Capítulo 100: Final del segundo libro.

Black Ghost 2

visibility

58.0

favorite

1

mode_comment

0


 
 Mi fantasma negro levanta sus dos brazos y se genera una bola mediana de luz amarilla.
 
Al bajar sus brazos junto a esa bola de luz amarilla que está frente a mí fantasma negro, está empieza a enviar cientos de luz amarilla en forma de cuchillos.
 
Malborco está esquivando todos los cuchillos dejando reflejos de él por todos lados de tan rápido que se está moviendo, como hizo anteriormente con mi primer fantasma negro, pero está vez tiene que moverse más rápido para esquivar todos esos ataques en forma de cuchillos de luz amarilla.
 
Mientras más cuchillos salen se va encogiendo la bola de luz amarilla hasta desaparecer y terminar el ataque de mi fantasma negro.
 
Este sin perder tiempo se aparece encima de Malborco con una bola de luz amarilla cargada en su mano derecha.
 
Malborco levanta la vista porque mi fantasma negro está arriba de él, al entrar en contactó el golpe de la bola de luz amarilla, el cuerpo de Malborco se abre en dos ya que era un clon de arena.
 
Cuando los pies de mi fantasma negro tocan al suelo, Malborco aparece mágicamente agachado con un puño en el estómago de mi fantasma negro el cual se dobla de dolor para con un segundo ataque intenta clavarle su daga egipcia.
 
Mi fantasma negro se convierte en miles de partículas amarillas y se integra está vez de frente a Malborco sin miedo a nada hasta generar una espada de luz amarilla otra vez.
 
Mi fantasma negro intenta darle pero Malborco se defiende con su daga egipcia y así están uno al otro atacándose, Malborco con su daga y mi fantasma negro con su espada de luz amarilla.
 
Parecen muy igualados uno con el otro chocando sus armas mágicas, intentando hacerse daño pero cada uno ataca y se defiende muy bien al mismo tiempo.
 
Esto no va avanzar tan rápido como quiero talvez, por eso debo hacer mi siguiente movimiento.
 
Levanto mi mano hasta que aparece mi cuarto fantasma negro con la Joya número cuatro también.
 
Tiene dos brazaletes, uno puesto en cada brazo, con ese color dorado que le da ese toque elegante.
 
Mi cuarto fantasma negro se desaparece mágicamente y aparece arriba de ellos dos que estaban peleando con sus armas para terminar con puño directo desde arriba donde Malborco.
 
Este en milésimas de segundos lo esquiva para terminar el puño de mi cuarto fantasma negro chocando contra el suelo abriendo un agujero.
 
Mi tercer fantasma negro queda un poco más atrás de mi cuarto fantasma negro, el cual empieza a realizar su primera transformación como un mago tipo guerrero que tiene tres transformaciones y una última llamada Bukai que siempre termina siendo un arma.
 
Se va transformando poco a poco y su espíritu mágico toma el aspecto de un lobo, color verde, le sale la cola y las garras en las manos.
 
- Parece que añadiste un nuevo ingrediente a la pelea, felicidades voy a usar mi primera transformación para evitar golpes innecesarios que me puedan conectar.
 
Pasa su mano por su daga y está crece su tamaño a la mitad, ahora está más grande con otro diseño egipcio extraño.
 
Lo cierto que esto se puso emocionante, ahora está lucha mágica va avanzar más rápido con el único objetivo de acabar con Malborco de una buena vez y por todas.
 
En medio de todos nosotros aparece un holograma de mi padre, pero que hace Alberto aquí y de esa forma.
 
La batalla mágica se detiene y un prolongando silencio que dura unos segundos.
 
- Hijo lo que estás haciendo es un error.
 
- Hablas de errores, cuando tú has cometido muchos como abandonar a mi madre por ir en busca de Yolanda.
 
- Sabes que no es así Junior.
 
- De que rayos hablas Alberto, dejaste a Haru sola y a tu hijo.
 
- Sabes que los amo.
 
- Tu amor es muy tóxico tanto que hiciste sufrir mucho a mamá por ello, es una pena que por ligar su raza contigo, sus hijos tengan que ser idénticos físicamente a sus padres, porque no quiero parecerme en nada a ti.
 
- Escucha a tu padre príncipe oscuro.
 
- Ya es muy tarde para eso, Haru murió y él no estaba aquí para salvarla, es su culpa todo.
 
- Por eso cuando volvió decidiste robarle su habilidad Legendaria.
 
- Que sabes tu Malborco de nuestra destruida familia, si ese señor se fue de nuevo en busca de Yolanda, no merecía tener esos poderes.
 
- Solo te dejaste influenciar por el pecado de la envidia.
 
- El pecado de la envidia me ha dado nuevos poderes, como robar habilidades mágicas a los demás.
 
- Yo te perdono por eso Junior de todos modos, aún eres mi hijo el legado del amor que sentí por Haru que fue verdadero.
 
- Voy a revivir a nuestra madre, tú solo sigue jugando al héroe en el planeta del sol.
 
- Malborco por favor no mates a mi hijo, está muy confundido.
 
- Tu hijo Junior quien hace llamarse el príncipe oscuro, ha cometido muchos delitos, lo últimos que hizo fue asesinar a Yalet y a el señor del tiempo.
 
- Queeeeee dices Yalet está muerta no puede ser verdad.
 
- No te preocupes padre, voy a revivir a todos cuando todo esto termine.
 
- Y si fallas no has pensado en esa posibilidad, príncipe oscuro, vas a cargar con todas esas vidas bajo tus hombros.
 
- Ya hubiera terminado, si tú no te hubieras entrometidos con esos 20 minutos del señor del tiempo.
 
- No tengo tiempo para más hijo, yo te.........
 
Se desvanece el holograma mágico creado por mi papá, que tristeza ver a mi padre adulto y a otro más joven quién deje como prisionero atrás.
 
Me pregunto al final como va a terminar todo esto, que pasará con nuestro futuro, quién sabe y quién lo sabrá.
 
Debería usar mi verdadero poder Legendario de mi padre y no esos fantasmas negro y activar el pecado de la envidia que poseo que también es una magia muy poderosa.
 
La pelea se reanuda con mis fantasmas negros al ataque y esto continúa.

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo