Capítulo 18 : La vergüenza más grande de mi vida.

Black Ghost

visibility

347.0

favorite

2

mode_comment

1


Al siguiente día luego de lo acontecido con mi hermana me dirijo a la casa del socialismo del área de Tecnología en busca de mis resultados, ya que primero lo publican en la pared donde se encuentra un gran monitor gigante en una gran lista para buscar mi nombre, luego lo publicaran en la red. 
 
Antes de acercarme tengo miedo y si no aparece mi nombre allí eso significa que fracase y entonces que haré, no me quedaría otra opción que quedarme en la casa de magia y repetirlo el año que viene, si tengo el ánimo suficiente para volverlo a intentar tomar el examen de Tecnología. 
 
Entre la multitud que está mirando hacia arriba del monitor en busca de su nombre aún no he llegado para buscar también el mío sale corriendo Haru de entre ellos y me abraza, diciéndome que aprobé y yo la abrazo también mientras doy un giro con ella en el aire, sosteniéndola con mis brazos. 
 
Al dejarla caer le contesto. 
 
- Viste, Haru no tienes que ponerte nerviosa si un hombre te toca, mira como tú misma me abrazaste. 
 
Se pone las manos en la cara y sale corriendo, pero que cosas tiene la vida no debí decirle nada y fingir que nada paso para que Haru poco a poco vaya comportándose como una chica normal de su edad de manera natural. Al ella irse me acerco a la multitud y busco mi nombre y es cierto pase con 74 puntos, bueno algo es algo lo importante fue que aprobé esos exámenes estaban dificilísimos quien podía sacar 100. 
 
Un muchacho con lente al lado mío me comenta. 
 
- Si te fijas solo hubieron 9 estudiantes que sacaron 100 pero de seguro son unos superdotados y no creo que le vayan a dar la misma clases o juntar con nosotros, aunque me siento orgulloso yo saque 88 a pesar de que llevo 2 años preparándome antes de llegar a Herel para este examen. 
 
- Esos lo que son unas ratas de laboratorios que no hacen nada más que estudiar a lo mejor ni amigos tienen para no salir de sus casas quien se sacrificaría, así solo por un 100. 
 
Veo que todos se alejan de mi alrededor me dejan solo muy rápido pero si esto estaba lleno de estudiantes. Por detrás de mí  hay una sombra que se acerca de alguien muy grande quien será  con la figura que forma la sombra es alguien muy fuerte, el muchacho de los lentes mira hacia atrás y sale corriendo con una cara de asustado igual que todos cuando hace unos instante estaban a mi alrededor. 
 
Pero no me quitare sea quien sea a lo mejor es un arrogante como el oponente que derrote en mi examen de la casa de magia solo tenía un cuerpo fuerte pero era muy débil y esta es mi oportunidad de brillar aquí pude haber sacado 74 pero soy un buen mago le daré un giro de 360 grados a ese mal inicio. 
 
Me quedare parado aquí sin mirar hacia atrás para no saber quién es, así cuando ese fortachón me venga a intimidar me volteo y lo pongo en su lugar quedando como un héroe delante de los demás y le diré a mi público que pertenezco a dos casas, por eso fue tan fácil acabar con él, escucho sus pasos ya está muy cerca de mí y la sombra se hace más grande solo tengo que esperar y tener paciencia sin moverme ni un paso de aquí. 
 
Solo espero que todos en estos instantes me estén mirando el único con valor que se queda parado en esta casa de cerebritos soy el único fuerte, la envidia de algunos no dejaran ver mi gloria al final, cuando acabe con ese tipo. 
 
- Quítate del camino muchacho no dejas ver. 
 
 Aun de espalda sin tiempo a voltearme como lo tenía planeado después que hablara el tipo, sentí un golpe en el centro del oído que me llevo a comerme todo el suelo y unos estudiantes que estaban lejos de todo esto los derribe al suelo como si yo fuera una bola de boliche y ellos los pinos, tanto que el piso estaba sucio de pisadas y quedo limpio por donde me deslice aturdido del golpe. 
 
 Solo escucho un timbre fuerte del oído izquierdo, intento levantarme como si no me dolió nada para disimular pero vuelvo y me derrumbo, estoy mareado por el golpe, muevo la cabeza para los lados a ver si vuelvo en sí y puedo levantarme. 
 
Me sangra el oído trato de levantarme pero aún no escucho del lado izquierdo solo un sonido fuerte que no se me quita, pero con mi oído bueno escucho los mormullos diciendo esa fue la que saco 100, lo cual no se dé que chica se trata porque aun no me levanto. 
 
Lo único que se, que sea quien sea lo matare con mis propias manos por el golpe que me dio, no sabe con quién se metió hare que se arrepienta de haber nacido. 
 
Al levantar la vista veo a Berek y una chica con un gran parecido a Yolanda pero tiene los cabellos cortos y es más pequeña de estatura. No escucho bien por el golpe creo que le dice la chica a Berek que no debe golpear a los demás así. 
 
En medio de la con función me escabulló en la multitud y salgo de ese lugar, con la última persona que quisiera problemas es con ese ogro, nunca en mi vida había pasado tanta vergüenza delante de tanta gente. 
 
Voy saliendo poniéndome la mano en el oído, tocando mi propia sangre que ya está seca, creo que no volveré a oír de ese oído, veo a Haru más adelante hablando con un hombre joven parece de la misma edad que el Maestro  Estuar cuando me ve me pregunta que pasó. 
 
- No fue nada, solo me caí, chocándome con un gran muro de pared, puedes arreglarme el oído. 
 
- Claro en un momento. 
 
Pone su mano en mi oído y es tan aliviador ya no siento dolor ni nada, está mejor que como estaba antes del golpe. 
 
- Haru tienes una habilidad increíble no se qué haría sin ti. 
 
- No fue nada, mira Alberto ese es mi padre Anderson. 
 
- Muchas gracias por cuidar de mi hija, porque no te invito a comer algo. 
 
- Perfecto pues podemos ir a ese establecimiento se ve muy elegante y está cerca de nosotros que suerte tenemos. 
 
- Discúlpame joven Alberto pero no puedo darme el lujo de comer en ese lugar con el sueldo de Maestro aquí hay ciertas cosas que no me puedo dar, mejor vamos al comedor público tengo una tarjeta de profesor que me dan la comida gratis, solo tendría que comprarle la de ustedes y escuché que hoy hay carne de cerdo frita, sino damos prisa aún no se debe acabar. 
 
- Disculpa Alberto somos pobres, establecer una vida aquí es muy difícil, pagar casa y entre otras cosas espero que entiendas. 
 
- No se preocupen yo los invito como agradecimiento por curarme el oído, Haru. 
 
- No creo que mi papá vaya aceptar esa invitación no es cierto papi. 
 
- Espera hija estoy llamando a tu madre para que venga a comer con nosotros. 
 
- PAPÁ. 
 
- No te preocupes, Haru así tengo la oportunidad de conocer a tus padres y para mí el dinero no es un problema.
 
Anderson se comunica con su esposa y le pregunta donde esta, luego se desaparece y aparece con ella. 
 
Caminamos hasta el restaurante parece unos de los más elegantes de Herel, ya sentados los cuatros pedimos nuestros platos. 
 
- Eres el que Haru atendió aquella vez en el hospital, ahora lo recuerdo. 
 
- Y tú eres la doctora que me desconectó el cable de mi brazo. 
 
- Ya besaste a mi hija. 
 
Me volteo a mirar a Haru y esta toda roja paralizada. 
 
- Vamos Miranda por lo menos déjala comer sabes cómo se pone. 
 
- No puedo Anderson es tu culpa que ella este así, la consientes demasiado, tengo que buscarle un  novio rápido o llegara virgen a los 18. 
 
- Alberto no le hagas caso a mi esposa por cierto y ese sello de seducción que tienes en el cuello oculto. 
 
- De que hablas no entiendo. 
 
- Vamos soy profesor mago tipo invocador y hechizo, parece que tu novia quiere mantenerte controlado y seducirte solo de activarlo. 
 
- No tengo novia y la verdad realmente no se a que se refiere. 
 
- No te preocupes a lo mejor te hicieron una broma dándote algo a beber así es como se inicia ese sello, pero yo te lo quito ahora mismo. 
 
Dibuja un círculo con el dedo en el aire y luego me dice que listo ya me quito el sello, pero yo no sentí nada ni tampoco se dé que novia se refería quien quisiera ponerme algo a mí para ponerme pervertido creo que se equivocó el Maestro esta vez, es normal los seres humanos nos equivocamos a veces, no somos perfectos. 
 
Al rato Haru despertó de abrir los ojos diciendo que la dejen en paz, todo fue muy divertido sus padres son muy dinámicos y sinceros, incluso sentí celos de ella, es muy afortunada al tenerlos vivos. 
 
Al final me despedí de ellos y me marche para mi dormitorio. 
 
Veo al entrar al dormitorio después de llegar, a mi hermana esperándome de nuevo. 
 
- Alberto bienvenido vamos a seguir donde nos quedamos ayer, besándonos. 
 
- Claro que no. 
 
- No me dejas opción de nuevo, ahora mírame y bésame. 
 
- Hermana porque haría eso.
 
- No funciona que pasa. 
 
- No funciona el que, te refieres a la televisión, si es nuevo déjame ir a chequearlo de hecho nunca la probé después que la instalaron. 
 
Si está dañado de nuevo tendré que llamar al mayordomo para que lo reemplace de nuevo, veo que mi hermana toma su celular y sale hacia fuera mientras me dispongo a revisar la televisión pero veo que todo está bien, y a quien le grita mi hermana en el pasillo, salgo para ver quién es. 
 
La veo peleando por el celular. 
 
- Vieja pervertida no me dijiste que eso era........
 
- Con quien peleas hermana. 
 
Al mirarme cuelga y me dice con nadie. 
 
- Me tengo que ir, prepara la cena nos vemos mañana. 
 
- Pero si él televisión no tiene nada. 
 
Pero por Dios que le pasa a esta chica sale corriendo enojada, mejor me voy a dormir y no le hago mucho caso a sus asuntos para que no me saque de mis casillas con sus tonterías.  
 
  • AlbertoNeris-image AlbertoNeris - 25/04/2019

    Quién será esa chica que acompaño a Berek y pobre de la hermana le arruinaron sus planes, se rendirá o que nuevas artimañas inventara ahora.

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo