Jornada completa

Agujas en la miel

visibility

293.0

favorite

2

mode_comment

0


A la una de la mañana el recuerdo me persigue,
me atrapa, y me cubre en una colcha de sueños.
A las dos el deseo se desliza como lluvia por tus
hombros.
A las tres te veo al dormir, está por provenir el
porvenir.
A las cuatro la luna danza con los astros siguiendo
el ritmo del corazón que aun palpita.
A las cinco los astros se cansan de la luna y se
desvanecen como amantes.
A las seis la luna te deja a ti en un amanecer de
hielo.
A las siete se derriten las penas y apenas aparece
una luz cegadora en tus ojos.
A las ocho el sueño despierta dormido y digo verte a
mi lado.
A las nueve las nubes son algodones de azúcar.
A las diez desayuno tus labios dulces como la miel.
A las once el cielo es el techo de nuestro amor que
golpeo su cabeza al pararse.
A las doce te amo lunes y domingos, eneros y
diciembres.
A la una de la tarde te quiero invierno y primavera,
flor de nieve.
A las dos meriendo el silencio que escapa por tu
oído.
A las tres esperamos las cuatro.
A las cuatro extrañamos las tres.
A las cinco nadie sabrá lo que hicimos horas atrás.
A las seis almuerzo tu libertad y caes de tu cielo.
A las siete llegas a las jaulas de mi infierno, de mi
vida, de mí.
A las ocho la luna viene a buscarte y el sol de tus
ojos se va.
A las nueve ya añoro todo de ti, todo de mí, todo de
dos.
A las diez éramos uno y uno, también uno de dos y
casi terminábamos siendo tres.
A las once ceno de tu alma el ruido que escapa por
tus deseos a la distancia.
A las doce te digo que podrás leer lo que escribí,
decir si te gusto o no, pero jamás sabrás lo que es
estar un día junto a ti.

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo