Capítulo 14 : La primera batalla mágica.

Black Ghost

visibility

423.0

favorite

2

mode_comment

1


Ha pasado mucho tiempo desde que llegué aquí a la escuela de Herel, exactamente tres meses y dos semanas. 
 
Ya ha terminado el ciclo básico para los nuevos solo toca sus exámenes para ver si entran a la casa donde quieren estudiar. 
 
Para resumir estos tres meses empezaré con Evelyn, la cual no ha hecho nada fuera de lo normal, viene a visitarme dos o tres veces de noche a mi dormitorio según tenga tiempo con sus prácticas, me prepara la cena y comemos juntos luego se queda un rato conmigo, ella sentada con algún libro en la cama y yo en mi computadora o haciendo una tarea que me hayan dejado algún profesor de Herel, pero no se le ha ocurrido hacer nada raro como la última vez de los brilla labios. 
 
Parece que ya se tranquilizo por completo y se comporta como una hermana como las demás. 
 
Con respecto a Haru, nos hemos hecho muy buenos amigos, creo que es mi primera amiga aquí en Herel, confío mucho en ella ya que es muy inocente, jugamos ajedrez y me gano sietes veces seguida y usándome diferentes aperturas solo en la tercera partida tuve la oportunidad de darle un jaque pero es muy buena jugadora, ahora si le creo que es la campeona de toda esta escuela. 
 
Aunque le hice que me prometiera que no le contará a nadie de esa paliza que me propino seria una vergüenza que alguien supiera que una chica tan infantil como ella me derrotó de esa manera tan abrumadora. 
 
Me dijo que me enseñaría a jugar si me daba vergüenza perder así, lo cual me negué, ya que quiero aprender por mis propios medios para así algún día tener la oportunidad de retarla, además no quería tenerla como maestra, se parece a Yalet y también era mi maestra en el otro mundo pero para cosas de magia, esto sería diferente porque Haru es muy pero muy distinta a Yalet en cuanto personalidad solamente porque físicamente son iguales y Haru solo me enseñaría algo más tranquilo y entretenido como lo es el ajedrez que es un juego mental. 
 
Con Dery es otra cosa aún no ha regresado con mi hermana, solo son amigos pero veo que no pierde la esperanza de recuperarla aunque no veo que le duela nada, el hecho de no estar junto con Evelyn y yo trato de no hablar de ese tema cuando lo veo no quiero involucrarme en sus asuntos más de lo que ya estoy, además ya no ha pasado nada entre Evelyn y yo en estos tres meses. 
 
Por último está Yolanda, que cuando me ve por los pasillos de la escuela me saluda efímeramente como si no me conociera, siempre detrás de ellas dos estudiantes que la siguen parece que es por turno porque nunca anda con los mismos a lo mejor es que se rotan cuando el otro tiene clases viene a seguirla el que no tiene clases. Son como unas clases de guarda espalda especial compuesto de estudiantes para ella. 
 
Pero con lo popular que es ella a lo mejor se consiguió un novio que este más a su altura, pero no la culpo más bien le agradezco por dejarme verla bailar de esa manera, me hubiese gustado tener la última oportunidad de decirle que es muy hermosa, espero que sea muy feliz al lado de alguien que ella elija y no esté condicionado por su abuelo. 
 
Solo espero no conocer su novio en estos momentos aún no la he olvidado por completo a ella, me saldría un sabor muy amargo saber quien está a su lado, en estos momentos. 
 
Pero al fin y al cavo no sé porque me siento mal que ella se haiga alejado de mi silenciosamente si al fin era eso lo que yo quería sin embargo ese resultado me hace sentir triste y no lo puedo evitar de que Yolanda se haya olvidado de mi. 
 
Lo cierto que estos tres meses he conseguido la vida que tanto quería desde un principio pasar por desapercibido nadie sabe que existo, solo como un estudiante normal con una matrícula inscrito, cursando sus primeras asignaturas, lo único que me hace sentir mal es haber perdido a Yolanda de esa manera a lo mejor al final me odia y que puedo yo hacer para cambiar ese resultado, no se le pueden acercar ningún chico sin la autorización de Berek parece que para el nadie es digno para su nieta pero no exagera nada, Yolanda es muy hermosa y simpática con lo poco que pude tratarla puedo deducir eso. Solo la veo a todo momento con mi hermana realmente son muy buenas amigas casi algo más que una amistad como si fueran hermanas. 
 
Me dirijo a mi examen final el de la casa de mago tipo invocador y hechizo, que consta en darte tres oportunidades y solo tienes que ganar una pelea con el oponente que ellos te asignen, si pierdes puedes volverlo a intentar claro pero si agotas tu tres oportunidades tendrás que esperar el otro año o optar por entrar a otra casa. 
 
Yo iré a dos exámenes al de Tecnología y el de mago. En cambio el de Tecnología es solo un examen donde evaluaran todos mis conocimientos científicos de las clases que me han dado, donde la nota máxima son 100 puntos y el mínimo para aprobar son 70, claro es mejor sacar la mejor nota posible porque te pondrán un destacable rango o privilegio a las excelentes notas que saquen los estudiantes que a diferencia de la casa de mago esta es solo una oportunidad si repruebas derechito para el otro año o intentar un examen en la parte del socialismo que no tiene que ver nada con magia. 
 
Al llegar al coliseo pequeño porque existe otro para los de altos rango, esto solo es para los nuevos que aún no tienen el derecho de estar en ligas mayores. 
 
Le paso mi tique de turno a dos maestros sentados en una mesa que son los evaluadores, verán mi pelea para subir por la red mis primeros datos de habilidad mágica,  uno de los Maestros sentado tiene una laptop y el otro solo su celular, me contesta que espere mi turno mientras terminan tres peleas más que están antes de mi. 
 
No veo a mi hermana no veo a nadie que yo conozca que haya venido a observarme a ver mi primera pelea es que la verdad a nadie le interesa estas peleas aburridas de los de bajo nivel. Incluso el coliseo esta medio vacío solo muy pocos espectadores. 
 
Al fin al llegar mi turno bajo por las escaleras por un largo pasillo donde no hay nadie, al salir al coliseo por la puerta que se encontraba en el largo pasillo veo que el piso es de arena parece para que los nuevos no se hagan mucho daños cuando se caigan. 
 
Del otro ángulo del coliseo entra mi oponente, son dos puertas que existen una opuesta a la otra a lo mejor tiene el mismo pasillo largo y solitario por donde yo entre al igual que yo, tuvo que caminar ese largo corredor solitario seguramente. 
 
Al estar frente uno al otro de mi oponente, aparece uno de los profesores que estaba sentado, mágicamente en medios de los dos. 
 
- Las reglas son las siguientes pueden usar cualquier tipo de magia, no se mataran en la pelea y terminara cuando uno diga me rindo o cuando el profesor en mi caso yo aparezca mágicamente para detener la pelea porque puedo considerar que unos de los estudiantes puede perder la vida y no se haya rendido yo detengo la pelea, buena suerte a ambos. 
 
Luego se desaparece de nuevo al sitio donde estaba sentado, veo que también nos espera un grupo de sanadoras, Clase F con una doctora muy lejos de ellas, ni siquiera tenemos el privilegio de contar con buenas sanadoras se ve el poco valor que tenemos para esta escuela, de las 6 clases de sanadoras nos mandan el último nivel. 
 
Tengo que alzar mi cabeza para verlo no es tan fuerte, no tiene los músculos bien definidos como Berek pero tiene muchos músculos como si levantara pesas en un gimnasio, parece que va para la casa de magos tipos guerreros, lastima pero no será en esta oportunidad porque no creo que logre vencerme. 
 
A lo mejor no tenga la necesidad de activar mi primera Joya que es el anillo. 
 
Me pone la mano en la cabeza como un padre queriéndole dar un consejo a un hijo, desarreglándome todo mi cabello. 
 
- Oye muchacho no quiero lastimarte, porque mejor no te rindes y espera otra oportunidad para intentar ser un mago, aún te quedaran dos más. 
 
- No puedo hacerlo porque sabes que me darán puntos por mi esfuerzo y aunque pierda si lo Maestros allá sentados evalúan que la pelea fue muy reñida aunque no gane pueden darme su aprobación de que superé este desafío. 
 
Se ríe largamente de mi, como burlándose. 
 
- Y tú crees que un pequeñín como tú ni siquiera me dará una buena pelea que entretenga a esos dos Maestros, no hagas el ridículo haciéndolos perder el tiempo para ellos llegar a ser maestro han peleado cientos de peleas emocionantes. 
 
- Pues esta es mi primera pelea al igual que ellos tuvieron un inicio antes de llegar a ser Maestro de seguro que no fue huyendo de la primera piedra que se le presentó en su camino. 
 
- Te enseñaré algo muchacho para que te rindas de una buena vez y por todas. 
 
Saca un hacha mágicamente, afiladas de lado y lado en medio del palo de madera que sostiene con las manos. 
 
Ahora veo que es un mago tipo arma y no uno tipo guerrero como pensaba por su cuerpo, parece que pretende asustarme con ese juguete, mientras lo blande de un lado para otro orgulloso de ella porque dice que lo llevará a la gloria esa arma. 
 
- Ahora si te rindes, no dices ni una sola palabra y que estés paralizado del miedo, me da aun más risa. 
 
- Realmente no, veo que tienes muy poco poder mágico concentrado en esa hacha, con eso solo podrás cortar madera de un árbol pero no a mí. 
 
- Que cosas dices, porque dejan que estudiantes sin sentido común lleguen aquí deberías ir por un examen de enfermería. 
 
Al no contestarle nada se enoja y pierde la paciencia, corriendo hacia mí con su arma en mano para clavármela en el pecho. 
 
Lo detengo con el largo de mi mano  izquierda el metal del hacha afilada, a mi lado ya se estaba apareciendo el Maestro y mi oponente sorprendido echa su hacha hacia atrás dando un salto lejos de mi también diciendo. 
 
- Como hiciste eso. 
 
- Yo solo como su profesor me aparecí aquí porque pensé que le volarías la cabeza en dos a este estudiante pero prosigan con la pelea como si no me hubieran visto. 
 
Para eso están los Maestros aquí para que no haya un caso lamentable en algunas de las peleas por eso son dos, el que evalúa y el otro que viene en socorro si pasa algo extraño, el Maestro del celular viene en ayuda en caso de peligro de muerto y el de la laptop sube los datos a la red de la pelea. 
 
- Preguntas como hice eso, muy fácil, solo concentre más magia que la que tenía tu hacha en mi brazo así el filo de tu espada no me cortaría en dos pedazos mi brazo izquierdo, aún eres nuevo tienes mucho potencial si entrena debidamente claro con un buen profesor guiándote serás un buen mago, así porque mejor no te rindes aún tienes dos oportunidades más. 
 
Se enoja peor que la primera vez y corre más rápido y con odio hacia mí, pero esta vez no pienso simplemente detener su golpe, sino que salto hacia él para darle una patada cargada con mi magia. 
 
Al darse cuenta de mi intención se detiene y piensa abrirme la pierna en dos con su hacha. 
 
Mi patada iba dirigida a su rostro y su hacha a mi pierna pero mi patada rompió todo el metal de la hacha conectándole de todos modos en la cara, así también rompiendo algunos de sus dientes, saliendo disparado por el suelo levantando toda la arena, dejando un camino de polvo, al dispersarse la arena se observa que quedó inconsciente. 
 
Al tocar mis pies al suelo me volteo y me dirijo a la puerta de donde entre veo que los Maestros están sorprendido por el resultado, pero como había poco público no creo que nadie me empiece a conocer como un gran mago y todo seguirá igual que antes, ni siquiera mi hermana estuvo aquí para verme.
 
  • AlbertoNeris-image AlbertoNeris - 25/04/2019

    Este es un punto donde vemos cómo se utiliza la magia en esta historia pero aún faltan muchas batallas mágicas por ver.

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo