Cap 16

Averno (YAOI)

visibility

316.0

favorite

4

mode_comment

1


Dan se alejó de él lo máximo posible, hasta encontrarse con la espalda contra la pared. Mat paseó su mirada por la habitación como si fuera la primera vez que entraba allí, hasta que se quedó mirando fijamente el escritorio de Dan. Dan enseguida se maldijo por haber olvidado algo tan importante pero no se movió de su sitio, expectante. Cuando vio muy a su pesar que Mat había notado su perturbación con aquel papel doblado que en principio no tenía nada en especial, no tardó en cogerlo y leerlo. Mat caminó silenciosamente hasta el, sin dar ninguna señal alarmante pero al encontrarse frente a frente Mat estampó el puño al lado de la cabeza de Dan.
 
-Con que... ¿"estoy harto de guardar silencio y sufrir esta tortura día tras día"?- Estaba mortalmente serio. Alzó el papel, señalando aquellas líneas que hace unas horas Dan había escrito sin siquiera imaginar que aquello pudiera pasar.- " lo asesinó a sangre fría y me amenazó para que mantuviera la boca cerrada".
 
-Yo...-Mat dio otro golpe que dejó el folio totalmente planchado contra la pared. Dan se encogió, pero no dejó de mirarlo, esta vez desafiante.
 
-¿A qué viene esa mirada?- Su voz sonaba áspera pero no había atisbo de ira, era simplemente escalofriante.- Gracias a esto estás muy jodido.-Lanzó la nota.
 
Con la otra mano agarró la cabeza da Dan, que aunque trató de resistirse solo conseguía que clavara más sus dedos, provocándole más dolor. Aún así aferrósu brazo con ambas manos, infringiéndole múltiples arañazos con los cuales Mat ni se inmutó. Chocó la cabeza de Dan contra la pared con fuerza.
 
-Reza todo lo que sepas. Porque ahora tengo una justificación para matarte.
 
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
 
 
Shun estaba en su habitación, recolocando todos los muebles de su lado por puro aburrimiento. Había estado pensando, más tranquilo sobre Dan. Sobre lo buenos amigos que habían sido hasta hace unos días y la forma tan estúpida de joderlo todo, pero al menos ya estaba solucionado, o al menos eso quería creer Shun.
 
Se puso a pensar en aquel supuesto sueño que todavía le rondaba por la cabeza. Había sido demasiado realista, jamás había tenido un sueño tan vívido pero era una tontería pensar lo contrario tal como había dicho Dan, estaba vivo después de todo. Sin embargo la imagen de Dan muerto no podía quitársela tan fácilmente. Una oleada de terror lo recorrió hasta el punto de llenársele los ojos de lágrimas. Tenía miedo de que algo le pudiera pasar a Dan y eso creó una duda en su cabeza que le dio un vuelco en el pecho. Se frotó los ojos regañándose a sí mismo por ser tan débil pero no podía quedarse tranquilo, decidió cambiarse de ropa e ir a ver a Dan. Shun quería volver a esas tardes compartidas tan agradables de apenas unos días.
 
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
 
-¿Todavía aguantas?
 
-¡Vete a la mierda!
 
Dan escupió el diente que acababa de sacarle de un rodillazo, acompañado de la sangre consecuente. Llevaban un buen rato así. Dan había pensado que volvería a utilizar el sexo como tortura, pero al parecer intentaba matarlo en serio esta vez, lo que inquietaba a Dan. No sabía por qué no había muerto hace unas horas pero no le apetecía experimentar si moría o no con la amable ayuda de Mat. Aunque él estaría encantado de comprobarlo y a este paso a punto de averiguarlo.
 
Dan podía sentir los huesos rotos, calculaba que ya tenía rotas casi todas las costillas, ambos brazos... estaba cerca de parecerse a Ditto. Aún con esas Dan no dejaba de intentar escapar y arrastrándose con los brazos rotos no conseguía otra cosa que multiplicar su sufrimiento, pero el instinto le decía que corriera. Mat lo pisoteaba y lo levantaba para volver a tirarlo al suelo. Dan no pensaba darle la satisfacción de ponerse a suplicar, mucho menos sabiendo que seguramente no iba a salir de ahí entero al menos.
Se tragaba sus lamentos mientras Mat lo arrastraba hasta la puerta del baño y colocaba la cabeza de Dan justo en el marco, agarrando el pomo de la puerta y a continuación golpeándole con ella. El dolor agudo sacó un chillido breve a Dan, pero lo sofocó. Mat, frustrado, lo soltó con rabia antes de llenar el lavabo de agua y muy harto de su resistencia sumergió la cabeza de Dan en ella, disfrutando de los aspavientos desesperados del chico, que intentaban agarrarse a lo que fuera, incluso al propio Mat.
 
-¡Dan! He traído refrescos y he conseguido el nuevo juego que...-Shun había aparecido de la nada, Mat no lo había escuchado llamar a la puerta y ahora se encontraba observado por un boquiabierto Shun que ya se estaba dando la vuelta para salir corriendo a pedir ayuda.
 
Con un rápido movimiento Mat soltó a Dan para atrapar a Shun. Dan volvió a llenar de aire sus pulmones con una gran bocanada y empezó a toser sin control, apoyándose en la pared hasta descender al suelo. Mat atravesaba el pasillito hasta la habitación mientras sujetaba y tapaba la boca a Shun para evitar que empezara a chillar como una cría, cogió un rollo de cinta aislante que no tardó en encontrar, al parecer,los materiales de secuestro siempre los tenía a mano... y envolvió las muñecas y tobillos de Shun y para rematar, buen trozo doble de cinta para la boca que Mat pegó con mucha satisfacción. Shun intentaba gritar pero era totalmente inútil.
 
Mat volvió al baño y cogió a Dan por uno de sus brazos rotos. Mientras intentaba reprimir el dolor penetrante de sus huesos triturados, Mat lo llevó a la habitación.
 
-Shun...- este intentaba decirle algo, pero sus ojos llenos de lágrimas y terror lo decían todo.
 
-Mira lo que has conseguido... gracias a ti ahora tendré que mataros a ambos.- Mat le dio una patada en el costado que sí le sacó un grito de intenso dolor. Pero Dan arremetió contra Mat con las últimas fuerzas que le quedaban, tomándolo por sorpresa.
 
Pero no la suficiente.
 
Mat ya lo derrotaba con facilidad estando al cien por cien de sus capacidades, pero un Dan medio muerto no le servía ni como saco de arena.
 
-Parece que te importa mucho este trozo de mierda...- estiró del pelo a Shun para que lo mirara a los ojos, Shun estaba aterrado y miraba alternando entre Dan y Mat con ojos desorbitados. Mat se lo pasaba bomba.- Deberías saber que si estamos aquí en este momento es gracias a él.- empujó a Shun , haciéndole caer de medio lado. Dan no tenía fuerzas para seguir moviéndose y contemplaba la escena confuso desde el suelo. No sabía de qué hablaba Mat.- No me mires así, pregúntale si quieres... ah no, espera, que no puede responderte...- sonrió con maldad, sabiendo que estaban jugando a su retorcido juego.- Lo haré yo.
 
-Como si fuera a creerte...- Dan casi no podía ni hablar, las palabras eran casi inaudibles.
 
-Hey, seré muchas cosas pero no un mentiroso- sí, claro... pensaba Dan, pero de todos formas le escuchó dado que no le quedaba otra.- Este tipejo prácticamente te vendió para salvar su trasero. Todos tus secretos y preocupaciones... dale las gracias, hombre, por él hemos pasado estos buenos momentos.
 
Dan miraba con sorpresa a Mat pero sin creerle, miró a Shun para que se lo desmintiera aunque fuera con un simple movimiento de cabeza pero... Shun solo observaba el suelo con una mirada cargada de culpa que intentaba escapar de la de Dan.
 
-Shun... dime que eso no es verdad, dime que se lo está inventando todo...
 
Shun negó con la cabeza mientras las lágrimas recorrían su rostro. Dan no podía creérselo o más bien no quería.
 
-Bueno, se acabó la escenita de drama, tengo hambre así que terminemos con esto.
 
Mat en dos pasos llegó hasta Shun y con una patada lo dejó fuera de combate. Sin decir una palabra se colocó sobre Dan, de pie, quedándose este entre las piernas de Mat, manteniendo una posición victoriosa. Mirándolo fijamente a los ojos desde arriba Mat se llevó una mano al interior de su chaqueta, del cual sacó revólver imponente.
 
-Siéntete honrado, eres el primero que he tenido que matar con un arma, normalmente nadie aguanta tanto.
 
Dan miró como Mat bajaba la mano hasta apuntar a su cabeza. Cerró los ojos con fuerza por un momento pero decidió mirarlo hasta el final, con más cansancio que odio. Podía ver como Mat quitaba el seguro y hacía sonar el click del martillo, el siguiente paso era el final. Miró al inconsciente Shun fugazmente, recordando aquel año tan extraño que había terminado tan mal para todos.
 
Da repente pudo sentir algo cálido, Dan giró la cabeza para ver si es que se había meado encima o algo, eso sí que sería horrible, que encontraran su cadáver meado... ugh. Menudos pensamientos para un momento tan crítico. Pero no.
 
Era sangre.
 
De repente el revólver se estrelló contra el suelo, quedando junto a la cabeza de Dan. Sorprendido miró a Mat, este estaba completamente inmóvil, devolviéndole la mirada pero esta vez no era altiva, sino de sorpresa y preocupación, probablemente el momento más humano que había visto en Mat... y el último. Mat se llevó las manos torpemente al estómago y dando un paso tambaleante cayó al suelo. ¿Qué coj...?
 
-Menos mal que sigues entero...
 
La voz que sorprendió a Dan llevó su mirada hasta la puerta, donde un hombre manejaba una 9mm con silenciador que apuntaba a Mat. Con una chaqueta de cuero, vaqueros negros, una camisa blanca y una barba de unos días descuidada daba un aspecto extraño y no ayudaba su singular coleta que recogía un pelo largo y blanco que más bien era decorativa, el flequillo le tapaba media cara. Dan ni se movió, bueno, ni aunque quisiera lo hubiese hecho. El hombre se acercó.
 
-No tengo todo el día... anda, pero si estás hecho mierda.- con un tono divertido enfundó el arma.- Será mejor que nos vayamos de aquí rápido, no me apetece volverme a Noruega aún.
 
El hombre desconocido cogió al maltrecho Dan y como si fuera un trozo de caucho se lo colocó fácilmente en el hombro, a pesar de no ser precisamente pequeño. Dan ya no tenía fuerzas para seguir y poco a poco su conciencia se desvaneció.
  • Ibmte-image Ibmte - 10/08/2019

    Morí con lo de los meados jajaja

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo