ROSE

Géneros: Romance

Rose sabe lo que ha debido de vivir... también los asquerosos sacrificios para poder trazar un plan y fugarse de aquella cárcel donde esta confinada. Pero quizás a veces no podemos soportarlo y simplemente huimos y en medio de una calle, sin dinero, sin techo, sin comida, sin vida, se ve obligada a mendigar. ¿Yael, un hombre enmascarado por lo desconocido podrá contenerse ante la belleza de aquella desamparada? ¿Ante la heterocromía de una joven sucia, mojada y muriendo? ¿O quizás simplemente se negara y seguirá? ¿Rose podrá salir adelante envuelta en sus demonios? y como es que cuando no tienes donde librarlas se es capaz de batallar cuando la libertad persiste.

Prólogo

ROSE

visibility

346.0

favorite

2

mode_comment

2


*** Advertencia: EL CONTENIDO DE ESTA OBRa CONTIENE LENGUAJE VULGAR, ESCENAS SEXUALES Y DE VIOLENCIA. CONTENIDO ALTAMENTE DE ABUSOS QUE NO SON ACTOS PARA MENORES DE 18 AÑOS.
                                                                               * * *
Sollozo aferrando lo único que poseo, trozos de papel que se desintegran con la lluvia. Sin un techo donde dormir, sin un lugar donde comer, sin razones para sonreír. Sola en esta fría calle donde las gotas de aquella agua que cae sobre mi cuerpo hielan hasta lo más recóndito de mí ser. Me repito tantas veces que fue lo adecuado, que por un desear al estar aquí lejos de ellos me libera de alguna parte, posea o no donde morir más que aquel pavimento solido, todo lugar es mejor…
- ¿A quién quieres engañar Rose?... Solo acaba con tu vida y ahorrémonos tanto… nada lo solucionara – digo, mientras me abrazo avanzando por aquellos tramos de jardines meramente majestuosos, cuidados y bien podados.
Me trago el orgullo, me trago cualquier indicio de dignidad, simplemente no puedo soportarlo. Desde el día en donde mis padres murieron a causa de un robo, una parte de mí se fue con ellos, incluyendo todo rastro de felicidad, todo rastro de aliento y esperanzas y aunque en ocasiones tuve la valentía de ser fuerte y seguir hasta conseguirlo… me duele saber que aquel papel no será un sueño, no será nada, porque ni siquiera sé lo que será de mi a partir de ahora.
Subo las escaleras hasta detenerme frente a una puerta tallada en madera blanca, denotando los alrededores el paradero se situaba a la clase alta. Trago con pesar, el hambre y la sed dieron su triunfo.
Toco esperando, temblando sin parar y con lágrimas mescladas a las gotas de lluvia. Bajo la cabeza porque la vergüenza se hace mella en mi sistema y desde que se abre una intensa luz me proyecta desde el interior.
- ¿P-podía darme algo de comer… - alzo la mirada para encontrarme con un ceño fruncido en curiosidad bajo unos ojos azules, tintados como el celeste. Hebras de cabello como el café mezclado en ciertos reflejos cobrizos y barba en la misma tonalidad dejada a descuido.
Una ola de calor me entra con punzadas cuando soy incapaz de poder controlar los temblores.
- ¡Cielos! – es lo último que escucho de una gruesa, potente y celestial voz, antes de ser golpeada contra algo que me recibe en la caída. La luz de aquella sala se apaga y cuando quiero entablar una palabra más todo desaparece.

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo