, pero Mybe los mantuvo quietos con su poder, el cual ya podía utilizar. Ese maldito escudo de oscuridad impedía que mi tutor controlase desde adentro a los villanos, pero ahora no. Solo quedábamos los demás héroes y yo. Como di la vuelta por el mar, estaba más cerca de BlockSmog. Por lo que corrí directamente hacia ese hijo de puta. Sin embargo, la isla se elevó rápidamente. Lo empujaba un ser hecho de agua. El cual dio varias ráfagas de agua hacia los héroes voladores, provocando que se hundieran en el mar o que cayesen a varios metros en el suelo. Mierda. Mierda. Mierda.
 
- ¡Mybe dime que aún los controlas! -le exclamé desesperado a mi tutor.
 
- ¡Lo hago! Pero en la posición donde estoy no creo que vaya a pasar desapercibido mucho tiempo más...
 
Los héroes con la capacidad de vuelo habían sido derrotados. Mybe no aguantaría mucho, le podrían descubrir enseguida. Intenté correr por encima de aquel ser gigante de agua, pero mis pies se hundían en su interior. Mierda. Mierda. Mierda. Si hago más presión, me hundo más. Me fijé que los héroes que estaban bajo el agua, intentaban subir buceando, pero no podían, este ser de mierda lo impedía. Vi cómo se ahogaban esos héroes. Me lamenté de que no fuese Divine Ray, él aterrizó en la tierra. Parecía que no había solución, hasta que Light apareció volando en su forma divina. Había acabado con Murk. Su poder era más resplandeciente. Sentí cómo el color de la oscuridad de mi traje se transformaba en la dorada.
 
El monstruo de agua comenzó a lanzarle ráfagas de agua las cuales esquivaba todas. Entonces, con su mano derecha la extendió para agarrar a Light y no dejarle escapar en su interior, como lo que estaba intentando hacer conmigo. Pero Light lo atravesó, evaporando toda esa agua. Generando gritos de dolor a mi rival. Dejándome caer al mar, libre. ¡BIEN! ¡LIGHT LOS VA A REMATAR! Sin embargo, se quedó parado en el aire... ¿Qué? ¡No! ¡NO! Intentaba comunicarme con él por los auriculares, mierda, Murk los habrá tenido que dañar. Ahora está expuesto a Controller. Entonces, Light se dirigió justamente donde estaba Mybe. Solo escuché una gran explosión. ¡MIERDA! Ahora pueden moverse. Venga, Ker, ahora o nunca. Con mis poderes de velocidad recorrí al gigante de agua, no me hizo nada ya que estaba aún agonizando del dolor. Y ahí estaban. Comenzaban a huir, antes de que BlockSmog pudiese escapar con su brazalete me dirigí hacia él, le iba a cortar su cuello, pero justo Controller se puso en el medio. Observé a BlockSmog, mirándome, iba a tocar su brazalete. ¡HIJOS DE PUTA! Toqué el cuerpo sin vida de Controller lo aparté y con la mayor velocidad que pude. Intenté cortar en dos al villano, pero BlockSmog saltó antes de que pudiese hacerlo. Saltando hacia el mar. Sin embargo, logré llevarme conmigo su mano izquierda, la cual tenía el brazalete platino. Aún estaba ahí, en el aire, por lo que transformé mi otro brazo en un cañón, apunté a su cabeza. Adiós, BlockSmog. Esto es por Tobías.
 
Nada más disparar, apareció detrás suya Teleport, lo agarró, utilizó sus poderes y se sacrificó por él, Ya que se puso en medio del tiro. Al final, reventé los sesos de ese villano, pero su cuerpo sin vida se teletransportó junto con el de BlockSmog...
 
- ¡NOOOOOOOOOOOO! -grité al cielo de la frustración. Se me ha escapado. Se me ha escapado... Me puse de rodillas. No. NO. ¡NO! ¿Cómo no he podido asesinarle? Observé el cadáver de Controller. Tú. Me has impedido matarle. Di un golpe contra el suelo de la isla con mi puño. Mi familia está todavía en peligro. Toda la isla comenzó a temblar. Mierda. El villano gigante de agua. No pude hacer nada, ya que lanzó la isla hacia donde estaban peleando Wolfan y sus aliados, yo estaba volando junto con aquella isla hacia la dirección de nuestros refuerzos. Mierda. Mierda. Potencié todo mi cuerpo, pero me atraparon en el aire al último momento de estrellarme contra el suelo.
 
- Poco más y te haces puré, Azulado -me dijo un gran antropomorfo con un traje blanco. Su voz... Ese mote...
 
- ¿Dan?
 
- El mismo. Wolfan nos llamó ya que necesitaba nuestra ayuda, y hemos venido todos los antropomorfos posibles de Eustópolis.
 
Esa noticia me alegró mucho, parece que estamos ganando esta batalla, pero BlockSmog ya no está, fin del juego.
 
- Debemos de regresar... -le dije cansado, potencié mis cuerdas bucales para dar el último mensaje- ¡Retirada! ¡Ya hemos acabado! ¡Regresemos a base! ¡YA! -observé cómo todos se teletransportaban. Bien, eso está... Comenzaba a entrecerrar los ojos. ¿Desde cuándo estoy tan cansado? Intentaba moverme pero ya no podía, no tenía tantas heridas como en el combate contra Speed Warrior, pero, psicológicamente mi cuerpo no me responde. Tengo sueño...- Dan, no puedo... Llévame a... Casa... -Tras decir esto último, cerré los ojos.

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo