Hasta el luego o el nunca

Agujas en la miel

visibility

170.0

favorite

2

mode_comment

0


Este es el último poema de amor que
escribiré.
Como prueba de la fidelidad que no pude
mostrar, y del amor que no quisiste
ver.
En ti nacieron mis poemas de amor, y en ti
morirán.
Esta será la última vez que leerás de ti, desde
mis letras.
La tinta rozara el papel por última vez
infinita.
El papel mostrara sus líneas últimas ante mí,
colocando los límites de que tanto escribí, y que
tanto leerás.
Este es el adiós. El fin. El siempre jamás.
Este es el último pétalo de la flor que
arrancaras entre la maleza y dejaras desnuda.
No sé si me entiendes…
Mi lapicera ya no soporta tanta melancolía,
lee lo que escribo, escribe lo que siento, y llora
palabras como yo lloro tu nombre.
Pero no me preocupa.
Sé que algún día, quizá, nos volveremos a
ver, en una vereda, una calle, una biblioteca, donde
sea.
Nos volveremos a ver, ya viejos, viejos… y
no nos reconoceremos, tendremos más arrugas que
años, tendremos menos muelas que años por vivir.
Y quizá, este sea el último poema de amor
que escriba.
Decirte adiós a ti, es decirle adiós a la poesía.
Tu nombre, tu alma, tu rostro…
Todo en ti es poesía.
¡Por eso! Ya no podría… amor, escribir más
nada.
Verte me motiva.
Y si no te veo amor.
No hay poesía de amor.
Este es mi último poema, mi primer y único
adiós.
Si es que no te vuelvo a ver, si es… que no te
vuelvo a ver.

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo