Capítulo 93: Comienzo del fin del universo.

Black Ghost 2

visibility

110.0

favorite

1

mode_comment

0


  
 
 Sin ningún pretexto me dispongo a caminar a un lugar apartado en este estadio hecho de madera.
 
En Limboide todas las construcciones están hechas de maderas, no sé exactamente porque, pero vamos en un lugar detrás de los asientos, completamente solos para hablar.
 
- Fue muy fuerte esa invocación que hiciste, no pude hacer nada, luego que la invocaste.
 
- Fue un error realizar ese tipo de magia, o talvez no pero lo cierto que era mi último recurso para derrotarte, es muy fuerte tu magia.
 
- Pero porque dices que fue un error, Minamoto si me ganaste, no era eso lo que querías.
 
- Obviamente sí, pero no esperaba lo que pasó a continuación.
 
- Ahora sí, es que no estoy entendiendo nada, de que se trata todo esto y a qué te refieres cuando dices lo que pasó a continuación.
 
- Pues verás a ese caballero de armadura negra de que invoque, se encuentra en la cárcel infernal llamada Anubis, existen nueves cárceles infernales.
 
- Enserio.
 
- Realmente son 10 un infierno se encuentra en cada mundo, pero categóricamente se podría decir que son nueves.
 
- Y de que se trata todo eso.
 
- Ese personaje que invoque se encuentra en la segunda cárcel infernal con más seguridad y grande que las demás.
 
- Y como se llega a esa cárcel infernal.
 
- Luego de morir, una persona es llevada a unas de estas cárceles según sus pecados cometidos.
 
- Ya estoy entendiendo, entonces cada planeta tiene un infierno propio.
 
- Es un poco más complejo que eso, ya que las cárceles infernales nacen para atrapar las almas de los muertos, para mí invocación fue enviado a ese infierno por haber utilizado la magia para revivir una vez ya muerto.
 
- Estás diciendo que ese tipo que invocaste......
 
- Antes que vayas a continuar te estoy diciendo que él había muerto, pero no fue enviado a ningún infierno ya que sus pecados no era tan graves pero luego alguien lo revivió de la muerte, mediante magia y al morir de nuevo, fue enviado a la cárcel infernal conocida como Anubis, que tiene sellos muy avanzados para que sus presos no puedan ser revividos otra vez por magia.
 
- Increíble, que seguridad.
 
- Pero no te llamé para contarte esa historia, también debo decirte que existen más Árboles sagrados aparte del Árbol del tiempo.
 
- Pensé que solamente existía uno.
 
- Y algo extraño está sucediendo aquí.
 
- Extraño dices, como qué has notado.
 
- Yo fui traído aquí desde mi época dónde viví, solo para luchar y ganar una batalla mágica con eso me prometieron algo que deseo.
 
- Al ganarme supongo que ya obtienes lo que quieres, felicidades.
 
- Supongo que eso que deseo deberían entregármelo al finalizar este encuentro mágico por la manzana del Árbol del tiempo que contiene los 20 minutos.
 
- Esperemos que esos tramposos no te hayan engañado, no confío de todo en esas personas para la cual trabajas.
 
- Tampoco tenía muchas opciones de decir que no, ellos solo me dieron el motivo para que luchara con todas mis ganas a cambió de algo que deseo.
 
- Y que era lo que más deseaba.
 
- En mi época estaba reuniendo ciertos artefactos mágicos para revivir a alguien muy especial para mí que había muerto.
 
- Y pudiste revivir a esa persona.
 
- No claro que no, me faltaba uno de esos artefactos mágicos que no pude conseguir.
 
- Lo siento amigo por eso.
 
- No te preocupes, lo cierto que en esa obsesión mía, busque muchos libros para buscar el conocimiento mágico de hacer volver a la vida a una persona, hasta por error diría yo, me encontré con ese Caballero negro.
 
- Dices que eso fue un error.
 
- Fue extraño como paso, pero si te cuento haría la historia más larga, lo cierto que en vez de revivir a la persona que quería termine utilizando esa invocación para ganar batallas mágicas e ir haciéndome de los artefactos que yo quería.
 
- Bueno no debió hacerte muy difícil conseguir tus objetivos porque ese tipo es muy fuerte, visto como me derrotó.
 
- Lo importante no es que te derroto, sino lo que pasó en el combate mágico, tal parece tu eres la llave.
 
- Es extraño que lo digas escuché una voz en mi mente que me decía eso mismo antes de perder la conciencia y terminar derrotado por tu magia.
 
- Según me ha dicho a mí ese personaje tan poderoso que yo invocó, la corrupción ha vuelto, esa que nació en el planeta del sol.........
 
- Espera un momento, dices planeta te refieres sol, esa estrella que alumbra todos los planetas con su luz.
 
- Sí, debajo de toda esa luz, hay seres vivos viviendo, personas como tú y yo.
 
- Será cierto eso que dices.
 
- Te digo que es verdad es de dónde proviene ese Caballero negro, de todos modos algo extraño pasa y no me dio más detalles, solo que decir que esa corrupción amenaza con acabar con todo este universo.
 
- No puede ser cierto lo que dices, con todos los planetas y de que se trata esa tal corrupción, es una persona, dime qué cosa es para tener tanto poder mágico de acabar con todos nosotros.
 
- No tengo muchos detalles, lo que si debemos es irnos, tú y yo de aquí y buscar a ese Caballero negro y ayudarlo a salvar este universo, para saber de qué se trata todo esto.
 
- Es una locura lo que dices, no puedo irme contigo y el Árbol del tiempo y además.............
 
- Disculpa que te interrumpo pero debes olvidarte de todo esto, mientras ellos están en sus problemas de niños, en realidad nos enfrentamos a algo más grande, solo que ellos no lo saben o quizás no se han dado cuenta, debemos actuar tú y yo.
 
- Pero porque yo.
 
- No hay tiempo para más, debemos de irnos y obtener más detalles.
 
- Irnos para donde.

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo