Estatua

Agujas en la miel

visibility

81.0

favorite

1

mode_comment

0


Pude convertir un vicio en virtud,
Capaz de destruir los más grotescos muros,
Y hacerlos ceniza.
 
Tus ojos, mi vicio, son demoledores,
No los ahogues en silencio al mirarme,
El viento aparta tu pelo y acaricia tu mejilla,
Es devastador, verte y no tocarte, no ensuciar lo
precioso,
Ni abrir tu corazón como pétalos, pues baja la
nieve.
 
Eres fuerte y frágil, como una mano que cierra o
habré, que golpea o acaricia.
Cuan inservible se vuelve la vida, al no poder
tocarte,
Me siento cemento, un muro inmóvil,
Ante tus ojos demoledores,
Me destruyen, me derriban, me muero.

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo