Capítulo 5 : Primer encuentro con su abuelo.

Black Ghost

visibility

397.0

favorite

1

mode_comment

1


Solo tengo dos opciones la primera la detengo y no dejo que siga con esta locura para luego que ella salga de mi dormitorio arrepentirme por el resto de mi vida, la segunda seria dejarla seguir y ver hasta dónde llega mi paciencia o cordura antes de tirármele encima y al final demostrarle que ella ha ganado, así viendo que tiene poder sobre mí. 
 
- Alberto quieres que me desabroche el pantalón, aunque no conteste nada de todos modos lo hare. 
 
Y es exactamente lo que hace se baja el pantalón quedando en ropa interior he tragado en seco, mi orgullo, mi idea de quedarme solo para siempre, el hecho de no querer acercarme a una chica tan popular, queda todo derrumbado en un segundo, lleva puesto un brasier rojo y unos pantaletas blancos. 
 
Mi madre a quien quiero engañar el deseo de mi cuerpo que siento en estos instantes y ni siquiera la conozco bien solo lo que he leído por la red porque tiene que ser así que está sucediendo aquí porque lo hace si trate de ser indiferente desde que la vi para alejarla de mi, esa lujuria que corre por mi sangre la reconozco no la puedo evitar mi razón no razona nada, ni puedo hacer lo que hare en estos momentos, de prisa me acerco a ella y la lanzo sobre la cama que estaba cerca de ella, pone sus manos en mi rostro ella y yo agarro sus caderas con mis manos deslizándola hasta sus piernas para que se encierre en mi cintura y le digo suavemente. 
 
- Por favor detenme ahora porque yo, ya no controlo mis impulsos. 
 
- Si te detengo ahora después de llegar tan lejos dirás que estoy loca por lo que hice pero si sigues tus impulsas serás tan loco como yo al seguir los míos y no habrá culpables entre nosotros. 
 
Ni siquiera me detendré a analizar lo que dijo y mucho menos a contradecirla estamos cara a cara que siento su aliento y su boca es el único plato que quiero comer el día de hoy. 
 
Entra Dery en ese maldito instante inoportunamente casi al punto de besarnos diciendo espera no puede pasar a no sé quien, delante de él al que no pudo detener un hombre viejo muy pero sumamente fuerte con unos músculos muy ásperos y se ve tan enojado que salen pequeños toques de electricidad alrededor de su cuerpo que incluso Dery tiene miedo a acercársele manteniendo cierta distancia a él con temor y me pregunto yo quién será pero de algo si estoy seguro que me odia tan profundamente que le gustaría matarme ahora mismo lo dedujo por su mirada. 
 
- Abuelo que haces aquí. 
 
Luego se para rápidamente haciendo un encantamiento apareciendo la ropa que se quito en su cuerpo, luego Dery habla con una voz temblorosa. 
 
- Señor Berek esto no es lo que parece solo estaban haciendo una actuación de una obra de teatro es una escena fingida nada de eso es real simplemente son amigos. 
 
Aparece en un segundo al lado mío lo vi se mueve rápido a pesar de tener un cuerpo tan grande y robusto, con su fuerza no me cabe duda que es un mago tipo guerrero pero no lo vi por la red me pone la mano en el hombro y desaparezco con él, lo último que vi fue a Dery intentando correr hacia a mí y Yolanda con los ojos abiertos sin darle tiempo a nada todo fue en menos de un segundo. 
 
Aparecimos en una sala muy grande todo era blanco y tenía muchos bloques de piedra cuadrados levantados en forma de edificios, parecía una sala de entrenamiento. 
 
- Solo quiero saber quién eres y qué relación tienes con mi nieta. 
 
Me lo pregunta con esa voz arrogante y de forma muy seria lo veo en todo su cuerpo se está conteniendo, no sé qué hare si enfrentarme a él, si me ataca o dejarme dar una paliza para no violar mi tratado de aparentar que soy nuevo y no sé nada de magia, pero dejar que me golpeen no estaba en mis planes. 
 
- Soy Alberto y no tengo ninguna relación con Yolanda es solo mi amiga y no sé si se puede decir amiga porque la acabo de conocer hoy mismo. 
 
- Estas diciendo que ella actúa como una prostituta que la conoces en un día y se te lanza encima. 
 
- Básicamente si pero no fue eso sino……. 
 
No pude terminar de explicarle bien lo sucedido, cuando este ogro tenía su puño en mi cara lo vi pero no podía esquivarlo no tenia ningunas de mis Joyas activadas para tener la agilidad en mi cuerpo de moverme o hacer algo para evitarlo, toda mi nariz fue rota mientras salía lanzado con una gran velocidad tanto que mi sangre de mi cara quedo todavía suspendida en el aire, no pude razonar flotando en línea recta apareció a mi lado dándome un puñetazo en la espalda que me lanzo hacia arriba la primera sangre de mi rostro estaba por caer al suelo cuando apareció nuevamente encima mío con otro golpe con las dos manos entrelazadas me bajo a mayor presión, la primera sangre que salió de mi cara ya cayó al piso y yo junta con ella sino hubiera sido por un hombre joven de cabello dorado que me agarrara con sus dos manos. 
 
- Te encentras bien chico. 
 
- Si como nuevo ni cuando nací me sentí tan bien de estar vivo, solo me hace falta un libro y un vaso de jugo de naranja para leer mientras disfruto de este hermoso paisaje blanco. 
 
Le conteste mientras tocia sangre por la boca, suerte que llego este Maestro lo sé por su vestimenta estaba al punto de activar mi regeneración y enojarme para pelear con este tipo con unas de mis Joyas. 
 
- Lo siento chico solo me sorprendía que aun estés consciente después de recibir esos golpes. 
 
- Es que desde pequeño he sido resistente a las preguntas idiotas ahora veo que también a los golpes, pero puedes llevarme donde las sanadoras mi sangre esta manchando su traje me gustaría disculparme por eso, pero este liquido rojo no deja de salir de mi cuerpo no serviría de nada un lo siento en estas circunstancias. 
 
Le dice que hablara luego con el ogro ese de Berek de lo que ha sucedido mientras tanto el dolor es inmenso pero ya estoy acostumbrado a esto y tal vez estaba al punto de activar mi regeneración aunque este tipo de los cabellos dorados también se desapareció, apareciendo  en el hospital de la escuela.
 
  • AlbertoNeris-image AlbertoNeris - 22/04/2019

    Su abuelo no es un mago común impone sus reglas a la fuerzas y este es solo el primer encuentro ya se pueden imaginar los demás por otra parte sí tal vez exista otra oportunidad donde no interrumpan a Alberto y Yolanda solo hay que seguir.

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo