El Destino De Una Espada

Géneros: Acción, Fantasía, Misterio

Jase, un adolescente normal de 19 años, buen alumno en la universidad, pensó que toda su vida podría vivir bien junto a su hermanastra con una vida humilde, pero tras descubrir que puede manifestar una espada se emociona ya que, siempre quiso ser un héroe, pero tras ver la dura realidad de lo que en verdad sucedía con las personas que tienen una espada, cambiará toda su vida y las de sus seres queridos. Nada va a ser como lo era antes. Pd: Esta historia contiene errores ortográficos que se arreglarán una vez que la obra haya sido terminada Gracias.

Introducción

El Destino De Una Espada

visibility

156.0

favorite

0

mode_comment

0


- ¿Hacia dónde nos dirigimos? -Margareth me lo pregunta, pero solo sigo acelerando.-No sé dónde terminaremos, pero recuerda que esto lo hacemos por ellos. -Ella baja la mirada.
Estamos en la autopista, un lugar alejado de nuestra casa e hijos. Está anocheciendo vamos por una montaña, queremos alejarnos lo más posiblemente de ellos. No está pasando ningún auto.
- ¿Qué es eso? -Mi esposa se alerta al momento de ver un auto en frente de nosotros que acelera.-No sé. -Le respondo ya que no sé qué querrá aquel vehículo.
Por un momento se detuvo nuestros corazones, aquel auto viene cada vez más rápido, solo continuamos nuestro camino. Nos aliviamos al ver que pasa de largo.
-Solo era un conductor muy apurado por llegar rápido a su destino. -Le comento a Margareth para aliviarla un poco sus nervios.
Ambos sabemos que no podemos estar con nuestros hijos en este momento, así que decidimos abandonarlos con la excusa de un viaje de aniversario.
-Viene otro carro. -Margareth está nerviosa, es un carro más grande que el nuestro.-Solo es otro conductor apurado. -Le respondo a mi esposa.
Eso quiero creer, ese vehíulo, va acelerando más que el anterior y al momento de darme cuenta de que venía contra el mío para chocarlo, quise girar, pero no hay suficiente espacio y no hay tiempo.
- ¡Margareth! -La miro y directamente voy a abrazarla antes de que el vehículo nos choque por la parte frontera de nuestro auto.
Debido a la aceleración de ambos vehículos, el choque provocó que se destroce toda la parte frontera de los vehículos, mi auto al ser más pequeño terminó volando y volcado, abro los ojos, estoy sangrando, solo recibí unos cuantos golpes.
- ¿Margareth? Despierta, no mueras. -Fue asesinada por unos fierros desprendido de nuestro auto.
No puedo salir, me saco el cinturón de seguridad y me ubico en una posición para patear la puerta, se quedó atascada. Al patear la puerta, al poder tirar la puerta y salir, mis mayores temores se hicieron realidad.
-Hola traidor. -Daniel, está acompañado de dos más. -Daniel... ya veo, él me encontró, solo era tiempo hasta que llegaran a mí.- ¿Te gustó el vehículo? Tuvimos que matar a ese conductor para usarlo.-Eres un bastardo ¿por qué a ella también? -No tenía necesidad de matarla. -Tú sabes que ella tenía que morir. -Sigo en el suelo, mis piernas están dañadas, por la adrenalina no sentí el dolor.-No es así, todo esto fue por mi problema.- ¿Dónde está tu espada? -Me lo pregunta a lo cual contesto solo con unos segundos de silencio.-No la necesito. -Me mira con una mirada penetrante.-No la tienes ¿dónde la dejaste? -Me levanto, mi pierna ya está casi curada.-Vaya, con que cuerpo a cuerpo, lo lamento, pero no soy de esos. -Daniel saca su espada, podemos manifestar nuestra espada que refleja nuestros poderes.-Sabes... no usaré mi espada, en esta ocasión no es necesario, en cualquier momento pasará otros humanos y no queremos más estrés.
Seguidamente Daniel coge uno de los fierros desprendidos por el choque de los vehículos.
-Vas a jugar sucio. -Le digo al ver que me atacará sin poderme defender.-Vuelvo y repito, no soy ese tipo de persona, no somos humanos.-Ya veo, entonces pelearé así. -Recojo uno de los fierros y me alisto para recibir el ataque de Daniel.
Daniel inmediatamente va a atacarme, el primer golpe lo esquivo, al segundo lo bloqueo con el fierro, al momento que contraataco, lo paso rozando por el torso, mientras con la pierna lo ataco a sus piernas con una patada, lo esquiva con un salto.
-Vaya, aunque no tengas tu poder, eres bueno en esto, pero no por mucho tiempo.
Vuelve a atacar, me hace un corte profundo con el fierro, casi no lo esquivé. Daniel saca su espada la cual me la entierra en el estómago.
-Eres un mentiroso, no respetas ni siquiera una pelea cuerpo a cuerpo. -Me saca la espada del estómago, caigo por el nivel de la herida.-Lo lamento, pero no tengo mucho tiempo que perder contigo, esto se acaba aquí. No, aún falta tu hijo, ese error.
Miro como se acerca hacia donde estoy, se acerca con su espada, me arrastro hacia mi auto. Margareth sigue adentro.
-Lo siento mucho Margareth, no pude protegerte. -Daniel me perfora la pierna con el fierro.-No te preocupes, la encontrarás del otro lado. -Seguidamente con el otro fierro me perfora mi pecho.
Hijo por favor, no te involucres con ellos, tu eres el futuro, eres mi esperanza, pero tengo que dejarte, te dejé a cargo de alguien mientras no estaré.
-Tu muerte solo será un ejemplo para cualquiera que piense traicionar al gran señor.-Señor, tenemos que irnos, si nos encuentran aquí, podrían matarnos.-Está bien, tenemos que ir a reportar la muerte del traidor con el gran señor.

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo