Capítulo 94: Quizás el comienzo de una gran batalla o quizás no.

Black Ghost 2

visibility

58.0

favorite

1

mode_comment

0


 
Está situación se pone más compleja y difícil.
 
Cuando solo pensaba que mi única preocupación al venir aquí era obtener está victoria para llevarnos los vente minutos del Árbol del tiempo, que en verdad lo necesitamos.
 
- Ya te había dicho vamos a buscar el Caballero negro y saber a qué nos enfrentamos.
 
- Quieres que abandoné a mis amigos, sencillamente no puedo hacer eso.
 
- Pues está bien, simplemente me las arreglaré sin tí.
 
- Espera un momento no te vayas, porque no hablamos con mis amigos y consultamos esto, talvez ellos puedan ayudarte mejor que yo.
 
- Tu eres la llave, solo tú puedes ayudarme, pero si no quieres no te obligare, me iré yo solo.
 
Pero que hago, que decisión tomar, me voy con ese tipo a quién ni siquiera conozco.
 
Es una tontería va contra toda lógica irme con él, pero algo dentro de mí dice que debo hacerlo, si tan solo pudiera consultarlo con mis amigos, pero él ya se va.
 
- Está bien Minamoto voy contigo, pero volvamos antes de que empiece la siguiente batalla mágica, la quiero ver.
 
- No sé cuánto tiempo nos vamos a tomar en esta misión, pero necesitamos más información, por eso debemos contactar con ese caballero negro, ven sígueme, crearé un portal mágico para irnos de aquí.
 
Por alguna extraña razón me siento emocionado por la que va a pasar a continuación, como una adrenalina por dentro sin saber todavía lo que me espera más adelante, pero sin embargo me voy con él sin contarle nada a mis amigos, espero haber tomado la decisión correcta.
 
Lo cierto que no sé cómo va a terminar todo esto y que tan peligroso es esa tal corrupción.
 
Villano:
 
Estar aquí sentado en esta silla de rey, observando todo hasta esperar que empiece el siguiente combate se siente cómodo y más aún cuando nos llevamos la primera victoria.
 
Ver sus caras tristes y desesperados no hay paisaje más placentero que ver caer a la resistencia así se hacen llamar esos, pero poco a poco como un rey con toda una legión de hombres bajo mis órdenes, voy a verlos caer a esos pocos que se pusieron a mí.
 
- Mi señor miré por allí, Minamoto se está desapareciendo por un portal mágico con uno de nuestro enemigo.
 
Pero que carajos está haciendo ese estúpido con el señor Anderson.
 
- Déjalos, que se vaya con ese perdedor, de todos modos, ya hemos obtenido la victoria de Minamoto ya no lo necesitamos más.
 
- Sí mi señor.
 
Y así tampoco le tenemos que pagar nada a Minamoto como le habíamos prometido, no voy a perder mi tiempo con esos dos inútiles, solo disfrutar mi victoria.
 
- Tráeme algo de vino y una copa.
 
- Ahora mismo, mi señor.
 
Tengo que disfrutar de esta felicidad, que no sé ve todos los días, miren como están la resistencia no lo puedo creer lo feliz que me encuentro en estos momentos, me gustaría ir en estos momentos cerca de ellos para burlarme de su primer fracaso en esta batalla mágica por los vente minutos del Árbol del tiempo.
 
Sin duda alguna este será el mejor día de mi vida, nada puede salir mal ahora, todo sigue según los planes.
 
Espera un segundo toda esta construcción de madera está temblando como si fuera un terremoto.
 
Pero que sucede aquí, las maderas por todas partes se empiezan abrir en dos, estás malditas contracciones de maderas no sirven.
 
Una gran explosión en el centro del cuadrilátero dónde pelearon los magos anteriores, saliendo un gran viento.
 
Demonios quien será, no más arriba el Árbol del tiempo retirá la manzana con los vente minutos por el alboroto.
 
Al Árbol del tiempo no le gusta que rompan con las reglas solo da ese tiempo por diversión por ver a magos luchar, pero está debió hacerlo enojar y retirar el premio.
 
Solo de imaginar lo difícil que fue convencer al Árbol del tiempo para este evento de vente minutos, quién sería que hizo todo este desastre.
 
Ya se puede visualizar bien la figura de esa persona en el centro, no lo puedo creer quién es.
 
Es Malborco el Caballero místico más fuerte de todos, junto a su maestro arquitecto me han estado persiguiendo haciendo mi vida imposible.
 
Que rabia siento en estos momentos, nunca en la vida había estado tan enojado.
 
- Príncipe oscuro, así te haces llamar, ahora pues yo no creo que seas un príncipe, sino solo un usurpador.
 
Mira cómo me mira con los brazos cruzados como si nada hizo ese maldito bastardo.
 
- Está será la última estupidez que hagas en tu vida.
 
- Uuuuyy que miedo me das, te hice enojar lo siento si no toque antes de entrar e interrumpir la fiesta, acaso se estaban divirtiendo sin mí.
 
- Te estás burlando de mí, bastardo.
 
- De hecho, la verdad es muy difícil encontrarte y mi honor no me deja matarte por la espalda, debo acabar contigo de frente y tu aceptando luchar conmigo, hasta entonces te seguiré provocando.
 
Mientras yo tuve que matar a Yalet y al señor del tiempo, envenenándolo que vergüenza me dio eso, pero solo seguía órdenes.
 
- Voy acabar contigo de una buena vez y por todas, vamos a otro lugar a luchar.
 
También tengo órdenes de no pelear con este mago tan poderoso, pero al diablo no voy a seguir obedeciendo a nadie, mientras esté tipo está siguiéndome a todas partes cuando salgo fuera del palacio, tengo que huir de él como una rata.
 
- Por fin es lo que esperaba escuchar. 

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo