Extraño mi casa

Géneros: Poesía, Romance

La magnitud del amor que sientas por una persona es directamente proporcional a la magnitud del sufrimiento que pasarás por ella. Del dolor que te hará sentir. De lo destrozado que quedará tu corazón cuando se vaya y no veas que regrese por nada del mundo… O, bueno, quizás fuiste tú quien tuvo que marcharse. Porque sí, amabas tu casa, pero ella a ti no. Al menos, no según lo que parecía. La amabas con la intensidad de mil turpiales, le regalaste mil orquídeas, le dedicaste miles de canciones, pero ella no te dio nada, y eso te mataba tanto por dentro que tuviste que tomar la decisión de irte. (Aunque en realidad no lo querías. Aunque en realidad hubieras deseado quedarte. Aunque en realidad la decisión no la tomaste tú, sino esa propia casa, al no darte lo que necesitabas.) Y, pues, ahí estás: te fuiste. Con el alma partida, pero te fuiste. No crees regresar, aunque quisieras hacerlo… (No crees regresar, porque tu casa está demasiado rota como para ello… Pero eso no quita que la extrañes. Aunque sea a sus fotos, pero la extrañas. Y eso está bien. Después de todo, uno siempre extraña su primer amor, ¿no?)

Sinopsis

Extraño mi casa

visibility

964.0

favorite

10

mode_comment

2


La magnitud del amor que sientas por una persona es directamente proporcional a la magnitud del sufrimiento que pasarás por ella. Del dolor que te hará sentir. De lo destrozado que quedará tu corazón cuando se vaya y no veas que regrese por nada del mundo…
            O, bueno, quizás fuiste tú quien tuvo que marcharse. Porque sí, amabas tu casa, pero ella a ti no. Al menos, no según lo que parecía. La amabas con la intensidad de mil turpiales, le regalaste mil orquídeas, le dedicaste miles de canciones, pero ella no te dio nada, y eso te mataba tanto por dentro que tuviste que tomar la decisión de irte.
(Aunque en realidad no lo querías. Aunque en realidad hubieras deseado quedarte. Aunque en realidad la decisión no la tomaste tú, sino esa propia casa, al no darte lo que necesitabas.)
Y, pues, ahí estás: te fuiste. Con el alma partida, pero te fuiste. No crees regresar, aunque quisieras hacerlo…
(No crees regresar, porque tu casa está demasiado rota como para ello…
Pero eso no quita que la extrañes. Aunque sea a sus fotos, pero la extrañas.
Y eso está bien. Después de todo, uno siempre extraña su primer amor, ¿no?)
  • Lange-image Lange - 07/05/2019

    gracias a ti tengo algo nuevo que leer, muchas gracias y mucha suerte con tus libros

  • AlbertoNeris-image AlbertoNeris - 03/05/2019

    Aparte de lo interesante que veo el libro debo agregar que eres una escritora muy linda.

Este sitio usa cookies para tu sesión de usuario y mostrarte publicidad.

De acuerdo