Capítulo 92: La burla de un enemigo.

Black Ghost 2

visibility

101.0

favorite

1

mode_comment

0


 
Anderson:
 
Veo que Minamoto realiza unos sellos velozmente con sus manos, mientras que sus espadas están simplemente tiradas en el piso, tal parece que se olvidó de ellas.
 
Cuatros cadenas salen de su espalda, llena de sangre y este empieza a derretir la poca carne que le quedaba en el cuerpo, ya que parecía alguien huesudo.
 
Más tarde pierde todo hasta verse un esqueleto prácticamente, pero se le ven todos sus órganos por dentro y su sangre circulando, como si estuviéramos mirando una foto de Minamoto 3D por dentro.
 
Sin embargo a esto las cuatros cadenas que salieron de su espalda se clavan en un círculo creado en la espalda de Minamoto, este círculo se creó solo y sí mi instinto no me falla, intenta sacar algo de ese círculo, pero no sé qué será.
 
Lo cierto que puede ser algo muy poderoso para llevar un proceso tan tedioso invitarlo, por eso intento aparecerme mágicamente cerca de Minamoto para detenerlo, pero un protector mágico me lo impide, parece instalado por él, pero cuando no me di cuenta.
 
Ese algo que estaba tratando de invocar pone un pie afuera y de inmediato mi mano izquierda comienza a quemarme por dentro, específicamente donde se encuentra mi magia para hacer mi agujero negro que con eso me permite tener la habilidad mágica de absorber espíritus mágicos, me estás quemando tanto que el dolor no me permite pensar bien pero y porque en este preciso momento.
 
Será alguna clase de magia que está utilizando Minamoto en mí, lo cierto es que ya la figura completa de la invocación de Minamoto termino de salir por completo y se puede ver de qué se trataba.
 
Realmente al final no lo pude detener pudo invocar a ese hombre, de piel oscura, zapatos y negros y pantalón de mismo color, con un poloche, de tono un tanto gris.
 
Tenía dos cadenas en casa uno de sus brazos y también en las piernas, como si fuera un prisionero porque estás cadenas salen del círculo mágico ya antes creado.
 
Al mirarme fijamente esa invocación nueva creada por Minamoto, salta delante de Minamoto ya que encontraba a su espalda, y las cadenas suenan con tan fuerza al moverla que hace grietas en el suelo, tal parece que el peso es enorme.
 
Aún de parecer ver lo pesado que pueden ser esas cadenas que atrapan sus brazos y piernas, levanta su mano derecha y como un imán me atrae hacia él, lentamente.
 
Trato de evitarlo pero el dolor en mi mano izquierda aumenta cada vez que me voy acercando a él y me quedo sin fuerzas para defenderme, creo que está vez este tipo me va a matar, solo estoy sosteniendo mi mano izquierda con la mano derecha mientras soy arrastrado lentamente hacia mi asesino.
 
Cuando ya tiene mi camisa entre sus manos, grito del dolor, no porque me ha hecho algún ataque que no solo sea atraerme con su magia hacia él, sino porque el dolor de mi mano, en la parte interna aumento a su máxima plenitud.
 
Pero escucho en mi mente la voz de ese hombre de piel oscura, ya que no está moviendo los labios.
 
- " Eres la llave "
 
Le respondo hablando con mi boca, porque no sé cómo comunicarme de mi mente como lo hizo él conmigo.
 
- De que llaves habla.
 
Vuelvo a gritar muy fuerte, aún me duele mi mano, ya estoy empezando a desmayarme.
 
Al abrir mis ojos estoy en el suelo siendo ayudado por mis amigos, mientras me van poniendo vendas en mi brazo izquierdo.
 
- Toma Anderson.
 
- Gracias señorita Evelyn.
 
Me terminó de poner las vendas y me siento para beberme una pastilla que Evelyn me paso, contiene la esencia de Haru, nos las regalo, creada de sus propios poderes curativos.
 
Es cierto que no es tan efectiva que ella misma nos tuviera curando, pero poco a poco desde adentro esa medicina te va curando, incluso siento la magia de mi hija por dentro, eso me hace recordar más de ella.
 
- Pero que paso, no entiendo Estuar.
 
- Ellos ganaron, lamentablemente el primer punto.
 
Maldita sea, que mal me siento, con esas palabras me termino de poner de pie, ya me siento un poco mejor.
 
El primer lugar no pude evitar a ese hombre que invocó, y luego empieza a dolerme el brazo izquierdo, especialmente donde está mi habilidad mágica de absorber espíritus.
 
No entiendo nada, tampoco en la parte donde eso que invocó Minamoto me hablaba en la mente.
- Que suerte tiene, pensaba dejarlo a cero, para bajarle la moral.
 
- No hables así, Anderson hizo todo lo que pude.
 
- De hecho no pude usar todas mis habilidades mágicas, luego que apareció su invocación mágica, me derrotó fácilmente, sin tener la oportunidad más de pelear.
 
- No hablemos de ese tipo de cosas, ya de nada sirve analizar el pasado, ahora sólo queda esperar este descanso de cuarenta y cincos minutos que da el Árbol del tiempo antes que comience el siguiente combate mágico.
 
- Entonces tú serás el siguiente Estuar.
 
- Sí daré lo mejor de mi para ganar, no importa con quién me tenga que enfrentar.
 
Estuar es mi mejor amigo y unos de los magos tipo guerreros más formidable que he visto, sin duda será una pelea emocionante, sin importar con qué tipo de mago se vaya a enfrentar.
 
Del otro lado vemos a Minamoto el cual camina solo hacia nosotros, acercándose lentamente, que va a querer él de nosotros o solo quizás viene a burlarse de mí derrota.
 
- Anderson tenemos que hablar a solas.
 
- Tú y yo y de qué.
 
- Es algo muy importante.
 
 
Que curiosidad tengo, de saber de qué se trata, miro a mis compañeros detrás de mí que están en silencio, tal vez están impactados igual que yo, puesto que nuestro propio enemigo quiere hablar algo en secreto conmigo, luego de derrotarme. 
 

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo