Capítulo 11 : La Capital 4

Black Ghost

visibility

309.0

favorite

1

mode_comment

1


 
No era todo lo que esperaba pero ya me siento mucho mejor y aún tengo tiempo para ir a mi clase, ya que poseo el ánimo necesario lo cual respecta a mi es suficiente. 
 
No le pude hacer todo el daño que considero que hubiese sido lo necesario a Dery por su insolencia pero con ese golpe que le propine en la cara fue suficiente. 
 
Ahora salgo por la puerta ya todo compuesto y arreglado con mi ropa bien ajustada sin los estrujamientos de la pelea con Dery. Escribiéndole un mensaje a mi mayordomo con la marca del televisión para que se lleve está rota y la reemplace por una mueva, no me pedirá explicaciones de que paso porque creo que se le paga muy bien para el poco trabajo que hace puesto que mi hermana y yo utilizamos sus servicios muy pocas veces, tengo entendido que es unos de los empleados más viejos de nuestra casa muchos ya han sido despedidos o jubilados, me contaron incluso que lo investigaron a todos los trabajadores de la mansión pero no llegaron a nada concluyente con la muerte de mis padres y ahora yo luego de tres años que puedo saber o ponerme a investigar estaría desde cero si empezará a indagar que provocó ese fuego cuando iban en el automóvil, al menos que me facilitarán los papeles de investigación de estos tres últimos años para ver hasta dónde han llegado, cosa que la policía no me facilitará. 
 
El mayordomo me responde, dice que lo hará lo más pronto posible y esa respuesta para mi es perfecta. 
 
Dejando atrás ese tema de mi mente ahora veo en mi celular el horario en donde visualizo que mi última clase del día de hoy es la de introducción a la medicina. 
 
Al llegar a la casa de medicina donde se encuentra mi curso, veo caminando por los pasillos a Haru, con cara de pocos amigos. 
 
- Mira a quien me acabo de encontrar, se puede saber porque no me llamaste. 
 
- Saliste corriendo nunca dije que lo haría además se me perdió tu número. 
 
- Dame tu celular. 
 
- En verdad no esperaras a que te lo entregue, cierto. 
 
Se le están aguando los ojos, como una niña cuando le niegan un dulce. 
 
- Espera no vayas a llorar, ahora mismo te lo paso. 
 
Lo saco rápido de mi bolsillo que vergüenza sería si todos los estudiantes aquí cerca se den cuenta que puse a llorar una niña como ésta. 
 
- Me puedes llamar después de la 9 de la noche hoy. 
 
- Entiendo algo más se le ofrece mi pequeña niña. 
 
Antes de que Haru pueda responderme iban pasando dos chicas al parecer amigas de ella, la más alta dice. 
 
- Como, Haru y ese es tu novio, lo tenias bien escondido. 
 
- Así es y me acaba de pasar su número de celular para coordinar a qué hora besarnos a oscura, pero no se lo digan a nadie es un secreto. 
 
Las dos amigas quedan petrificadas mirando hacia donde Haru y al yo voltear mi cara lentamente veo que ella está toda roja como un tomate con los ojos cerrados. 
 
No debí bromear de esa manera, ahora no abre los ojos y lo mantiene cerrados con fuerza. 
 
Lo cierto que se ve muy linda toda roja, como una muñeca en su caja, no puede negar que es una niña y temas como estos la avergüenzan pero me causa un poco de risa su reacción. 
 
Veo que unas de sus amigas la que no había dicho nada le dice en voz baja luego de chocarla con el codo en el hombro que deje tranquila a Haru y así obedece sin decir una palabra más, se van por su camino. 
 
- Haru ya puedes abrir los ojos, están los suficientemente lejos de ti, tus amigas. 
 
- Lo siento, Alberto por molestarte de esa manera. 
 
Luego se va como un robo programado para más adelante estar chocando con una puerta, me pongo una mano en la cabeza. 
 
Dios santo esta chica terminará matándose ella misma y no sé porque se disculpo no es ninguna molestia, no lo puedo creer se me hace tarde para llegar al curso, a toda prisa llego para darme cuenta que no posee ventanas y es cerrado con aire acondicionado para mi gusto prefiero el aire fresco de afuera. 
 
Así empieza mi primera clase en la casa de medicina yo llegando tarde y la profesora ya estaba en el aula, pero me recibió muy amablemente, algún otro profesor de mal humor pudo no haberme dejado entrar aunque sea el primer día pero no corrí con esa mala suerte. 
 
En resumen solo explican que la magia de las sanadoras es pura no contiene contaminación con intención de dañar a nadie puesto que otras magias crean conjuros sólo para lastimar a los demás en cambio los de medicina solo se preparan su poder mágico para ayudar a las personas entre otras tonterías que explicó la maestra con su tiempo de clases. 
 
Ya al terminar las clases me voy tranquilamente a mi dormitorio por fin pude por lo menos cumplir con todo mi horario de clases el día de hoy, el problema es que la administración me enviará mi horario del día de mañana, así es cada día ellos son lo que manejan las materias que asistiré la semana completa al no tener un horario fijo lo del primer año caminaremos de aquí para allá y de allá para aquí hasta que termine este primer ciclo luego ya de estar en una casa establecida todo será más fácil porque no tomaremos tantas materias diferentes de las cincos casas que aquí en Herel existen. 
 
Al entrar a mi habitación veo a mi mayordomo con dos técnico cambiándome el televisión ya los pedazos rotos no estaban, él estaba parado supervisándolos parece que los trajo de la capital puesto que no podía hacer ese trabajo sólo. 
 
- Disculpe no pude hacer esto más temprano tuve que mover algunos papeles en la escuela para que me dieran el permiso de entrar a cambiar la televisión no fue ineptitud mía. 
 
- No te preocupes no pasa nada. 
 
Solo me tiro en la cama con mi celular a esperar que terminen para luego bañarme y veo que estoy recibiendo una llamada de mi hermana. 
 
- Pasaré esta noche a prepararte la cena que quieres de comer para hoy. 
 
- Nada yo mismo prepararé mi cena, ya mande a comprar comida para llenar mi cocina. 
 
- No te pregunte si tenias opción elegir si me puedes decir que no o sí, sino que quieres cenar esta noche, solo limítate a responder eso. 
 
- Bueno está bien, frito con espagueti y salami con jugo de naranja te parece bien. 
 
- Porque no pides un plato más fino, que podamos disfrutar los dos como si fuera una cena romántica......... 
 
Le colgué antes que prosiga, se donde quería llegar. 
 
Al rato escucho un sonido afuera luego abre la puerta con una llave igual a la mía, ahora veo, con que esa fue la que utilizó aquella vez que desperté junto a su lado. 
 
- NUNCA PERO NUNCA ME ESCUCHAS BIEN NUNCA, VUELVAS A CERRARME EL TELÉFONO. 
 
Que miedo tengo me tiemblan todos los huesos, es un aura asesina que sale de su cuerpo. 
 
- Si, no lo volveré hacer lo prometo. 
 
Se calma un poco con mi respuesta pero es cierto mejor nunca vuelvo a cerrarle de golpe, Dios mío temo por mi vida, incluso los trabajadores junto al mayordomo están paralizados. 
 
- Voy a salir por esa puerta y voy a volver a llamarte, espero que esta vez te comportes como un niño bueno. 
 
Sale y es como un tranquilizante para mí, pensé que había perdido la cordura y me iba asesinar, para luego uno de los técnico que trajo el mayordomo decirme. 
 
- Amigo si es tu novia deberías hacer lo que te dice o terminarás en un hospital. 
 
Suena el teléfono efectivamente es ella, trato de tomarlo rápidamente y de los nervios se me cae al suelo por Dios me va a matar si no le contesto a prisa, mi manos están con unos nervios, al fin cuando puedo tomarlo el celular le doy al botón cerrar por error a la llamada, Dios que no sea tu voluntad que yo quede hospitalizado por un mal entendido como con Berek en aquel entonces y al llamarla de nuevo lo más veloz que pude. Puedo contestarle al fin sin ningún problema porque no estaba enojada le explique que cerré el celular por error, mientras a mi hermana le respondo, si como afirmativo a todo lo que diga sin objeciones, y no le cierro hasta que ella termine, pero dijo que tenía una práctica y por eso me tenía que colgar, dándome a demostrar que es una pena para ella. 
 
Me tarde tanto hablando con ella de cosas sin sentido y aburridas que los técnicos se fueron junto con mi mayordomo, ahora que estoy solo me voy a bañar para relajarme de lo acontecido con mi hermana. 
 
Al salir recuerdo que tengo el número de Haru y me dijo que la llamará, al vestirme eso es lo que hago exactamente con la experiencia de mi hermana hace unos momentos atrás no quiero más problemas de seguro Haru se pondría a llorar si me la vuelvo a encontrar como hoy en la casa de medicina, reclamándome porque no la llamé al teléfono que me dio cuando me pidió el celular, incluso ella misma lo apunto para que no tenga excusa de que se me perdió su número y eso sería peor que lo que mi hermana acaba de hacer porque no podría darle explicaciones al púbico cerca, si ven lagrimas en los ojos de Haru esa niña al lado mío. 
 
Marco su número para hablar con ella. 
 
- Soy yo Haru, Alberto, recuerda que te llamaría. 
 
- Sabía que lo harías, eres un chico de palabra. 
 
- Claro, Haru pero no confíes mucho en mi por si te falló en un futuro no quedes decepcionada. 
 
- Puedes fallarme no una vez sino un millón de veces y quedar decepcionada de ti pero no cambiaría el hecho de que puedes arreglar tu error y recuperar mi confianza si lo intentas. 
 
- Tienes razón, cambiando de tema por cierto quería preguntarte cómo fue que activaste tus poderes mágicos en medio de una tormenta como decías de ese árbol que ese gato se calló si aquí no hay ese tipo de clima en la Capital 12. 
 
- Pues somos emigrantes de la Capital 4, venimos aquí porque el director de la escuela le propuso a mi padre que había una vacante para un maestro de magia tipo invocador y hechizo, deberías ir con nosotros siempre hacemos viajes para ver a mi abuela y mis tías toda mi familia viven allá. 
 
Ahora todo tiene sentido, la Capital 4 es muy pobre comparada con esta y como no decirlo tiene el número 4 y nosotros el 12 y esos números son dado según la importancia de cada capital. 
 
La Capital 4 es diferente a la de nosotros en vez de tener un escudo mágico como la tiene la Capital 12 para protegerla, esa capital tiene un muro que la rodea por completo, son muy primitivos en utilizar toda esa toneladas de concreto para levantarlo como una gran muralla, aunque nunca he ido, he visto sus fotos por la red que me dicen que no tienen casas bonitas todas son de cemento prácticamente no hay nada de metal allí y una tecnología muy antigua. 
 
Mientras la Capital 12 está ubicada en medio de un desierto el único clima que se ve es una tormenta de arena pero el escudo mágico nos protege, incluso de los rayos ultravioletas del sol.
 
Son 13 capitales que existen en este mundo y cada una tiene algo diferente en su entorno, en su gente en su forma de usar la magia, lo único en común es que están construida o debajo de ellas se encuentra una batería de energía que hace posible que solo existan 13 capitales si hubiese mas baterías de esas debajo del suelo de algún lugar de este mundo de seguro hubieran mas ciudades pero me gustaría un día conocerlas a todas para un futuro no muy lejano. 
 
- Me gustaría ir, en algún momento para conocerla, tanto la capital como su escuela, solo conozco a Herel me encantaría también ver el diseño de la escuela de la Capital 4, pero hablaremos de eso luego tengo que colgar mi hermana acaba de llegar. 
 
  • AlbertoNeris-image AlbertoNeris - 25/04/2019

    Haru es un personaje en el cual le tengo mucho cariño por lo tierna que es, en cambio Evelyn es muy peligrosa.

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo