Capítulo 17

EN EL NOMBRE DEL PADRE

visibility

427.0

favorite

2

mode_comment

0


Gael tomo el autobús hacia el pueblo. A su lado, un anciano dormía apoyándose en la ventana. Al verle, recordó a su abuelo. A diferencia de su abuela, que no cerraba la boca al menos que estuviera durmiendo, su abuelo extrañamente hablaba. Se levantaba en las mañanas y volvía en la noche. Se sentaba en la sala de estar a mirar el vacío, mientras su abuela sacaba de sus pies las botas sucias por el trabajo. No se movía hasta que le llamaban a cenar, ni siquiera los miraba cuando su abuela daba las gracias al señor por la comida. De hecho, el propio Gael nunca recibió más de dos palabras de su parte, ni siquiera la noche antes de morir.
Gael tenía diez años, recuerda todas las personas de negro en la granja. Su abuela llorando desconsoladamente. « ¿Quién podría haberle asesinado de esa forma? » murmuraban las personas, con cuidado. Procurando de que el niño que jugaba en el suelo indiferente al mundo no se enterara.  El funeral estuvo lleno de lágrimas, gritos y sollozos. La mano de su abuela apretaba la suya con fuerza cuando el féretro se perdía en lo más profundo de la tierra.
La tierra.  A él le gustaba jugar con la tierra, meter sus manos en ella y desenterrar cosas. Un día desenterró un cuchillo, cubierto por algo marrón.  Sangre seca. Corrió a enseñárselo a su abuela, ella se enojó. Lo castigo, lo azoto hasta que la sangre broto de su espalda y brazos. Le hizo jurar ante una cruz que nunca diría lo que había encontrado. Y así fue.
Gael se volvió igual que su abuelo, taciturno. Miraba el vacío mientras su abuela leía la biblia con fervor, hacia señas exageradas, mirando las figuras religiosas con anhelo. Hablaba del pecado con tal interés que todas las personas que pasaban por su hogar aseguraban que  era una santa,  una mujer que tendría el cielo asegurado el día de su partida.
¿Quién pensaría que iría al infierno por matar a su esposo?
«El hombre cargado con culpa de sangre humana, fugitivo será hasta la muerte; que nadie lo apoye»  Proverbios 28:17

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo