Candidez

Agujas en la miel

visibility

140.0

favorite

2

mode_comment

0


Dejemos de lado las niñerías,
pero no dejemos
de amarnos como niños.
No existe otro modo,
no demos edad a nuestro amor,
no lo atemos a los años,
disfrutemos la inocencia,
seamos despreocupados.
Necesito que mi vida,
mi volantín,
quede atrapado entre tus ramas,
para poder buscarlo,
para poder buscarte,
trepar sin miedo a caerme
por cada uno de tus instantes.
Necesito que en tu vida,
no le reces
a ningún ángel de la guarda,
que sin necesidad de buscarme,
me encuentres en tus ramas.
Sabrás, que en la rayuela del alma,
se avienta en forma de piedra la mala gana,
la encontramos sin quererlo,
y sin intención de perder,
le pasamos por encima.
Del mismo modo que en las escondidas,
del mismo modo que en la pilladita,
del mismo modo que en la botellita,
del mismo modo,
juguemos a ser niños, sin que sea un juego.

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo